Home / Fotografía / RetratoEntrevista: Niños de todo el mundo son fotografiados rodeados de lo que comen en una semana

Entrevista: Niños de todo el mundo son fotografiados rodeados de lo que comen en una semana

Alimentación de niños alrededor del mundo

Isaiah Dedrick, 16 años (al momento de la fotografía), Long Beach, California, EUA, fotografiado el 20 de marzo de 2016 (niño afroamericano usando una playera de Superman). Isaiah fue criado por su abuela y su madre, quien cocina la mayoría de sus alimentos en casa. Algún día, a Isaiah le gustaría tener espacio para tener su propio huerto. La comida favorita de Isaiah es el pollo a la naranja y el arroz frito y le encanta el olor de manzanas salteadas con canela. Su mamá no lo deja beber sodas y después de esta sesión de fotos, Isaiah decidió eliminar las golosinas de su dieta. Isaiah desea que no hayan personas que pasen hambre en el mundo. Toca la batería y la flauta y estudia actuación. Le gustaría ser tan gracioso como Eddie Murphy o Tyler Perry y poder volar como Superman.

¿Qué es lo más importante que aprendiste con este proyecto?

La revolución en la dieta y la uniformidad de lo que los niños de todo el mundo están comiendo—alimentos empacados ultraprocesados, calorías vacías. Los niños que conocí tienen personalidades distintas y pasatiempos diversos, pero a menudo comen de maneras extrañamente similares. Compara las dietas de Paulo de Sicilia e Isaiah de Los Ángeles.

En el pasado, un niño siciliano habría crecido comiendo alimentos muy diferentes a los de su homólogo estadounidense, pero ahora sus dietas están convergiendo. Tanto Paulo como Isaiah comen papas fritas, hamburguesas, pizza, pasta y pan blanco. Viven en continentes separados, pero es como si los padres de los niños hubieran estado comprando en el mismo supermercado global.

Nutrition of Kids Around the World

Alexandra (9 años, izquierda) y Jessica (8 años, derecha) Lewis, Altadena, California, EUA., fotografiadas el 21 de febrero de 2016 (hermanas usando sombreros y patines). 
Alex y Jessica viven en las cercanías de Altadena con sus dos papás, que son ingenieros del Jet Propulsion Laboratory, un centro de campo de la NASA en La Canada, California. Su patio está lleno de comida: zarzamoras, vides y árboles frutales – higueras, melocotones, granadas, guayabas, moras, jujubes y bananas. A Jessica le encantan los dulces y la pizza con jamón y detesta los frijoles, los pimientos, el sushi y el chocolate. Es buena dibujando y soñando despierta y los fines de semana toda la familia patina en Moonlight Rollerway. Jessica es la persona más rica de su calle junto a su vecina Mary Anne. Cuando crezca, quiere ser escritora y profesora universitaria. Alex hace Hot Pockets, rollos de pizza y quesadillas ella misma, pero su platillo favorito son los macarrones con queso. Se niega a comer coles de Bruselas o brócoli. Ella colecciona piedras y conchas y está ahorrando para una Xbox 360 y un Nintendo Switch. Alex hace reír a la gente sin siquiera intentarlo porque es una tonta, dice. Su meta a largo plazo es hacer un doctorado y tener una gran carrera profesional. Después de la sesión de fotos, Alex y Jessica se llevaron a casa gran parte de la comida sobrante para alimentar a sus pollos.

¿Dónde encontraste a tus modelos y cómo fue el proceso creativo de trabajar con ellos?

Comencé a fotografiar a mi hijo y a sus amigos de la escuela en mi patio trasero en Altadena, CA. Amplié mi rango para incluir a niños de otros vecindarios de Los Ángeles y luego decidí que el proyecto resonaría más profundamente con un alcance global. Necesitaba un productor en cada país para encontrar a los niños. El objetivo era representar una diversidad de dietas en cada lugar. Si la tasa de obesidad en un país determinado era del 25%, mi objetivo era reflejar este porcentaje en mi pequeña muestra de niños.

Uno de los retos de trabajar con muchos de ellos era la barrera del idioma. En muchos casos, tuve que depender de los miembros del equipo para que tradujeran e interpretaran por mí, esperando que estuvieran transmitiendo con precisión lo que yo quería que hicieran.

¿Qué comen los niños alrededor del mundo?

Altaf Rabbal DLove Bin Roni, 6 años, Gombak, Malasia, fotografiado el 26 de marzo de 2017 (niño con una camiseta azul de rayas y con la mano en la barbilla).  Altaf y su familia viven en Kampung Kerdas, una pequeña aldea de unas 30 familias en las afueras de Kuala Lumpur. Hay muchos niños de la edad de Altaf. Se persiguen unos a otros por el vecindario casi todas las noches y recogen fruta de los árboles: mango, rambután y mangostán. Si llueve, juegan a las canicas. A menudo, Altaf visita a sus abuelos que viven a cinco minutos de distancia. El padre de Altaf  cocina y vende brochetas de satay en su propio stand y trabaja como repartidor de medio tiempo para una empresa online malaya, mientras que su madre se encarga de la casa y de los niños; ella pronto tendrá a su cuarto hijo. La comida favorita de Altaf es el satay de pollo y carne de su padre. Está condimentado con jengibre y hierbas, asado sobre un fuego de carbón y servido con rodajas de pepino frío. Altaf sumerge sus satays en una salsa picante hecha con maní molido asado, pasta de chile, ajo y hierba de limón. Altaf come cualquier comida de “buen sabor” (hecha con muchos ingredientes y sabores) y le gustan las verduras crudas y frondosas como el Ulam-Ulam, una ensalada que se come con anchoas, cincalok (un condimento hecho de krill fermentado) y sambal (salsa picante). Los únicos alimentos que Altaf evita son los pepinillos y otras cosas agrias. Altaf colecciona pegatinas de paquetes, grandes y coloridas, y le gusta descubrir cosas nuevas. Le encanta la ciencia porque para él es mágica. Cuando crezca, quiere ser piloto. Le encantaría poder volar como los pájaros mientras observa los cielos y las nubes. Mientras se duerme, Altaf piensa en lo que hará mañana: pescar, trepar a un árbol frutal alto o ir en bicicleta lejos de su pueblo.

¿Hubo algún encuentro particularmente memorable que te gustaría compartir?

Hubo muchos. Cuando Altaf (el chico de la portada del libro) entró en el estudio de Kuala Lumpur, se sintió abrumado por las luces estroboscópicas del plató y el alboroto del equipo corriendo por todos lados. Altaf es de una pequeña comunidad en las afueras de Kuala Lumpur y ser introducido en este ambiente desconocido rodeado de extraños era difícil de manejar.

De hecho, se echó a llorar e hizo un berrinche. Pero gradual y suavemente lo convencimos para que subiera al escenario, lo calmamos y le dimos tiempo para que se aclimatara. Se sintió más cómodo una vez que estuvo rodeado de sus comidas. Al final, Altaf resultó ser uno de los niños más concentrados y equilibrados que fotografié y creo que eso se ve reflejado en su retrato.

¿Qué comen los niños alrededor del mundo?

Rosalie Durand, 10 años, Niza, Francia, fotografiada el 8 de agosto de 2017 (niña con atuendo de kickboxing). Desde que sus padres se separaron, Rosalie vive la mitad del del tiempo con su madre y la otra mitad con su padre, lo que le permite ver el Mar Mediterráneo y los Alpes Franceses desde su casa. Tiene una dieta saludable (que incluye mucho pescado fresco, como las sardinas) gracias en parte a su padre, dueño de un restaurante, quien le ha enseñado a hacer crepas, ensaladas y lentejas con salchichas, su plato favorito. Los únicos alimentos que no come son pisto, espinacas y pepino. Rosalie obtiene su sentido del estilo de su madre, diseñadora de moda, y planea ser diseñadora de interiores. A Rosalie le gusta el kickboxing tailandés, la escalada en roca, la gimnasia y realizar trucos de magia. Es fan de los actores Cole Sprouse y Emma Watson y en su tiempo libre va al cine. Se da cuenta de que se está haciendo mayor porque tiene un teléfono. No falta nada en la vida de Rosalie, aunque le gustaría ir a Los Ángeles y explorar Hollywood Boulevard. Si tuviera suficiente dinero, compraría un velero o incluso un yate.

¿Qué esperas que la gente aprenda con este proyecto?

Para mí, la fotografía es un proceso que invita a la reflexión tanto al sujeto de las imágenes como al espectador. Mientras yo fotografiaba a Adveeta, su padre vio las fotos en mi laptop. Agitó la cabeza y dijo: “¡No puedo creer que Adveeta se esté comiendo toda esa basura! ¡Voy a tener que hablar con su madre!”

Una madre soltera en Los Ángeles miró toda la comida chatarra en la dieta de su hija y culpó a su ex-marido. “¡Excepto por ese tazón de brócoli! ¡Esa fue la noche que ella estaba en casa conmigo!” Los padres en todo el mundo se culpan unos a otros gracias a este proyecto, y eso me dice que está ayudando a mover la aguja en cuanto a la dieta.

qué comen los niños alrededor del mundo

Greta Moeller, 7 años, Hamburgo, Alemania, fotografiada el 11 de agosto de 2017 (niña con audífonos rojos).  Greta vive con su madre y su hermana menor en Hamburgo, pero también pasa bastante tiempo con sus abuelos. En el camino a la casa de sus abuelos hay un gran castaño y en otoño Greta busca en el follaje castaños con su hermana pequeña. La comida favorita de Greta son los palitos de pescado con puré de papas y puré de manzana. No soporta el arroz con leche. Una cosa en la que Greta es muy buena es chasquear los dedos, ambas manos al mismo tiempo. Por la noche, mientras se duerme, Greta piensa sobre todo en su madre, que suele estar en la habitación de al lado viendo la televisión.

¿Y ahora qué sigue?

Tengo varios proyectos en preparación, pero todos ellos requieren de financiación y no siempre es fácil conseguirla. Planeo hacer un proyecto sobre agua potable insegura (casi 63 millones de estadounidenses están expuestos al agua potable insegura). También estoy desarrollando proyectos sobre el cambio climático y el plástico oceánico. Y no he terminado con la comida; me gustaría seguir explorando lo que los niños comen en todo el mundo, centrándome específicamente en las dietas indígenas.

Gregg Segal: Sitio | Instagram

My Modern Met obtuvo permiso de Gregg Segal para reproducir estas fotografías.

Artículos relacionados:

Nutrióloga muestra las diferencias entre comidas altas y bajas en calorías

Entrevista: Imaginativo proyecto fotográfico pone a bebés con afecciones médicas bajo los reflectores

Sesiones fotográficas espontáneas capturan el excepcional talento de los bailarines más jóvenes

2/2

Sofia Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a trabajar en otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO