‘El beso de la muerte’: la magnífica escultura que celebra la vida en el más allá

El Beso de la muerte en el cementerio de Poblenou, Barcelona

Foto: Fotos de stock de Fotokon/Shutterstock

Ubicada en un cementerio del siglo XVIII en Barcelona, El beso de la muerte es una inquietante escultura que corona la tumba de un hombre. La pieza se encuentra en el cementerio de Poblenou de la ciudad, y es una de sus tumbas más icónicas. La estatua no solo impresiona por sus finos detalles tallados y la habilidad del escultor para dar textura, sino también por la forma delicada en que abraza a la muerte.

También conocida como El petó de la mort en catalán, la escultura de mármol es un buen ejemplo de la práctica del memento mori en el arte. Memento mori, que se traduce como “recuerda que morirás”, tiene una larga tradición en la historia del arte. En lugar de ver la muerte como algo que hay que temer, el memento mori abraza la inmortalidad del alma y la vida después de la muerte. El beso de la muerte encaja perfectamente en este concepto. Aquí, la muerte se presenta bajo la forma de un esqueleto alado que sostiene suavemente a un moribundo y le da un beso en la mejilla.

Esta emotiva idea sigue una larga tradición de escultura clásica, aunque la escultura en sí es del siglo XX. La pieza fue creada en 1930 para la tumba del fabricante textil Josep Llaudet Soler, que lleva inscrito un verso del célebre poeta catalán Jacinto Verdaguer. El epitafio dice: “Y su joven corazón no puede ayudar; en sus venas la sangre se detiene y se congela y el ánimo perdido abraza la fe. Cae sintiendo el beso de la muerte. Amén“.

Acercamiento a escultura en el cementerio de Poblenou en Barcelona

Foto: Fotos de stock de M4Productions/Shutterstock

Aunque se desconoce su fecha exacta de nacimiento, se cree que Soler murió a una edad temprana, lo que llevó a su familia a encargar la estatua. Seguramente habría reconfortado a la familia imaginar que Soler abrazó su muerte, en lugar de recibirla con miedo, y que falleció en paz. La emoción que despierta es una de las muchas razones por las que la escultura sigue atrayendo visitantes desde hace casi 100 años.

Pero incluso más allá del concepto, El beso de la muerte es celebrada por la forma magistral en que está esculpida. Se cree que fue creada por Jaume Barba, cuyo nombre está tallado en la base, aunque algunos atribuyen el diseño a Joan Fontbernat. Siguiendo la tradición de las esculturas de mármol sinuosas de Bernini y de La Virgen velada de Giovanni Strazza, la estatua es una muestra magistral de textura. Los duros huesos del esqueleto contrastan con el cuerpo tonificado del joven. Los dedos huesudos del esqueleto se hunden en la carne blanda del hombre de una manera que recuerda al espectador el círculo de la vida del cuerpo humano.

Visitar el cementerio de Pobleneou vale la pena, no solo para ver El beso de la muerte, sino también para contemplar otras bellas esculturas. Las tumbas monumentales del cementerio recuerdan una época en la que la burguesía barcelonesa se desvivía por sus seres queridos. Y recientemente, la ciudad ha tomado medidas para mantener el sitio en la mente de los viajeros gracias a una ruta por el cementerio y una aplicación para Android que explica algunas de las tumbas más grandes de Poblenou, incluyendo El beso de la muerte.

El beso de la muerte es una escultura sobre una tumba del cementerio de Poblenou en Barcelona.

Escultura del Beso de la muerte en el cementerio de Poblenou en Barcelona

Foto: Fotos de stock de Fotokon/Shutterstock

Escultura del Beso de la muerte en el cementerio de Poblenou

Foto: Enfo, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons

La inquietante escultura de mármol es la obra de arte más famosa del cementerio.

Escultura de mármol de un esqueleto besando a un hombre en Barcelona

Foto: Jens vía Flickr

Foto en blanco y negro de la escultura El beso de la muerte en Barcelona

Foto: Stephan Harmes vía Flickr

Cementerio de Poblenou: Sitio web 

Artículos relacionados:

Una escultura de Jesús en un cementerio abandonado ha sido absorbida por un árbol

Personas dejan palos en un cementerio como homenaje a un perro que murió hace 100 años

Fotos reveladoras muestran los “cementerios verticales” en las colinas de Hong Kong

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO