Mafalda: la pequeña irreverente que sigue inspirando al mundo hispanoparlante

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ediciones de la Flor (@edicionesdelaflor) el

Gran defensora de la paz mundial y con un eterno odio por la sopa, Mafalda lleva más de 50 años conquistando los corazones de las personas en todos los rincones del planeta. La pequeña protagonista de esta caricatura argentina es conocida por sus reflexiones irreverentes sobre temas de igualdad, educación, política y sociedad, así como agudas observaciones del mundo que la rodea. Las preocupaciones de Mafalda son un reflejo de los problemas sociales y políticos de los años sesenta, algo que la impulsa a cuestionar todo; eso sí, sin perder la inocencia y el positivismo de la infancia.

Aunque Mafalda se publicó por primera vez hace más de 50 años, esta tira cómica aún no ha perdido su encanto. Aquí exploraremos la historia de una de las historietas más populares del mundo hispanohablante, empezando por Quino, el hombre que creó a este célebre personaje.

 

¿Quién fue Quino?

Quino, creador de Mafalda

Foto: ActuaLitté vía Wikimedia Commons (CC BY-SA 2.0)

Joaquín Salvador Lavado Tejón, mejor conocido como Quino, fue un caricaturista y humorista gráfico originario de Mendoza, Argentina. Nacido en 1932 de padres andaluces, descubrió su pasión por el dibujo cuando era muy pequeño gracias a su tío Joaquín, quien era pintor y diseñador gráfico. Con trece años de edad se matriculó en la Escuela de Bellas Artes; sin embargo, en 1949 se cansó de “dibujar ánforas y yesos” y abandonó la escuela para dedicarse a ser dibujante de historietas.

A los 18 años se mudó a Buenos Aires para perseguir su sueño de convertirse en caricaturista. Los siguientes tres años no serían fáciles: Quino tuvo que enfrentarse a grandes dificultades financieras mientras conseguía un editor que publicara sus dibujos. Esta situación seguiría hasta que por fin, en 1954, el semanario Esto es publicó una de sus historietas cómicas. “El día que publiqué mi primera página pasé el momento más feliz de mi vida”, dijo.

A partir de entonces, la popularidad de Quino despegó. Sus tiras cómicas comenzaron a ser publicadas en varios medios, incluyendo el semanario Rico Tipo y la revista satírica Tía Vicenta. En 1960 se casó con Alicia Colombo, nieta de inmigrantes italianos.

 

El “nacimiento” de Mafalda

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mafalda Oficial (@mafaldadigital) el

Para 1963, la popularidad de las tiras cómicas de Quino era tal que decidió publicar su primer libro, Mundo Quino. Esta recopilación de dibujos humorísticos  llamó la atención de una agencia llamada Agens Publicidad. La empresa se puso en contacto con el dibujante, y le encargaron que hiciera una serie de tiras cómicas para una línea de electrodomésticos llamada Mansfield.

La agencia le pidió que creara una historieta que fuera una “mezcla de Blondie y Peanuts“, dos populares tiras cómicas estadounidenses. “Recuerdo que yo compré Peanuts (que en esa época venía directo de Estados Unidos) y me di cuenta de que Schulz había producido un cambio muy grande dentro de la historieta, porque hasta ese momento, todos los personajes tenían una sola característica”, explicó Quino. “Pero este tipo Schulz trajo personajes antipáticos, simpáticos, buenos, malos, envidiosos y eso fue una revolución”. Quino escuchó el nombre “Mafalda” de la película argentina Dar la cara y, aprovechando que compartía inicial con la línea de electrodomésticos, llamó así a su protagonista.

Quino hizo el encargo, pero la agencia finalmente decidió no seguir con la campaña. Con doce historietas ya completadas, presentó su trabajo al semanario Primera Plana, quienes publicaron la primera tira de Mafalda el 29 de septiembre de 1964.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ediciones de la Flor (@edicionesdelaflor) el

En un principio, las tiras solo exploraban la relación entre Mafalda y sus padres, donde la pequeña abordaba a los mayores con preguntas difíciles—a las que ellos no sabían qué responder. Sin embargo, Quino eventualmente empezó a incorporar otros personajes. Entre ellos encontramos a Felipe, el soñador amigo de Mafalda que odia la escuela; Manolito, el ambicioso hijo de un comerciante gallego obsesionado con el dinero; Susanita, cuya mayor aspiración en la vida es ser ama de casa; y Libertad, una pequeña de muy baja estatura que es aún más idealista que Mafalda.

A pesar del gran éxito y fama internacional de la tira, Quino tomó la decisión de dejar de dibujar a Mafalda en 1973. Su razón fue meramente personal: “Estaba cansado de hacer siempre lo mismo”, explicó. “Me pareció un buen momento y no me imaginé que veintitantos años después fuera a seguir vigente”.

 

Legado

Estatua de Mafalda en Oviedo, España

Estatua de Mafalda en Oviedo, España. (Fotos de stock de Isa Fernandez Fernandez/Shutterstock)

Si bien Quino retiró al personaje en los años 70, las publicaciones de libros de Mafalda continuaron. Hoy, el personaje es más popular que nunca y sus historietas han sido traducidas a más de 30 idiomas, desde el italiano hasta el japonés.

Considerando los temas que aborda, la tira de Mafalda ha sido retomada para causas sociales en varias ocasiones. En 1976, Quino colaboró con UNICEF para ilustrar (a su manera) los 10 derechos fundamentales de los niños, retomando al personaje después de tres años de pausa. Y, de manera no oficial, la gente también se ha adueñado de Mafalda para hacer frente a las injusticias del mundo. Un ejemplo es la llamada Ley SOPA de 2012, que ponía en riesgo la libertad de expresión en internet. Su inclinación a favor de la justicia social (y la coincidencia del nombre de la ley) convirtieron a Mafalda en una vocera en contra del proyecto.

Quino falleció el 30 de septiembre de 2020, a los 88 años de edad. No obstante, el legado de esta pequeña defensora de la justicia sobrevive, y no hay duda de seguirá inspirando a las generaciones que buscan generar un cambio.

 

Artículos relacionados:

José Guadalupe Posada: Conoce el impresionante legado del creador de ‘La Catrina’

Encantadores cómics ofrecen una mirada divertida a las idiosincracias de la vida cotidiana

Coloridos cómics celebran la vibrante vida de Vincent van Gogh

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO