Home / Fotografía / RetratoEsta antigua técnica fotográfica hace desaparecer los tradicionales tatuajes de los Māori

Esta antigua técnica fotográfica hace desaparecer los tradicionales tatuajes de los Māori

Wet Plate Photography of Māori by Michael Bradley

Gary Shane Te Ruki

El fotoperiodista Michael Bradley se inspiró en la antigua técnica de colodión húmedo para darle vida a Puaki, una serie fotográfica que explora la cultura Māori, y en particular, el tā  moko, los tradicionales tatuajes faciales y corporales que caracterizan a este grupo étnico de Nueva Zelanda. Con estos extraordinarios retratos, el fotógrafo hace un recuento de cómo esta práctica ha sido pasada por alto por el resto de mundo.

Bradley, quien empezó a usar esta técnica en 2013, comenzó a investigar sobre la historia del tā moko cuando notó que los tatuajes tradicionales de los Māori no aparecían en las imágenes capturadas con colodión húmedo por los colonizadores de la época. Fue así como surgió el concepto detrás de Puaki, un proyecto fotográfico a largo plazo.

“En la cultura Māori, se cree que cada persona tiene un tā moko bajo la piel, esperando ser revelado,” escribe el Te Kōngahu Museum of Waitangi. “El problema es que, cuando se tomaron fotografías de tā moko en la década de 1850, los tatuajes apenas se veían. La técnica de colodión húmedo utilizada por los colonizadores europeos ayudó a borrar esta marca, y con el paso del tiempo, también fue borrada de la historia. El antiguo arte del tā moko fue desapareciendo conforme los Māori se asimilaron al mundo colonial”. Afortunadamente, el Tā moko resurgió en la década los 90.

El orgullo con el que cada individuo porta sus tatuajes destaca en cada una imágenes de Bradley. Al comparar los retratos tomados con colodión húmedo y las fotografías digitales, queda claro que el tā moko no se trata sólo de una expresión personal; también es una marca cultural que se lleva con dignidad.

Con Puaki –que significa “salir, mostrarse, abrirse, emerger, revelar o dar testimonio– Bradley busca abrir la discusión. El fotógrafo espera que el público aprenda sobre el tā moko y cómo la cultura Māori forma una parte integral de la sociedad contemporánea. A pesar de haber estado a punto de ser borrada de la historia en varias ocasiones, esta práctica muestra cómo las tradiciones centenarias pueden florecer en nuestra época.

Puaki estará abierta al público en el Te Kōngahu Museum of Waitangi de Nueva Zelanda hasta el 2 de septiembre, 2018.

Puaki explora el tā moko de los Māori al yuxtaponer retratos tomados con colodión húmedo y fotografías digitales.

Māori Portrait Photography by Michael Bradley

Paora Rangiaho

Wet collodion photography by Michael Bradley

Paora Rangiaho

Māori Tā moko tattoos

Te Kahautu Maxwell

Wet plate portrait photography by Michael Bradley

Te Kahautu Maxwell

Māori Portrait Photography by Michael Bradley

Naomi Tracey Robinson

Wet collodion portrait photography by Michael Bradley

Naomi Tracey Robinson

Esta técnica de siglo XIX parece borrar los tatuajes faciales de cada individuo, casi como el tā moko desapareció hasta su resurgimiento en la década de los 90.

Māori Portrait Photography by Michael Bradley

Pouroto Nicholas Hamilton Ngaropo

Puaki by Michael Bradley

Pouroto Nicholas Hamilton Ngaropo

Māori Portrait Photography by Michael Bradley

Catherie Murupaenga-Ikenn

Māori Portrait Photography by Michael Bradley

Catherie Murupaenga-Ikenn

Māori Tā moko tattoos

Tunuiarangi Rangi McLean

Wet plate photography by Michael Bradley

Tunuiarangi Rangi McLean

Māori Portrait Photography by Michael Bradley

Whare Isaac-Sharland

Wet plate photography by Michael Bradley

Whare Isaac-Sharland

El fotoperiodista Michael Bradley también entrevistó a los participantes. Los videos están disponibles en el sitio de Puaki.

Michael Bradley: Sitio | Facebook

My Modern Met obtuvo permiso de Michael Bradley para reproducir estas imágenes.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO