Cómo hacer un zine: una guía para autopublicar tu propia revista en miniatura

Zine Art

Foto: Katie, CC BY 2.0, vía Flickr

Puede que jamás hayas oído hablar de los zines, pero lo más probable es que hayas tenido uno en tus manos en algún momento sin saberlo. Estos folletos hechos a mano permiten a la gente compartir su arte, sus escritos y sus reflexiones, y dan una plataforma a las voces subrepresentadas y marginadas. Si tienes algo que decir, ¿por qué no utilizar un zine para expresarte? Sigue leyendo para conocer la historia del zine y saber cómo puedes hacer uno tú mismo.

 

¿Qué es un zine?

Los zines (también conocidos como fanzines) son revistas no comerciales y autopublicadas que suelen reproducirse con una fotocopiadora. Proporcionan un espacio seguro para que su creador se exprese libremente y comparta su arte, sus palabras y sus pensamientos con un público escogido (y a menudo de nicho). La mayoría de los zines se producen en lotes de 1,000 ejemplares o menos, y muchos se producen en ediciones de menos de 100.

 

Breve historia de los zines

Antes de Internet, los zines permitían a la gente crear conexiones, compartir ideas y colaborar creativamente. Los primeros zines se crearon en los años 30, cuando los artistas empezaron a editar sus propios fanzines (o “revistas para fans”) de ciencia ficción. Durante la generación Beat de los años 50 y 60, muchos autores independientes autopublicaron zines que exploraban sus puntos de vista sobre la cultura y la política estadounidenses.

Zines

Foto: Philpp Messner vía Flickr (CC BY-NC 2.0)

Los zines siguieron siendo un medio de expresión a lo largo de la década de 1970, cuando permitieron a la gente tener una voz fuera de los medios de comunicación convencionales. Las revistas autoeditadas ayudaron a dar forma al movimiento feminista, y en la década de 1980, la escena punk dio vida a una serie de fanzines dedicados a la música y a una rebelión cultural contra la autoridad.

En los años 90, el movimiento riot grrrl (un movimiento punk feminista clandestino) utilizó los fanzines para llegar a las mujeres de todo Estados Unidos con el fin de iniciar una “revuelta de las chicas” contra una sociedad que consideraban sexista. La estética artesanal de los zines ayudó a visualizar la actitud de “hazlo tú mismo” del grupo.

Hoy en día, el zine sigue siendo un medio muy apreciado que mantiene un encanto rebelde. Muchas personas de todo el mundo siguen haciendo sus propias publicaciones de diseño individual que exploran todo tipo de temas, desde el arte y la música hasta la poesía y la política. Sigue leyendo para saber cómo puedes hacer tu propio zine.

 

Cómo hacer un zine

How to Make a Zine

Foto: Ksenia Chernaya, vía Pexels

En realidad no hay reglas a la hora de hacer un zine. Puede hacerse a mano—utilizando papel y materiales de dibujo—o puede diseñarse digitalmente e imprimirse. Incluso puedes crear un fanzine de estilo collage utilizando imágenes encontradas de revistas. Todo depende de los materiales con los que te inspiren comodidad, así como del aspecto que quieras darle a tu zine. Así que toma tus herramientas preferidas y sigue leyendo para conocer los pasos que tienes que dar vida a tu zine.

 

1. Decide de qué va a ser tu zine

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Hera (@hera_skate)

La idea de la autopublicar algo puede ser intimidante, pero tu zine no tiene por qué ser el próximo gran éxito de ventas. Suelen tener solo unas ocho páginas, así que el contenido ideal debe ser breve y divertido. Tu zine puede tratar sobre tus propias experiencias personales o puede contar la historia de otra persona. Aquí tienes algunas ideas de fanzines que te ayudarán a dar rienda suelta a tu creatividad:

  • Un zine de poesía
  • Un zine de de fotografía
  • Un cómic
  • Un relato corto
  • Una colección de ensayos
  • Un pequeño libro de cocina con tus propias recetas
  • Una revista de ideas de cocteles
  • Un zine informativo sobre tu tema favorito
  • Un glosario ilustrado de términos
  • Un fanzine sobre tu país de origen o su cultura
  • Un fanzine sobre tu banda favorita
  • Una colección de tus citas favoritas
  • Un manual de instrucciones sobre cómo hacer algo

¡Las opciones son infinitas! Sin embargo, si no te animas a publicar algo en solitario, ¿por qué no te reúnes con tus amigos y hacen una lluvia de ideas para hacer un zine en grupo?

 

2. ¿Qué formato tendrá?

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Hani park (@haniillustration)

Los zines pueden tener todo tipo de formatos, desde revistas en acordeón y folletos encuadernados con hilo, hasta fanzines con pósteres desplegables y de formato exclusivamente en línea. Para los principiantes, hay dos formatos sencillos que son muy fáciles de hacer en casa con papel de imprenta: un minizine plegable de ocho páginas y un cuadernillo estándar A5.

Ten en cuenta que si quieres crear varios zines con el mismo diseño, utiliza una fotocopiadora para escanear e imprimir varios ejemplares de la obra original.

 

El fanzine plegable de ocho páginas

orange and almond biscotti

Este formato de zine plegable utiliza una sola hoja de papel A4, doblada en ocho rectángulos con una hendidura horizontal en el centro. Cada pequeño rectángulo representa una página del fanzine. Recuerda que las páginas no estarán en orden secuencial cuando se extiendan en un solo papel. La primera página estará en la parte inferior derecha, y la última página estará un rectángulo a la derecha. Esto puede parecer complicado, pero para una explicación visual fácil, echa un vistazo a las instrucciones de plegado que aparecen a continuación, además de un video que te muestra cómo se hace.

Sandwich Origami Mini Zine

 

El cuadernillo A5

An Introduction to Expressive Lettering

Hacer un cuadernillo DIY te permite decidir cuántas páginas tendrá tu fanzine. Puedes hacer uno combinando un montón de papel A4 y doblándolo por la mitad (para que los lados izquierdo y derecho se toquen). También puedes añadir una sola página en la parte posterior del montón de papel que funcione como portada y contraportada. Puede ser una página de color o una cartulina más gruesa. Para los que crean un fanzine digitalmente, puedes crear tu diseño en Photoshop, InDesign o cualquier otra herramienta digital con la que te sientas cómodo. Una vez que hayas terminado, imprime tus páginas, ordénalas y dóblalas todas juntas en un folleto. Mira el siguiente video para una explicación más detallada.

Si haces este tipo de fanzine, es posible que quieras encuadernarlo (sigue leyendo para descubrir cómo puedes hacerlo en la siguiente sección).

Una vez que hayas decidido el formato, llegó la hora de divertirse. Llena las páginas en blanco con tus propias imágenes y escritos.

 

3. ¿Cómo lo encuadernarás?

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lessebo Paper (@lessebo_paper)

La encuadernación del folleto es el último paso para completar el fanzine. Para una solución sencilla y rápida, utiliza una engrapadora de brazo largo para engrapar las páginas verticalmente en el centro del folleto. Utiliza dos o tres grapas para fijar las páginas y, si te sientes creativo, prueba con usar grapas de colores.

La encuadernación cosida es otra técnica muy popular entre los creadores de zines, pero lleva un poco más de tiempo. Sin embargo, este proceso te permite añadir un poco más de personalidad a tu publicación. En primer lugar, dobla tu fanzine por la mitad para hacer un pliegue y haz tres agujeros a lo largo del pliegue. Utiliza hilo de coser, hilo de bordar o cualquier otro hilo que te guste para pasar por los agujeros con una simple puntada corrida o en cadena hasta que las páginas queden bien sujetas. Mira el video que aparece a continuación para ver cómo se hace.

¡Listo! Ya puedes compartir tu zine con el mundo.

Artículos relacionados:

10+ Materiales esenciales para empezar a dibujar tus propios cómics

16 De los mejores estilógrafos y plumas de dibujo para principiantes y profesionales

10 Artistas del estampado que te inspirarán a probar la serigrafía en casa

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO