Home / ArteJeff Koons recupera el título del artista vivo más caro de la historia

Jeff Koons recupera el título del artista vivo más caro de la historia

Jeff Koons

Fotos de stock por 360b/Shutterstock

Jeff Koons ha recuperado el título del artista vivo con la obra de arte más cara jamás vendida en una subasta. Este triunfo llega con la venta por 91.1 millones de dólares –incluyendo cargos– de su escultura de acero de 1986 titulada Rabbit en la subasta de arte contemporáneo y de la posguerra de Christie’s, en Nueva York.

El controvertido artista –amado por unos y odiado por otros, pero definitivamente uno de los más populares de los siglos XX y XXI– ya había sido acreedor a este récord. La primera vez, su instalación Balloon Dog fue vendida por 58.4 millones de dólares. Koons mantuvo el título por 5 años hasta que Portrait of an Artist (Pool with Two Figures) del pintor David Hockney fue vendida por 90.3 millones de dólares, incluyendo cargos, en noviembre de 2018.

Rabbit, que mide poco menos de un metro, es una de las obras más icónicas de Koons. Este conejo minimalista de acero es juguetón y amenazante al mismo tiempo, ya que Koons juega con la nostalgia sin dejar de ser atrevido. Aunque al principio algunos críticos menospreciaron esta pieza al considerarla frívola, su poder de permanencia es innegable. Incluso inspiró un flotante para el desfile de día de acción de gracias de Macy’s en 2007.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Vision Invisible (@visioninvisible) on

“Creo que funciona porque provoca exactamente lo que yo buscaba” dice Koons sobre Rabbit. “Está hecho de un material brillante muy seductor, y el espectador lo ve y se siente, por el momento, económicamente seguro. Es más como el oro y la plata en la iglesia durante el barroco y el rococó. El conejito funciona la misma manera. Y tiene un aspecto lunar, porque refleja. No está interesado en ti, aunque al mismo tiempo sí lo esté”.

Esta pieza –de las primeras de Koons– es el antecesor de la icónica colección de esculturas Celebration, que incluyen a Balloon Dog, una de las esculturas más famosas del mundo. Su exterior brillante y pulido tienen sus raíces en Rabbit. La influencia de la escultura en el resto de su obra es solo una de las muchas razones por las que se vendió por una suma tan alta en la subasta. Ahora que Koons está una vez más en la cima del mercado del arte, los coleccionistas y los críticos seguramente seguirán atentamente los movimientos en la escena para ver cuánto tiempo puede mantener el récord y quién podrá robarle el trono.

h/t: [New York Times]

Artículos relacionados:

Historia del arte: ¿Qué es el arte contemporáneo?

Damien Hirst llena una gigantesca suite en Las Vegas con sus excéntricas obras

Entrevista: El empresario Oliver Luckett nos muestra su colección de arte contemporáneo

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO