Arquitecto transforma una fábrica de cemento abandonada en una casa extraordinaria

la fabrica barcelona

En 1973, el arquitecto Ricardo Bofill descubrió con una fábrica de cemento abandonada a las afueras de Barcelona. Este encuentro cambiaría su vida, ya que este lugar, conocido como La Fábrica, se convirtió en el centro de su vida, tanto como en el aspecto profesional como en el privado. A lo largo de los años, este espacio ha sufrido una transformación continua que respeta su legado, por lo que los cambios han ocurrido de forma discreta.

Con 30 silos, una chimenea, cavernosas salas de máquinas y 4 kilómetros de túneles subterráneos, no es de extrañar que La Fábrica sea un proyecto inconcluso y en constante evolución. Para convertir el gigantesco espacio de casi 3,000 metros cuadrados en habitaciones y en un estudio de arquitectura, Bofill primero pasó un año y medio deconstruyendo el espacio.

La Fábrica fue construida originalmente durante la revolución industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial en Cataluña. Cada año fue renovada para acomodar los nuevos procesos de la industria. El resultado fue una mezcla de estilos arquitectónicos que debían ser eliminados por Bofill.

la fabrica barcelona

Tras retirar las capas del edificio, Bofill pudo volver a reconstruir. Transformando las áreas industriales en amplias salas de estar y bibliotecas, exuberantes jardines y acogedoras habitaciones, el arquitecto le devolvió la funcionalidad al edificio.

“Actualmente vivo y trabajo aquí mejor que en cualquier otro lugar” afirma Bofill. “Para mí, es el único lugar donde me puedo concentrar y asociar ideas de la manera más abstracta”.

El complejo se divide en cuatro áreas: estudio de arquitectura, sala de exposiciones, jardines y área residencial. Bofill ve a La Fábrica como una escultura que poco a poco se va formando. “La Fábrica es un lugar mágico donde la extraña atmósfera es difícil de percibir por un ojo profano. Me gusta que la vida esté perfectamente programada aquí, ritualizada, en total contraste con mi turbulenta vida nómada”.

la fabrica barcelona

A medida que La Fábrica es envuelta lentamente por la naturaleza, con sus silos cubiertos de enredaderas, la línea entre la industria y el medio ambiente se vuelve borrosa. Los espacios que una vez se usaron para producir cantidades masivas de artículos ahora han sido ajustadas al uso doméstico. Las vastas habitaciones son óptimas tienen líneas abiertas y reciben una cantidad generosa de luz solar. Así, La Fábrica es un hito la reutilización creativa y es una obra maestra del diseño industrial.

La Fábrica, una instalación industrial convertida en residencia, es un hito arquitectónico en constante evolución.

converted homela fabrica barcelonacement factory ricardo bofillconverted home
cement factory ricardo bofill

Imagen vía Richard Powers

la fabrica barcelonacement factory ricardo bofillcement factory ricardo bofillla fabrica ricardo bofillla fabrica ricardo bofillRicardo Bofill: Sitio web | Facebook | Instagram
h/t: [designboom]

Todas las imágenes vía Ricardo Bofill excepto donde se indique lo contrario.

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO