10 Cosas que no sabías acerca de la Gran Muralla China

The Great Wall of China at Sunset

Foto: Fotos de stock de sofiaworld/Shutterstock

Como uno de los monumentos más famosos del mundo, la Gran Muralla China recibe millones de visitantes cada año. Esta inmensa fortificación se extiende a lo largo del norte de China y representa un triunfo extraordinario de la ingeniería. Originalmente diseñada para proteger al país contra invasiones de tribus nomádicas, la muralla también fue utilizada como puntos de aduana a lo largo de la Ruta de la Seda para mantener el orden en la frontera.

Con una historia tan larga—fue construida a lo largo de más de 2,000 años—hay mucho que aprender sobre la Gran Muralla China. Aunque originalmente estuvo hecha de tierra apisonada, eventualmente fue formada con ladrillos que fueron colocados por millones de trabajadores. De hecho, se estima que el 70% de la población china participó en la construcción de las primeras secciones de la Gran Muralla creada durante la dinastía Qin.

¿Quieres saber más? Aprendamos más sobre lo que hace que la Gran Muralla China sea tan especial, y disipemos también algunos rumores sobre lo grande que es en realidad. Sigue leyendo para conocer más datos sobre la Gran Muralla China, una de las estructuras más grandes hechas por el hombre.

Lo que deberías saber acerca de la Gran Muralla China

Map of the Great Wall of China

Mapa de la construcción de la Gran Muralla China. (Foto: Maximilian Dörrbecker (Chumwa) [CC BY-SA 2.5], vía Wikimedia Commons)

Es una de las estructuras más grandes hechas por el hombre.

La Gran Muralla China es la estructura hecha por el hombre más larga del mundo: tiene 21,196 kilómetros de longitud. La segunda estructura más larga del mundo es la Gran Muralla de Gorgán, construida en Irán en el siglo V o VI, que mide menos de 200 kilómetros de largo. Por lo tanto, podemos decir con seguridad que la Gran Muralla China no tiene competencia.

 

Great Wall of China on bank note

Foto: Fotos de stock por Georgios Kollidas/Shutterstock

No es una sola muralla continua. 

Mientras que el nombre de la Gran Muralla China da la impresión de que estamos hablando de una sola construcción continua, ese no es el caso. En realidad, el monumento en realidad se compone de un sistema de fortificaciones que fueron construidas por diferentes dinastías. Muchas de estas murallas son paralelas entre sí. Además, no todas estas fortificaciones incluyen murallas reales. Las fosas y las barreras naturales como ríos y colinas también suelen considerarse como parte de la Gran Muralla China.

 

President Richard Nixon Visiting the Great Wall of China

El presidente estadounidense Richard Nixon y la primera dama Pat Nixon visitan la porción Badaling de la Gran Muralla China en 1972. (Foto: National Archives)

 

Lo que vemos hoy es relativamente nuevo.

La construcción de la Gran Muralla comenzó en el siglo VII a.C. y fue iniciada por diferentes gobiernos chinos antiguos. De hecho, fue el primer emperador de China, Qin Shi Huang, quien comenzó a unificar estos tramos de muralla durante su reinado en el siglo III a.C. Sin embargo, casi todos estos primeros muros han desaparecido con el tiempo. De los 21,196 kilómetros que mide la Gran Muralla, casi la mitad fueron construidos por la dinastía Ming, quienes gobernaron entre 1368 y 1644 y construyeron esta estructura para protegerse de las tribus nómadas mongolas del norte.

Un estudio oficial indica que la dinastía Ming es responsable de la construcción de 8,850 kilómetros de este increíble monumento. Esto incluye 6,259 kilómetros de muralla real, entre los que están algunas de las áreas más visitadas de la Gran Muralla China hoy en día. Badaling, Mutianyu y Jinshanling son tres secciones bien conservadas de la muralla cerca de Beijing que atraen a millones de turistas cada año. En Mutianyu, los Ming reconstruyeron un tramo anterior de muralla, mientras que Badaling y Jinshanling se iniciaron desde cero en el siglo XVI. Todas estas áreas turísticas continúan siendo preservadas para los visitantes, y Badaling es el lugar oficial para las visitas de estado—incluyendo el histórico viaje del presidente estadounidense Richard Nixon a China en 1972.

 

Crumbling Section of the Great Wall of China

Foto: Fotos de stock de Dan Hanscom/Shutterstock

 

En ocasiones, los presos eran obligados a trabajar en el muro.

Más de un millón de personas trabajaron en el muro, incluyendo civiles, prisioneros de guerra, soldados y convictos. Los presos se vieron obligados a trabajar como jornaleros, especialmente durante las dinastías Qin y Han, por delitos que iban desde el asesinato hasta la evasión de impuestos. Los soldados afeitaban la cabeza de los presos y los obligaban a usar grilletes de hierro. Sus responsabilidades incluían vigilar durante el día y construir por la noche.

 

Overview of Great Wall of China

Foto: Fotos de stock por Songquan Deng/Shutterstock

Está desapareciendo lentamente.

Con una extensión equivalente a la mitad de la longitud del ecuador, la Gran Muralla China pasa a través de 15 regiones diferentes. Uno podría imaginar que mantener en buen estado algo tan grande sería bastante difícil y, tristemente, ese es el caso de la Gran Muralla. Se estima que el 30% de la estructura de la dinastía Ming ya ha desaparecido tras haber sido abandonada y dejada en mal estado. De hecho, un informe de 2014 de la Sociedad de la Gran Muralla China indica que menos del 10% del monumento podría ser clasificado como en buenas condiciones, mientras que el 74% fue clasificado como en malas condiciones.

Desafortunadamente, la Gran Muralla China no solo tiene que lidiar con los elementos naturales, pues los seres humanos también siguen infligiendo daño. Ocasionalmente, se han destruido secciones en zonas rurales para dar paso a urbanizaciones o se han desmantelado para ser utilizadas como materiales de construcción. También hay un mercado negro de ladrillos de la Gran Muralla y se sabe que los turistas también roban estos preciosos artículos. Las organizaciones de conservación están pidiendo al gobierno que ponga en práctica una estrategia de protección, así como que aumente la educación y subsidios a las comunidades locales para combatir estos problemas.

 

When Was the Great Wall of China Built?

Foto: Fotos de stock de zhu difeng/Shutterstock

 

Los constructores utilizaron arroz en la edificación.

No es ningún secreto que el arroz pegajoso es, pues… pegajoso. Los constructores de la Gran Muralla China utilizaron esto para crear una fortaleza más estable. Agregaron el arroz a la receta del mortero con la esperanza de hacerlo más fuerte. La amilopectina en el arroz es una de las razones por las que la Gran Muralla China ha resistido durante tantos años.

 

People climbing the Great Wall of China

Foto: Fotos de stock por Rui Serra Maia/Shutterstock

No se puede ver desde el espacio.

Un mito popular sobre la Gran Muralla China es que puede ser vista desde el espacio exterior a simple vista. Dado su inmenso tamaño, es fácil entender por qué empezó este rumor, pero no es verdad. La NASA afirma que la leyenda urbana se remonta por lo menos a 1938. El mito siguió ganando impulso a través de los años, hasta que los astronautas del Apolo aterrizaron en la Luna.

Varios astronautas han confirmado en múltiples ocasiones que simplemente no es el caso. La Gran Muralla China no es visible a simple vista, ni siquiera en órbita terrestre baja. Una cosa que obstaculiza su visibilidad son los materiales con los que fue fabricada. “Es muy, muy difícil distinguir la Gran Muralla China en fotografías espaciales, ya que los materiales que se usaron en la murallas son similares en color y textura a los de la tierra que la rodea”, comparte Kamlesh P. Lulla, científico jefe de la NASA para la observación de la Tierra en el Centro Espacial Johnson de Houston.

 

What was the Great Wall of China Built For?

Foto: Fotos de stock de zhi difeng/Shutterstock

 

La Muralla ha inspirado innumerables historias y leyendas.

Es fácil imaginar cómo una estructura tan impresionante construida por tanta gente podría influir en la cultura. Uno de los ejemplos más famosos de cómo la Gran Muralla China se ha convertido en parte de la cultura es una historia llamada “El llanto amargo de Meng Jiangnu”.

Cuenta la leyenda que el marido de Jiangnu murió mientras construía el muro; habría sido uno de los 400,000 que murieron en la construcción. Sus lágrimas eran tan amargas que al llorar por su esposo, una sección de la pared se derrumbó y pudo recuperar los huesos de su esposo para darle un entierro adecuado.

 

Portion of the Great Wall of China

Foto: Fotos de stock por Peter Wollinga/Shutterstock

Todavía se están descubriendo nuevas secciones.

Dada la antigüedad de la Gran Muralla, te sorprenderá saber que los investigadores aún están descubriendo nuevas secciones. En 2009, se descubrieron nuevas secciones de la muralla de la dinastía Ming utilizando telémetros de infrarrojos y GPS. La sección de 290 kilómetros del muro se encontraba cubierta por colinas, fosas y ríos.

En 2015, los arqueólogos descubrieron casi 10 kilómetros de ruinas de murallas en la frontera de la región autónoma de Ningxia Hui y la provincia de Gansu, una zona que se creía que no tenía ningún trozo de la Gran Muralla. Se cree que las ruinas son de secciones construidas durante la dinastía Qin. Las nueve secciones descubiertas estaban expuestas a inundaciones y a la erosión natural, reduciendo su altura a entre 1 y 5 metros en algunas partes.

 

View of Great Wall of China

Foto: Fotos de stock por Songquan Deng/Shutterstock

Es una de las nuevas 7 maravillas del mundo. 

En 2007, la Gran Muralla China fue votada como una de las nuevas 7 maravillas del mundo. Esto la colocó entre otros monumentos icónicos como Machu Picchu, el Taj Mahal y el Coliseo. La lista, que fue iniciada por la New 7 Wonders Foundation, se basa en las siete maravillas del mundo, una lista de los monumentos más impresionantes creada por los antiguos griegos.

 

Este artículo ha sido editado y actualizado.

Artículos relacionados:

7 Datos curiosos sobre las increíbles pirámides de Egipto

10 Datos sobre el Partenón, el ícono de la antigua Grecia

5 Datos sorprendentes sobre el Arco del Triunfo

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO