Las “ventanas de vino” usadas durante la peste vuelven a ponerse de moda en Florencia

Ventana de vino en Florencia

Foto: Vivoli

Con la pandemia del coronavirus, los negocios han tenido que ponerse creativos para seguir atendiendo a sus clientes. Ahora, en Florencia, muchos han aprovechado un invento antiguo para cuidar de todos. Italia fue uno de los primeros países en ser azotados por la pandemia, lo que los llevó a cerrar todo a principios de marzo. Por lo tanto, solo estaba permitido vender comida a domicilio o, en algunos casos, para llevar. Afortunadamente, un truco que data de la época de la peste ha ayudado a algunos comerciantes a seguir trabajando.

Las ventanas de vino, o buchette del vino, datan de la década de 1630 y se volvieron populares mientras la peste arrasaba en Europa. Incluso en esa época, los mercantes sabían que la enfermedad podía contagiarse al tener contacto con otros, así que las pequeñas aberturas les permitían vender vino sin riesgo de contagio. Para recoger el dinero, pasaban una pequeña bandeja de metal por este hueco, que se desinfectaba con vinagre después de cada transacción.

Exclusivas de la Toscana, todavía hay más de 150 ventanas de vino esparcidas por la región y algunos propietarios de tiendas las han utilizado para continuar vendiendo mientras mantienen una distancia segura. La Asociación Cultural Buchette del Vino, que trabaja para preservar las ventanas de vino restantes, ha documentado este fenómeno en su sitio web. En Florencia, la heladería Vivoli usa su ventana de vinos para servir helados y café a sus clientes. Al otro lado de la ciudad, Babae mantiene la tradición usando su ventana de vino durante la hora feliz, algo que empezaron a hacer en 2019. Desde esta pequeña abertura, reparten copas de vino y cócteles spritz a las masas.

El uso de estas ventanas de vino habla de la resiliencia y adaptabilidad de los italianos. Cuando el país estaba siendo devastado por las primera ola del coronavirus, se unieron para aplanar la curva. Desde cantar desde sus balcones hasta diseñar mascarillas innovadoras, hicieron todo lo que había que hacer para mejorar la situación.

Las ventanas de vino, o buchette del vino, se usaron por primera vez en Florencia en la década de 1630 para que los comerciantes se mantuvieran a salvo durante la peste.

Ventana de vino en Florencia

Foto: Fotos de stock de Simona Sirio/Shutterstock

Ahora están siendo usadas durante el coronavirus para servir de todo, desde vino hasta café y helado.

Ventanas de vino usadas durante el coronavirus

Fotos: Buchette del Vino

Helado siendo servido a través de una ventana de vino

Foto: Vivoli

Muchos clientes satisfechos también han compartido fotos del servicio en las ventanas de vino.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Elisa Zuin (@elisazuin79) on

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Agata Chrzanowska – tour guide (@guide_me_florence) on

 

View this post on Instagram

 

A post shared by MARTINA🌻Sunflorence (@sunflorence_tours) on

 

View this post on Instagram

 

A post shared by La Giostra (@lagiostrafirenze) on

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @realrossi❤ (@rossi_sili) on

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Karin Templin (@karin.templin) on

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Maria Vittoria Ca (@mariavittoriaca) on

h/t: [Insider]

Artículos relacionados:

Mira el conmovedor concierto de Pascua de Andrea Bocelli en el Duomo de Milán

Esto es lo que incluye el kit de ayuda para personas en cuarentena que da el gobierno de Corea del Sur

París transformará el río Sena en un cine flotante con distanciamiento social

Zoológico japonés usa carpinchos de peluche para promover el distanciamiento social

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO