Home / TecnologíaTecnología de punta permite leer pergaminos quemados de 2,000 años de antigüedad

Tecnología de punta permite leer pergaminos quemados de 2,000 años de antigüedad

Papiros Herculanos Escaneados por Dr. Brent Seales

Tomografía de un papiro herculano hecho por el Dr. Brent Seales en 2009. (Foto: Universidad de Kentucky/Brent Seales)

Cuando el Vesubio hizo erupción en el año 79 d.C., el material volcánico que enterró Pompeya preservó y destruyó valiosos vestigios de una civilización antigua. Por cada mosaico, escultura o pintura que sobrevivió al desastre quedan muchos otros misterios por resolver. Entre ellos se encuentran una gran cantidad de papiros herculanos que quedaron calcinados tras la erupción, por lo que sus contenidos son ilegibles. Ahora, un investigador está usando tecnología de punta para descifrarlos.

En Herculano, un pueblo cercano a Pompeya que también quedó enterrado tras la erupción, se hicieron excavaciones por primera vez en el siglo XVIII, bajo el mandato del rey Carlos III de España. Ahí se encontraron más de 1,800 pergaminos en un lujoso recinto llamado la Villa de los Papiros. El descubrimiento debería de haber sido celebrado, ya que los textos antiguos son la mejor forma para entender cómo era la vida en otros tiempos; sin embargo, los pergaminos habían sido carbonizados por la erupción.

Los primeros intentos de leer los pergaminos fracasaron: el papel se desmoronaba al intentar desenrollarlos, lo que los hacía aún más ilegibles. Muchos también fueron accidentalmente destruidos por obreros, quienes los confundieron por piezas de carbón y los tiraron o quemaron. El poco texto que se ha podido descifrar sugiere que se tratan de textos filosóficos griegos. Desde su descubrimiento, muchos arqueólogos han buscado formas de desentrañar los misterios que entierran estos pergaminos sin dañar más sus frágiles restos.

Fragmentos Papiro Herculano

Fragmentos carbonizados del papiro herculano conocido como PHerc.118. (Foto: Universidad de Kentucky)

Brent Seales, profesor de ciencias computacionales en la Universidad de Kentucky, comenzó a investigar sobre el uso de nuevas tecnologías en los papiros herculanos en 1995. Tras ver cómo algunos programas especiales y visualizaciones 3D habían permitido preservar una copia de Beowulf en la Biblioteca Británica, se preguntó si el mismo proceso podría ser utilizado en los pergaminos. El procedimiento, similar al de una tomografía, escanearía el pergamino sin tocarlo y lo aplanaría digitalmente.

Desafortunadamente, la teoría resultó ser más fácil que la realidad. No fue hasta 2009 que Seales pudo convencer a uno de los poseedores de los pergaminos, el Institut de France, de que lo dejaran hacer un escaneo. Si bien Seales pudo ver dentro de los pergaminos, se topó con un descubrimiento inesperado: el investigador contaba que hubiera presencia de metales en la tinta antigua, lo que le ayudaría a separar el texto del papiro pero, sorprendentemente, no encontró rastro de ellos. También era imposible separar el carbón del papel del carbón de la tinta. Juntos volvían el texto indescifrable.

Herculano

Herculano (Foto: javarman vía Shutterstock)

A partir de estos resultados, Seales se dio a la tarea de crear un programa lo suficientemente sofisticado para procesar los terabytes de información del escáner, proyecto que tomó varios años y fue hecho en colaboración con Google Cultural Institute. Eventualmente, también consiguió el apoyo de Dead Sea Scrolls Project; juntos usaron tecnología de punta para desenrollar virtualmente y aplanar un pergamino encontrado en En-Gedi, Israel. Al ser un manuscrito hecho sobre piel, la tinta tenía más contraste y los investigadores lograron leerlo. El pergamino contenía textos bíblicos; de hecho, y sin contar los Manuscritos del Mar Muerto, son los textos más antiguos de la Biblia que se conocen.

Gracias a este emocionante avance, Seales e investigadores del todo el mundo ven con optimismo el futuro de esta técnica, que eventualmente permitirá leer aún más textos antiguos. Aunque el progreso depende mucho de la financiación del proyecto, nuevas tecnologías de rayos X que aíslan incluso cantidades mínimas de tinta podrían significar que otro gran avance está a la vuelta de la esquina.

h/t: [Open Culture, Mental Floss]

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO