Las fascinantes esculturas de cera de Urs Fischer se derriten lentamente con el tiempo

Urs Fischer Untitled at the Bourse de Commerce

Foto: Stefan Altenburger

En 2011, el artista suizo Urs Fischer prendió fuego al mundo del arte—literalmente—con su instalación de figuras de cera que se derretían en la Bienal de Venecia. Ahora, sus esculturas que se derriten vuelven a ser expuestas, esta vez en la Bourse de Commerce. Este nuevo museo parisino es la última apuesta de la Colección Pinault, que gestiona la colección de arte del empresario francés François Pinault. La instalación Untitled (“Sin título”) de Fischer ha encontrado un nuevo hogar en lo que antes era un lugar de negociación del comercio de grano y otras mercancías.

La instalación de Fischer, que incluye una meticulosa recreación de la escultura de Giambologna de finales del siglo XVI El rapto de las Sabinas, se adaptó a las increíbles alturas de la rotonda. Este punto central del edificio fue renovado recientemente por el célebre arquitecto japonés Tadao Ando. La escultura de Fischer está rodeada por varias sillas y un curioso espectador que se fija en los detalles. Todo es aparentemente normal hasta que uno se da cuenta de que no son esculturas ordinarias: son velas.

El espectador es, en realidad, una efigie del amigo y colega de Fischer, el artista Rudolf Stingel. Las sillas tienen una mezcla ecléctica de estilos e incluyen taburetes africanos, una silla de plástico para el césped, una silla de oficina y un asiento de avión. “Todos los asientos dialogan con la iconografía del gran lienzo maruflado de la cúpula superior”, describe la colección. “Símbolos de la globalización contemporánea, responden a las representaciones del comercio e intercambio intercontinental de finales del siglo XIX, marcadas por la ideología colonial y la cultura popular de la época”.

Al principio de la instalación, se enciende cada vela. A partir de ese momento, se deja que ardan mientras dure la mecha. En una especie de performance, la instalación evoluciona a medida que cada pieza se funde lentamente. Es una fascinante meditación sobre el paso del tiempo a medida que cada escultura avanza hacia un destino de desintegración. Con el tiempo, la instalación pasa del realismo a la abstracción en una especie de memento mori. Aunque la pieza puede resultar melancólica, también es increíblemente fascinante de observar. Actualmente, las mechas están encendidas y toda la instalación—o sus restos derretidos—estará en exhibición hasta el 31 de diciembre de 2021.

Urs Fischer crea esculturas que en realidad son velas gigantes.

Urs Fischer Untitled at the Bourse de Commerce

Foto: Florent Michel

Melting Sculpture by Urs Fischer

Foto: Florent Michel

Urs Fischer Untitled at the Bourse de Commerce

Foto: Florent Michel

El artista ha recreado su famosa instalación de 2011 para la Bourse de Commerce de la Colección Pinault.

Urs Fischer Untitled at the Bourse de Commerce

Foto: Stefan Altenburger

Urs Fischer: Sitio web
Bourse de Commerce: Sitio web | Facebook | Instagram

My Modern Met obtuvo permiso de la Bourse de Commerce para reproducir estas imágenes.

Artículos relacionados:

Chef pastelero de fama mundial crea extraordinarias esculturas de chocolate

Estas increíbles esculturas de mármol lucen como almohadas esponjosas y piel suave

Esculturas líricas imaginan el cuerpo humano como una red de tallos y ramas

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.

CONTENIDO PATROCINADO