Entrevista: Fotógrafo pasa 17 años documentando la vida en Mongolia

“Sentí una gran fascinación por Mongolia que crecía con cada viaje y cada día que pasaba allí.”
Foto de Mongolia por Frederic Lagrange

 

Foto de Mongolia por Frederic Lagrange¿Cómo piensas que este proyecto ha ayudado a que tu fotografía evolucione?

Tener un proyecto a largo plazo de este tamaño me ha ayudado a mejorar mi propia técnica y enfoque para fotografiar sujetos y contar historias a través de la fotografía. Hice cosas que no habría hecho mientras hacía trabajos por encargo, pues mientras estaba en este proyecto no tenía ninguna presión por regresar a casa con fotos que necesitaría entregar a un editor.

Había mucha más libertad creativa, no temía cometer errores y ser responsable del resultado. Si me equivocaba mientras estaba en Mongolia, aprendería de mis errores y entendería lo que podría haber hecho mejor, para luego aplicar esas lecciones en los próximos viajes. Sabía que esas nuevas técnicas después podrían ser usadas en trabajos editoriales y comerciales.

Además, tener un libro que lleve mi nombre después de haber sido imaginado y creado por mí, hoy tiene un gran valor. Han pasado muchos años; he invertido tiempo, dinero y energía pero al final, y solo hoy, siento que realmente valió la pena.

Foto de Mongolia por Frederic Lagrange

 

Foto de Mongolia por Frederic LagrangeEl proyecto es autofinanciado. ¿Puedes compartir un poco acerca de los sacrificios que fueron necesarios para hacer de Mongolia una realidad y por qué sentiste que era tan importante hacerlo?

Han sido muchas las pequeñas decisiones que tomé todos los días a lo largo de los años, como “¿Compro un automóvil o ropa nueva o gasto ese dinero en viajar a Mongolia?” o “¿Salgo a cenar con mis amigos o me ahorro ese dinero?”. Yo mismo financié la mayoría de los viajes a Mongolia, además de algunas veces que me enviaron a tomar fotografías para revistas.

Ahorré el dinero de todos los trabajos comerciales que tuve en Nueva York para trabajar en el libro. Desde los vuelos hasta la contratación de mi guía, conductores, pago de hoteles locales, comida, revelado de cintas y equipo, financié todo. Visto desde esa perspectiva, puede parecer que ha sido un gran sacrificio para algunas personas, pero no me pareció así porque estaba muy determinado y motivado para hacer que ese proyecto se llevara a cabo. Eso era lo único que importaba.

Realmente sentí la urgencia de completar el proyecto y hacer del libro una realidad. Simplemente sentí que no podría vivir una vida plena sin completar esta misión, o que habría sido una decepción personal si se hubiera quedado sin hacer. Tal vez estaba relacionando la historia del país con mi familia, o era una manera de agradecer a esas personas y al país. Además, sentí una gran fascinación por Mongolia a medida que conocía más de la nación. Tuve la sensación de que muchas personas confiaban en mí y esperaban que el libro existiera. No podía decepcionar a ninguno de mis amigos.

Foto de Mongolia por Frederic Lagrange(continúa) En general ha sido una aventura difícil, sobre todo el tener que fotografiar en condiciones heladas, y el peso de eso comenzó a tener repercusiones en mi salud. Los últimos 6 u 8 meses, al finalizar un trabajo de 17 años en el libro y tratar con personas que nunca antes habían participado en el proyecto, como mi editor, también han sido especialmente difíciles.

Tenía que asegurarme de que entendieran exactamente lo que quería crear: la calidad, los colores, los papeles, el tamaño del libro, todo lo que quería que reflejara, desde los tonos de color hasta la sutileza de la cubierta. Cada elemento era muy importante. Tuve la oportunidad de trabajar con un gran director de arte con el que he colaborado en el pasado, Matt Willey, que trabaja para The New York Times Magazine y un escritor increíble cuyo trabajo amo, Pico Iyer. Eran las dos personas con las que quería colaborar en este libro.

Pero lo más importante es que conté con el increíble apoyo de mi esposa, Gretchen Lagrange, quien también es directora creativa y que comprendió cada paso del proceso de publicación, que era totalmente nuevo para mí. Ella fue capaz de guiarme y habló en términos más técnicos con los editores y los productores en Italia. Ella también ha sido mi apoyo en este proyecto durante los últimos 15 años y mi socia de marketing para la campaña de Kickstarter. Hacer equipo con ella en esto ha sido una experiencia increíble.

Foto de Mongolia por Frederic LagrangeTu campaña en Kickstarter ha tenido un gran éxito, pues alcanzó su objetivo en sólo 5 días. Para ti, ¿qué representa este apoyo?

Ver el interés que las personas tenían por este libro, así como la fotografía y la historia, fue una sorpresa increíble, especialmente teniendo en cuenta que el libro es de 2 a 3 veces más caro que cualquier otro libro que encontré en Kickstarter. Fue un gran salto de fe y algunas personas me dijeron que debía evitarlo, ya que pensaban que el libro era demasiado sofisticado para una plataforma como Kickstarter.

Tenía un enfoque diferente, principalmente pensando que el libro no se parecería a nada en Kickstarter. Además de ser un libro bellamente elaborado por algunos de los mejores artesanos en ese rubro, era una edición muy limitada y una obra de arte que se ve increíblemente hermosa en una habitación. Me sentí muy conmovido y abrumado por la respuesta y por ver cuán rápido pudimos alcanzar nuestra meta en Kickstarter. También recibí muchos correos electrónicos y mensajes de agradecimiento sobre el trabajo que había construido a lo largo de los años.

Libro de Mongolia por Frederic LagrangeEn términos del libro, ¿Cómo fue el proceso de edición de fotos? ¡Con 17 años de material, imagino que debe haber sido difícil dejar ir algunas imágenes!

Matt y yo comenzamos en octubre de 2017 con alrededor de 1,500 a 1,600 fotos de esos 17 años. Todas fueron capturadas en negativo. Las imágenes estaban en hojas de contacto o habían sido escaneadas digitalmente. Hicimos algunas ediciones iniciales para reducir las imágenes a 600 y luego a 350.

Una vez que redujimos a 350 imágenes, sentí que estaba demasiado apegado a la mayoría de las fotografías y no podía ser lo suficientemente objetivo, ya que todas representaban algunos momentos especiales con los que me sentía conectado. En esa etapa, le pedí a Matt que finalizara todo de acuerdo con el diseño, la dirección de arte y la narrativa que tenía en mente. Habíamos trabajado juntos en el pasado para las revistas Avaunt y Port y me sentí cómodo permitiéndole editar las imágenes finales.

Luego volvió al estudio y colocamos todas las combinaciones e imágenes que había seleccionado en el piso del estudio. Pasamos días enteros revisando todo, moviendo imágenes, cambiando pares para reducir la selección y finalmente encontramos una edición de 185 imágenes repartidas en 252 páginas que ambos amamos. Fue un proceso de colaboración realmente divertido. Ahora nos sobran muchas imágenes.

Foto de Mongolia por Frederic LagrangeFinalmente, ¿Qué historia quieres contar con Mongolia?

No había ningún tema en particular que quisiera abordar en Mongolia, solo deseaba hacer una presentación visual del país que abarcara mucho tiempo y mostrara el amplio territorio, así como las tribus que viven en diferentes partes del país.

Abarcando el trabajo de 17 años también se ha creado una obra histórica y atemporal que, según mi conocimiento, nunca se había hecho antes en este país. Esencialmente, después de todos esos años, tenía en mente crear una obra atemporal a través de estas imágenes que potencialmente podrían convertirse en una referencia para Mongolia.

Foto de Mongolia por Frederic Lagrange

 

Foto de Mongolia por Frederic Lagrange¿Qué sigue? ¿Seguirás viajando a Mongolia?

Sí, definitivamente volveré a Mongolia cuando pueda para seguir fotografiando. También estoy trabajando en un proyecto similar en Indonesia, un lugar que comencé a retratar unos años atrás, antes de trabajar en el proyecto de libro de Mongolia. Tengo la esperanza de crear el mismo tipo de libro cuando se complete, en unos pocos años.

Foto de Mongolia por Frederic Lagrange

Frédéric Lagrange: Sitio | Kickstarter | Facebook | Instagram

My Modern Met obtuvo permiso de Frédéric Lagrange para reproducir estas imágenes.

PÁGINA 2/2

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]