Mandragore: una propuesta para el futuro de los rascacielos sostenibles en Nueva York

Mandragore Tower Base on Roosevelt Island NYC

El último proyecto conceptual de la empresa de arquitectura Rescubika imagina una elevada torre residencial “verde” en la isla Roosevelt de Nueva York. El edificio expande los límites de las prácticas actuales de sostenibilidad y reimagina la vida moderna en un futuro densamente urbano. El dramático modelo de la torre consiste en una forma ondulante posible gracias al diseño paramétrico. Los contornos fueron diseñados a través de una abstracción de la silueta casi humana de una planta de mandrágora, que es de donde el proyecto obtiene su nombre: Mandragore.

Formas como la de Mandragore son cada vez más comunes en la arquitectura sostenible. Es un ejemplo de biomímesis—la imitación o abstracción de procesos naturales o formas que se encuentran en la naturaleza. La biomímesis se utiliza a menudo para alcanzar objetivos de sostenibilidad cuantificables al aprender importantes lecciones sobre las eficiencias de las plantas y los animales. En este caso, la biomímesis se utiliza con un significado conceptual más profundo. La analogía de la mandrágora y la forma resultante representan la identidad cambiante del ser humano y el mundo natural, así como la estrecha relación entre nosotros y otros seres vivos.

Tal crítica a nuestro lugar en el mundo que hemos construido puede ser especialmente apropiada, ya que la torre fue diseñada en respuesta al Proyecto de la Ciudad del Mañana, que prevé que Nueva York sea neutral en cuanto a emisiones de carbono para el año 2050. El concepto de sumidero de carbono de Mandragore lleva aún más lejos el objetivo de sostenibilidad de ser neutral en cuanto al carbono, lo que significa que el proyecto absorbería más carbono del que produce; en última instancia, haciendo que sus emisiones sean negativas.

Pero ¿cómo podemos conseguir que un edificio sea un sumidero de carbono? Mandragore sugiere que se puede lograr con técnicas de la arquitectura moderna sostenible, como métodos pasivos de calefacción/refrigeración para acondicionar los espacios interiores, la elección de materiales naturales y muchas plantas. Actualmente, el esquema incluye 1,600 árboles y más de 27,000 metros cuadrados de paredes de plantas vivas esparcidas a lo largo de sus 160 niveles.

Mandragore Tower Interior Courtyard Rendering

Este proyecto desafía todo lo que conocemos sobre la arquitectura sostenible. Además de alcanzar los objetivos técnicos o cuantificables relacionados con las emisiones de carbono y el uso de energía, el proyecto también ejecuta un concepto llamado “sobriedad energética“, que invita a un cambio en nuestro estilo de vida que se traduzca en una menor huella de carbono. El edificio trata de cumplir con la métrica requerida, crucial para tener una torre más responsable con el medio ambiente, a la vez que aborda las cuestiones sociales que determinan nuestra respuesta al cambio climático. Algunas soluciones alineadas con esta misión incluyen oficinas en casa diseñadas para evitar desplazamientos y fomentar el teletrabajo.

En parte un cambio de actitud, en parte un desafío a nuestros actuales estándares de sostenibilidad, Mandragore puede ser una muestra de lo que está por venir para nuestros futuros edificios y ciudades verdes.

Rescubika ha diseñado una enorme torre residencial “verde” en la isla Roosevelt de Nueva York.

Plan View of Mandragore Tower Located on Roosevelt Island NYC

Los contornos fueron diseñados a través de una abstracción de la silueta casi humana de una planta de mandrágora, que es de donde el proyecto obtiene su nombre: Mandragore.

Full View of Mandragore Tower from Afar

Además de estar diseñada para ser la torre más alta del mundo, Mandragore también tiene el ambicioso objetivo de tener emisiones negativas de carbono—lo que significa que absorberá más carbono del que produce.

Closeup of Mandragore Tower FloorplatesNight View of Mandragore Tower

Rescubika: Sitio web | Facebook | Instagram

Todas las imágenes vía Rescubika.

Artículos relacionados:

Este proyecto para una ciudad inteligente y autosostenible en Cancún propone sembrar 7 millones de plantas

Egipto tendrá su primer bosque vertical con más de 14,000 plantas

Pronto podrás caminar por el techo de estos edificios ondulantes en Tokio

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO