Home / ArquitecturaArquitectos presentan el modelo de una ciudad flotante y autosuficiente en la ONU

Arquitectos presentan el modelo de una ciudad flotante y autosuficiente en la ONU

Floating City by Bjarke Ingels

Los niveles del mar en aumento y la falta de viviendas accesibles convirtiéndose se han convertido en problemas globales, por lo que diseñadores, arquitectos y desarrolladores están reimaginando nuestro paisaje urbano con una nueva perspectiva: contemplando las opciones que ofrece el mar. Como resultado, las ciudades flotantes han surgido como una opción viable para el futuro. De hecho, ONU-Habitat, una agencia de la Organización de las Naciones Unidas, organizó recientemente una mesa redonda sobre ciudades flotantes sustentables. El líder de esta iniciativa es Bjarke Ingels Group (BIG), que presentó diseños para un área urbana moderna que flote sobre el océano.

El concepto de BIG es una ciudad autosuficiente de 10,000 habitantes construida a partir de islas hexagonales ancladas al fondo del océano. La ciudad, que está diseñada para soportar climas adversos, puede producir su propia comida y energía, así como también administrar el agua y la eliminación de desechos. Esta ciudad modular puede crecer y desarrollarse orgánicamente a lo largo del tiempo, brindando refugio a los residentes que pueden ser desplazados en alta mar debido a desastres naturales o la falta de opciones de vivienda accesible.

Durante su presentación en el evento de la ONU, Bjarke Ingels (socio fundador de BIG) declaró que “9 de las 10 ciudades más grandes del mundo estarán expuestas a los niveles crecientes del mar en 2050. El mar es nuestro destino, también puede ser nuestro futuro. Oceanix City, la primera comunidad flotante sustentable y autosuficiente, está diseñada como un ecosistema creado por el hombre que canaliza flujos circulares de energía, agua, alimentos y desechos. Oceanix City es un modelo para una metrópolis marítima modular anclada los Objetivos de Desarrollo sustentable de la ONU”.

La mesa redonda, a la que acudieron más de 70 expertos, fue convocada por ONU-Habitat, Oceanix (una compañía que busca construir las estructuras flotantes), el MIT Center for Ocean Engineering y el Explorers Club con sede en Estados Unidos. Su objetivo es comenzar a innovar ahora para garantizar que el mundo esté preparado cuando llegue el momento de cambiar el pensamiento de la tierra al mar. Al adelantarse a la curva, también están pensando en la asequibilidad y en asegurarse de que las ciudades flotantes sean una opción viable para todos los presupuestos.

Floating City by Bjarke Ingels

“Debemos [trabajar] para garantizar que los beneficios de los avances tecnológicos sean un derecho básico, no un privilegio para unos pocos”, dijo el Director Ejecutivo de ONU-Hábitat, Maimunah Mohd Sharif, en el evento. “ONU-Hábitat está listo para proporcionar la plataforma para que podemos involucrar a las mejores mentes en cada parte del mundo”.

Si bien Oceanix City de BIG no es el primer concepto de una ciudad flotante, es particularmente innovadora en su capacidad para crecer. Cada isla mide aproximadamente 18,000 metros cuadrados, y un grupo de seis islas forman un pueblo alrededor de un puerto. Cada isla incluirá servicios cívicos y de vivienda, como una escuela, un hospital o centros comerciales. Las islas más pequeñas y deshabitadas alrededor del perímetro están dedicadas a cultivar alimentos o recolectar energía, así como a proporcionar un amortiguador contra el viento y las olas.

Para mantener la estructura en armonía con el medio ambiente, BIG anclará las islas al océano utilizando un material que estimula el crecimiento de piedra caliza de los depósitos minerales en el mar. Este material ecológico, Biorock, estimula el crecimiento de los arrecifes de coral.

“Imagina un puerto comunitario donde tienes un mercado cerca del mar, donde puedes salir por la noche a pasear y pasar el rato, donde puedes moverte en vehículos eléctricos náuticos por este bazar, como una calle a lo largo de canales que conectan y separan las islas”, propone Ingels. “Esta misma configuración puede ser el lienzo de cualquier cultura. Lo que estás diseñando es una infraestructura social urbana”.

Oceanix City es un concepto de una ciudad flotante autosuficiente diseñada por Bjarke Ingels Group.

Floating Cities for UN Habitat by BIG Architects

Las islas flotantes se anclarán al fondo del océano con materiales que estimulan el crecimiento de los arrecifes de coral.

Bjarke Ingels - BIG - UNHabitat and Oceanix

Presentada en una mesa redonda convocada por la ONU, esta ciudad flotante es representa la innovación en el diseño urbano.

Floating Cities for UN Habitat by BIG ArchitectsBjarke Ingels - BIG - UNHabitat and OceanixFloating City by Bjarke IngelsBjarke Ingels - BIG - UNHabitat and Oceanix

El diseño flexible permite un crecimiento de 300 a 10,000 residentes.

Floating City by Bjarke IngelsFloating City by Bjarke IngelsFloating Cities for UN Habitat by BIG ArchitectsBjarke Ingels Group (BIG): Sitio web | Facebook | Instagram
h/t: [Fast Company, designboom]

Todas las imágenes vía Bjarke Ingles Group.

Artículos relacionados:

Entrevista: Arquitectos desarrollan el “vecindario más inteligente del mundo”

El innovador centro cultural ‘The Shed’ abre sus puertas en Nueva York

Ya puedes cenar bajo el mar noruego en el primer restaurante submarino de Europa

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO