Hallan fósil de un dinosaurio no aviario sentado en un nido de huevos sin eclosionar

Dinosaur Nest With Unhatched Fossilized Embryos Found In China, Nest is Oviraptorid Theropod

Representación artística de un dinosaurio terópodo oviraptorido en su nido, junto a su pareja, en la provincia de Jiangxi, China, hace 70 millones de años. (Foto: Zhao Chuang/PNSO)

Los dinosaurios eran padres comprometidos, o por lo menos eso sugiere un nuevo descubrimiento realizado por un equipo internacional de paleontólogos. Trabajando en la ciudad de Ganzhou, al sur de China, el equipo descubrió un nido de huevos de dinosaurio—algunos con embriones fosilizados—con un dinosaurio sentado directamente encima. Los investigadores dieron a conocer su monumental descubrimiento en un reciente artículo publicado en Science Bulletin.

La familia de dinosaurios en cuestión son los oviraptorosaurios, concretamente del subgrupo Oviraptoridae, que rodaban por Asia en el periodo Cretácico (hace entre 145 y 66 millones de años). El nido recién descubierto data de hace unos 70 millones de años. Es el primero de su clase y ya ha enseñado a los paleontólogos mucho sobre el comportamiento de los oviraptoridos.

En un comunicado, su autor, el Dr. Shundong Bi, dice: “Es la primera vez que se encuentra un dinosaurio no aviario, sentado en un nido de huevos que conservan embriones, en un solo espécimen espectacular”. El oviraptorido es un terópodo parecido a las aves, con pies de tres dedos y huesos huecos. El esqueleto adulto descubierto en el nido de oviraptorideos es solo parcial, pues se conserva sobre todo la mitad inferior del dinosaurio. Sin embargo, la posición de la criatura sobre su nido sugiere que estaba empollando directamente sobre la nidada de huevos, de forma muy parecida a como lo hacen las aves modernas. Se han descubierto otros ejemplos de oviraptoridos sobre nidos en posiciones similares, pero los científicos debaten si se trata de una prueba de incubación o simplemente de una práctica de vigilancia de las crías.

Esta nueva nidada de huevos ayuda a responder a esta cuestión del comportamiento de los oviraptoridos. El nido contenía al menos 24 huevos, y al menos siete contenían los huesos fosilizados de embriones. Algunos de estos huevos estaban listos para eclosionar, mientras que otros requerían un mayor desarrollo. Este desarrollo asíncrono sugiere que el calor del adulto animaba a los huevos de la parte superior de la nidada a desarrollarse más rápidamente. La última pista de que el oviraptorido estaba incubando sus huevos fue la evidencia de los análisis de isótopos de oxígeno del equipo. Esto demostró que los huevos se habían mantenido a altas temperaturas, como los huevos de las aves, lo que sugiere la presencia continua de los padres. Curiosamente, no se ha determinado el sexo del oviraptorido adulto, que podría ser la madre o el padre.

Según el Dr. Matt Lamanna, miembro del equipo y codirector interino del Museo Carnegie de Historia Natural, “este tipo de descubrimiento—en esencia, un comportamiento fosilizado—es lo más raro de lo raro en los dinosaurios…  Este dinosaurio era un padre cariñoso que, en última instancia, dio su vida mientras cuidaba a sus crías”. Los comportamientos reproductivos del oviraptorido pueden ayudar a arrojar luz sobre el desarrollo de los comportamientos de criaturas prehistóricas posteriores e incluso de las aves modernas.

Por último, otro comportamiento interesante se ha puesto de manifiesto en este fascinante descubrimiento fósil. El fósil de oviraptorido adulto muestra una colección de pequeños guijarros en la región donde estuvo su estómago. Esto sugiere que el dinosaurio tragaba rocas para facilitar la digestión: los guijarros se llaman gastrolitos o “piedras del estómago”. Este descubrimiento ayudará a los investigadores a deducir más sobre lo que comían los oviraptoridos y sus dinosaurios parientes. El Dr. Xing Xu, otro de los autores principales del estudio, concluye: “Es extraordinario pensar en la cantidad de información biológica que recoge este único fósil. Vamos a aprender de este espécimen durante muchos años”.

El descubrimiento de un nido con un oviraptorido adulto que aparentemente incubaba una nidada de huevos (algunos de los cuales tienen embriones fosilizados) es un hallazgo único en su tipo.

First Fossilized Nest With Embryos and Mother Dinosaur

Fósiles de los antebrazos, la pelvis, las extremidades traseras y la cola parcial del terópodo oviraptorido adulto. También son visibles los huevos, incluidos al menos tres que contienen embriones. (Foto: Shundong Bi/Universidad de Indiana de Pensilvania)

El descubrimiento ya ha enseñado a los investigadores mucho sobre el comportamiento y la dieta del dinosaurio.

Fossil Oviraptorid Oviraptor Theropod Dinosaur

Reconstrucción del esqueleto de un oviraptorido adulto mostrando los huesos descubiertos en blanco. (Foto: Andrew McAfee/Museo Carnegie de Historia Natural)

h/t: [Gizmodo, ScienceAlert]

Artículos relacionados:

Fósil de titanosaurio hallado en Argentina podría pertenecer al animal terrestre más grande de la historia

Descubrimiento de fósiles revela el misterio de lo que sucedió el día que murieron los dinosaurios

Niña de 4 años descubre una huella de dinosaurio de hace 220 millones de años

Descubren un rinoceronte lanudo en perfectas condiciones en el permafrost de Siberia

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO