Home / ArquitecturaDescubre la opulenta belleza de la Alhambra de Granada

Descubre la opulenta belleza de la Alhambra de Granada

Vista aérea de la Alhambra de Granada

Fotos de stock de Ahn Eun sil/Shutterstock

En la cima de una colina en la Sierra Nevada, al sur de España, encontramos una de las más grandes joyas arquitectónicas de toda Europa. La Alhambra de Granada fue concebida como el hogar del emir y su corte para mostrar el poderío de los sultanes nazaríes, y en su interior se encuentran algunos de los ejemplos más extraordinarios de arte andalusí.

El complejo de la Alhambra se compone de varios palacios, jardines, torres y fortalezas que fueron construidos a lo largo de varios siglos. A continuación te presentamos algunas de sus estructuras más importantes, desde la fortaleza edificada sobre ruinas romanas hasta el enorme palacio que mandó a construir uno de los más grandes reyes de España.

 

La Alcazaba

Alcazaba de Granada

Fotos de stock de Carlos Bruzos Valin/Shutterstock

En un momento, los musulmanes dominaron casi toda España; sin embargo, para el siglo XIII solo sobrevivía el reino nazarí. Este pequeño emirato tenía su centro de poder en Granada y, si bien se encontraba protegido por la Sierra Nevada, la construcción de un complejo fortificado fue estrictamente necesaria. Así nació la Alcazaba.

La Alcazaba es la parte más antigua del complejo de la Alhambra, y fue construida para vigilar y proteger la ciudad de fuerzas enemigas. Se cree que el terreno donde hoy se encuentra la Alcazaba ya había sido ocupado por los romanos; sin embargo, el primer registro que se tiene de la fortaleza como tal data del siglo IX. Además de tener un propósito estratégico, la Alcazaba se convirtió en la residencia real de los monarcas nazaríes. Tras la conquista de los cristianos, la fortaleza también fue utilizada como prisión del Estado en varias ocasiones.

 

El Generalife

Patio del Generalife en la Alhambra

Fotos de stock de SkandaRamana/Shutterstock

El Generalife se construyó fuera de las murallas de la Alhambra con la intención de ser un lugar de descanso para los sultanes y su corte. Rodeada por espectaculares fuentes y jardines, esta villa rural se edificó a finales del siglo XIII por órdenes del segundo sultán de la dinastía nazarí, Muhammad II. Aunque llena de elementos decorativos, la arquitectura del Generalife es bastante sobria en comparación con la del resto de la Alhambra.

En 1954 se inauguró un gran teatro al aire libre en los terrenos del Generalife, el cual hoy en día es la sede del Festival Internacional de Música y Danza de Granada.

 

Los Palacios Nazaríes

Oratorio del Mexuar en la Alhambra de Granada

Oratorio del Mexuar. (Fotos de stock de Mobfigurz/Shutterstock)

Los Palacios Nazaríes se componen de tres estructuras principales construidas en diferentes épocas. La más antigua de ellas es el Mexuar, una estancia donde el sultán impartía justicia. Se cree que fue construido por Isma’il I a comienzos del siglo XIV, y ha sufrido varias transformaciones desde entonces. Al fondo de la sala se encuentra el oratorio, una pequeña mezquita donde el sultán y su familia acudían a realizar sus cinco oraciones diarias.

Fachada del Palacio de Comares en la Alhambra

Fachada del Palacio de Comares. (Foto: Wikimedia Commons CC BY 2.0)

Al salir por el patio del Mexuar, uno se encuentra con la ornamentada fachada del Palacio de Comares. Construida durante el mandato de Yusuf I, esta era la residencia oficial del sultán, y era aquí donde recibía a visitantes y solicitantes de justicia. La fachada del palacio tiene dos puertas: la de la derecha daba acceso a las dependencias familiares del sultán, mientras que la de la izquierda lleva al Patio de los Arrayanes. Las dos entradas tenían una función estratégica: si un ejército llegaba a sus puertas con la intención de invadir el palacio, forzosamente debía dividirse en dos, facilitando la defensa de la familia real.

Dentro de este palacio se encuentra la torre de Comares, la estructura más alta de la Alhambra. En su interior, en una especie de penumbra que contrasta con la luminosidad del Patio de los Arrayanes, encontramos el Salón de los Embajadores. Decorada con elementos geométricos y vegetales, mosaicos de colores y alabanzas a Alá, esta habitación funcionaba como la sala del trono del sultán. El techo del salón es una verdadera obra maestra de la carpintería: hecha en madera de cedro, la bóveda representa los siete cielos de la religión islámica, con cuatro diagonales que simbolizan los cuatro ríos del Paraíso.

Sala de los Embajadores en la Alhambra

Izquierda: Salón de los Embajadores. (Foto: José Luiz Bernardes Ribeiro vía Wikimedia Commons CC BY-SA 3.0)
Derecha: Detalle del techo del Salón de los Embajadores. (Fotos de stock de Cynthia Liang/Shutterstock)

Al este del Palacio de Comares se sitúa el Palacio de los Leones, el más reciente de los tres. Construido durante el segundo gobierno de Muhammad V (1362-1391), este palacio representa el apogeo del arte nazarí, con claras influencias tanto islámicas como cristianas.

El palacio se compone de un gran patio central rodeado por diferentes alcobas y habitaciones, incluyendo la Sala de los Abencerrajes y la Sala de las Dos Hermanas. En el centro del patio se encuentra la famosa Fuente de los Leones, compuesta de 12 estatuas de este animal. De la fuente nacen cuatro canales, que hacen referencia a los cuatro ríos del Paraíso islámico.

Patio de los Leones en la Alhambra

Patio de los Leones. (Foto: Oscarmu90 vía Wikimedia Commons CC BY-SA 3.0 es)

 

El Palacio de Carlos V

En 1492, los Reyes Católicos tomaron Granada, incorporándola a la Corona de Castilla y poniendo fin a los ocho siglos de dominio árabe en la península ibérica. Después de la reconquista de la ciudad, Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla habilitaron los palacios nazaríes para usarlos como sus aposentos oficiales cuando estaban de visita.

Palacio de Carlos V en la Alhambra

Patio del Palacio de Carlos V. (Fotos de stock de Photomarine/Shutterstock)

En 1526, después de su boda con Isabel de Portugal, el emperador Carlos I de España y V de Alemania visitó la ciudad de Granada. Sorprendido por la belleza y opulencia de los palacios nazaríes, el rey decidió construir su Palacio Real en la Alhambra. El edificio, que simboliza el triunfo de la Cristiandad sobre el Islam, tiene una clara inspiración romana, con un enorme patio circular rodeado de columnas de orden dórico. Algo que caracteriza a este palacio es el contraste de sus formas: si bien su interior tiene una disposición circular, el exterior del edificio es cuadrado.

 

La Alhambra hoy

Actualmente, la Alhambra es el segundo monumento más visitado de España, después de la Sagrada Familia. En 2018, el complejo recibió a 2,76 millones de visitantes provenientes de todas partes del mundo. Considerados Monumentos Nacionales desde el año 1870, la Alhambra y el Generalife fueron integrados a la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1984.

Por cuestiones de conservación, hay estrictos lineamientos en cuanto al número de visitantes que pueden ingresar a la Alhambra. Por eso, es muy importante comprar boletos con antelación, ya que el número de entradas diarias es limitado.

 

Artículos relacionados:

La espectacular ‘mezquita rosa’ de Irán es iluminada por un caleidoscopio de colores

Los dos templos budistas en China que se sitúan en una cumbre a más de 2,200 metros de altura

Este enorme templo del siglo VIII en India fue tallado en una sola roca

Este mágico pabellón se ubica dentro de una cueva dorada en Tailandia

Sofia Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a trabajar en otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO