David Blaine vuela a 7,500 metros sobre el desierto de Arizona con ayuda de 52 globos de helio

David Blaine - The Ascension

Ocho años después de su último reto extremo, el ilusionista estadounidense David Blaine realizó una hazaña impresionante en The Ascension (“El asenso”). En una transmisión en vivo en YouTube, Blaine se alzó y voló por los cielos con la ayuda de 52 globos de helio. Tras alcanzar la increíble altura de 7,500 metros, el ilusionista abrió un paracaídas y regresó a tierra.

La inspiración para este fascinante acto fue tanto su infancia como su hija Dessa, de nueve años. De pequeño, Blaine recuerda haber ido a ver El globo rojo del director Albert Lamorisse con su madre; en la película, el protagonista es arrastrado por un montón de globos. Esta imagen se quedó con él, inspirando parcialmente su pasión por el ilusionismo.

Sin embargo, su principal motivación fue hacer algo para su hija, quien tenía apenas dos años cuando realizó su última performance, Electrified. En él, Blaine fue continuamente electrocutado por bobinas de Tesla descargando más de un millón de voltios. Después de esa hazaña, juró que la próxima vez haría algo para inspirar, en vez de asustar, a su hija.

Con la ayuda de YouTube Originals, Blaine fue capaz de reunir un equipo de expertos para ayudarlo a realizar su truco con los globos. Pasó más de un año entrenando para esta perfomance y también se convirtió en piloto con licencia y piloto comercial de aerostatos en el proceso. Además, realizó más de 500 caídas libres para obtener la certificación adecuada y tuvo que aprender a leer patrones de viento.

David Blaine - The Ascension

Aunque originalmente The Ascension había sido diseñada para tener lugar en la ciudad natal de Blaine, Nueva York, el proyecto se trasladó a Arizona después de tener en cuenta el clima y el deseo de no crear multitudes en la ciudad. Mientras el mundo observaba en vivo, Blain se ató a 42 globos de dos metros y 10 globos más pequeños. Eliminando peso con el paso del tiempo, fue capaz de ascender lentamente.

El equipo de Blaine originalmente esperaba que alcanzara los 5,400 metros de altura—algo que superaron con creces. Aunque en los ensayos el ilusionista solo se elevó algunos cientos de metros en el aire, no tuvo problemas para moverse a grandes alturas. Mientras que los niveles de oxígeno y las bajas temperaturas eran una preocupación, Blaine usó técnicas de respiración para mantener la calma y obtener el oxígeno que necesitaba.

A través de un radio, Blaine pudo comunicarse frecuentemente con su hija y su equipo durante la maniobra. Es imposible no ver la performance sin sentir el asombro y la alegría que Blaine expresa mientras sobrevuela el desierto de Arizona.

Alrededor de una hora después de su ascenso inicial, Blaine regresó a tierra firme, aterrizando a salvo en un barranco antes de ser llevado en helicóptero para reunirse con su equipo y su hija. Decir que la ascensión fue un éxito es poco. La transmisión en vivo no solo fue vista por casi 7 millones de personas en menos de 24 horas, sino que esta performance anuncia una nueva era en el trabajo de Blaine y nos deja preguntándonos qué hará después.

David Blaine usó globos de helio para alzarse a 7,500 metros sobre el desierto de Arizona.

David Blaine Floating Over Arizona with Helium Balloons

The Ascension fue transmitida en vivo en YouTube y vista por casi 7 millones de personas en menos de 24 horas.

David Blaine - The Ascension

La performance estuvo inspirada en su hija, quien era solo una bebé cuando ejecutó su último reto extremo.

David Blaine and His Daughter Celebrating After The Ascension

Mira la transmisión en vivo de The Ascension de David Blaine.

David Blaine: Sitio web | Facebook | Instagram | YouTube

Todas las imágenes vía YouTube.

Artículos relacionados:

Globo meteorológico perdido aparece años después con increíbles fotos de la tierra tomadas desde el espacio

Artista crea un embotellamiento virtual en Google Maps con 99 teléfonos en un carrito

Artista interpreta deslumbrante coreografía en la piscina más profunda del mundo

Artistas anónimos transforman central eléctrica en una “planta para procesamiento de deseos de dientes de león”

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO