Niña de 12 años crea un sistema para prevenir muertes por golpe de calor en el coche

Lydia Denton creando su alarma para evitar muertes por golpe de calor en el coche

Foto: Covey Denton

La mayoría de los padres recordará el cansancio que viene con el nacimiento de un bebé y lo curiosos que son cuando crecen un poco. Desafortunadamente, esto a veces puede tener terribles consecuencias, ya que los niños que se quedan en el auto por despiste o entran a ellos accidentalmente pueden morir por un golpe de calor. En promedio, 39 niños de menos de 15 años mueren anualmente dentro de un auto caliente, y esa cifra llegó a 52 en 2019. Con esto en mente, una niña está usando su ingenio para ayudar a resolver este problema.

Lydia Denton, de 12 años de edad, se horrorizó cuando descubrió cuántos niños pierden la vida por un golpe de calor en el auto y decidió hacer algo al respecto. Aunque solo tenía 10 años cuando concibió esta idea, hoy su ingeniosa solución le hizo merecedora de 20,000 dólares (el primer premio) en el concurso CITGO's Fueling Education Student Challenge. La joven creó el Beat the Heat Car Seat (“asiento del coche para vencer el calor”), un dispositivo portátil que se coloca en el asiento y que no solo detecta pesos mayores a dos kilos, sino que también monitorea la temperatura del bebé cuando está sentado.

“Investigué un poco y vi que es algo que pasa mucho, y no solo por padres negligentes. Me alteré mucho y quise ayudar”, comparte. “Al principio, pensé en recaudar dinero para las familias, pero eso no arreglaría el problema. Quería inventar algo que pudiera prevenir las muertes.”

Bebé siendo colocado en el asiento de un coche

Foto: Fotos de stock de Maria Sbytova/Shutterstock

Aunque muchos de los vehículos más nuevos vienen con sistemas de advertencia y asientos inteligentes, el objetivo de Lydia era crear un dispositivo asequible que llegara a más personas y que también pudiera pasar de un asiento de coche a otro a medida que el niño creciera. También era crucial que su dispositivo pudiera llamar al 911 en caso de que los padres no pudieran ser alertados.

El dispositivo de Lydia se activa cuando detecta el peso del niño y el ajuste de temperatura alcanza más de 39 grados centígrados. En ese momento, se activa una alarma y se envía un aviso por SMS a los padres. Si los padres no reinician el dispositivo en 60 segundos, un chip GPS incorporado envía un mensaje a las autoridades locales con la ubicación del vehículo. Después de muchas rondas de pruebas con su 911 local, Lydia está feliz de decir que Beat the Heat Car Seat ha sido un éxito.

La joven inventora usará el dinero de su premio para continuar haciendo mejoras en el dispositivo, que se vendería por unos 40 dólares, y está trabajando con un mentor que le ayuda con la fabricación y le enseña sobre negocios. Lydia espera que su trabajo inspire a más niños de su edad a seguir sus ideas. “No pienses que tienes que aceptar las cosas del mundo. Si hay algo que te molesta, ¡piensa en formas de mejorarlo!”

El invento de Lydia llega de la mano de la Ley de Vehículos Calientes, que se introdujo en 2019. Esto requeriría que el Departamento de Transporte hiciera obligatorio que los nuevos coches estén equipados con una alarma para alertar a los conductores de los ocupantes del asiento trasero después de que el vehículo se haya apagado. Desafortunadamente, aún no ha sido aprobada por el Congreso. Mientras tanto, otros países también están tomando el tema con seriedad. En noviembre de 2019 entró en vigor una ley italiana que obliga a cualquier niño menor de cuatro años a ir en un asiento de seguridad equipado con un dispositivo “antiabandono” que avisa tanto a los padres como a las autoridades si un niño queda desatendido en el vehículo.

h/t: [ABC News, People]

Artículos relacionados:

Una niña de 10 años reparte más de 1,500 kits de arte a niños necesitados durante la pandemia

Esta adolescente inventó una ingeniosa solución al punto ciego de los autos

Estudiante crea dulces de “agua comestible” mantener hidratados a los pacientes con demencia senil

Boy Scout crea ‘protectores de orejas’ impresos en 3D para aliviar el dolor por el uso de mascarillas

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO