Home / Entretenimiento / 5 Datos maravillosos sobre el legendario Hayao Miyazaki

5 Datos maravillosos sobre el legendario Hayao Miyazaki

Retrato de Hayao Miyazaki

Hayao Miyazaki (Foto: Wikimedia Commons [CC BY 4.0])

Por décadas, las encantadoras películas de Hayao Miyazaki han conquistado los corazones de chicos y grandes por igual. Como cofundador de Studio Ghibli, Miyazaki es una de las figuras más grandes de la animación a nivel mundial, celebrado por su enfoque reflexivo y su innovadora forma de contar historias.

Aunque tal vez seas fan de las películas de Miyazaki, puede que no sepas mucho del hombre detrás de la magia. Con estos datos maravillosos aprenderás todo sobre la excepcional vida de Miyazaki, comenzando con sus enormes ambiciones y terminando con sus proyectos actuales.

Conoce todo sobre el animador más querido de Japón a través de estos cinco datos sobre Hayao Miyazaki.

 

Siempre ha sido fan de la aviación.

Diorama de Hayao Miyazaki

Diorama de Studio Ghibli (Foto: Fotos de stock de mujiri/Shutterstock)

Hayao Miyazaki nació en 1941 en Bunkyō, Tokio. De niño, Miyazaki expresó su interés en el arte—especialmente en el manga, un estilo de cómic japonés. Aunque finalmente se graduó en la Universidad de Gakushuin con títulos en economía y ciencias políticas, su corazón estaba puesto en una carrera como artista. Para desarrollar esta pasión, se unió a “lo más cercano que había en aquel entonces a un club de cómics” en su universidad, y pasaba su tiempo libre dibujando temas que le atraían—específicamente, aviones.

¿De dónde venía la atracción de Miyazaki por la aviación? Al igual otros niños que vivían en Japón durante la Segunda Guerra Mundial, Miyazaki no era ajeno a los aviones que volaban por encima de las ciudades. Sin embargo, sus experiencias con los aviones eran aún más personales: su padre era el director de Miyazaki Airplane, una compañía que fabricaba partes para aviones de combate. Más que un interés en el negocio familiar, la pasión de Miyazaki por la aviación duró hasta la edad adulta, y pasó de dibujar manga a crear máquinas voladoras animadas en grandes películas.

 

Su tendencia a incluir protagonistas femeninas es intencional.

Fotograma de Mi vecino Totoro

Fotograma de “Mi vecino Totoro” (Foto: © 1988 Studio Ghibli)

Antes de animar dirigibles steampunk en El castillo en el cielo (1986) y una “bicicleta impulsada por hélice” en Kiki: entregas a domicilio (1989), Miyazaki trabajó como artista intermediador (un animador responsable de crear transiciones suaves entre fotogramas clave) en Toei Animation. Después de escalar rápidamente las filas del estudio, fue promovido a jefe de animación.

En 1971, dejó Toei Animation. Luego trabajó con A-Pro, Nippon Animation y Telecom Animation Film antes de dirigir Nausicaä del Valle del Viento (1984), una película basada en su serie de manga más exitosa.

Bien recibida y relativamente rentable, esta película se considera un punto de inflexión en la carrera de Miyazaki. Además de mostrar sus habilidades como director, artista de storyboard, pintor de escenas y diseñador de personajes, la película sentó las bases de la tendencia de Miyazaki a incluir “mujeres fuertes—chicas autosuficientes y valientes que no se lo piensan dos veces a la hora de luchar por lo que creen con todo su corazón”, dijo Miyazaki en 2013. “Necesitarán un amigo, o alguien que las apoye, pero nunca un salvador. Cualquier mujer es tan capaz de ser un héroe como cualquier hombre”.

 

Nunca empieza sus películas con un guion.

Miyazaki, Suzuki y Takahata

Miyazaki, Suzuki y Takahata, retratados por Nicolas Guérin (Foto: GKIDS / Studio Ghibli North America)

Tras el éxito de Nausicaä del Valle del Viento, Miyazaki cofundó Studio Ghibli con Isao Takahata y Toshio Suzuki. Desde el gran debut del estudio de animación en 1985, Miyazaki ha dirigido 8 películas, incluyendo Mi vecino Totoro (1988), una encantadora películas sobre espíritus del bosque, y Ponyo (2008), una película sobre la amistad entre un niño y una princesa pez.

Una parte clave del proceso de realización de Miyazaki es la creación de storyboards, un guion gráfico que ayuda a trazar la secuencia de eventos de una película. Aunque un storyboard es una parte importante de cualquier película de animación, este método es aún más importante para Miyazaki, quien prefiere trabajar sin guiones para darle espacio a la espontaneidad—para bien o para mal.

“No tengo la historia terminada y lista cuando empezamos a trabajar en una película”, dijo en una entrevista en 2002. “Normalmente no tengo tiempo. Así que la historia se desarrolla cuando empiezo a dibujar storyboards. La producción comienza poco tiempo después, mientras que los storyboards aún están en desarrollo. Nunca sabemos adónde irá la historia, pero seguimos trabajando en la película a medida que se desarrolla. Es una forma peligrosa de hacer una película de animación y me gustaría que fuera diferente, pero por desgracia, esa es la forma en que trabajo y todos los demás se ven obligados a someterse a ella”.

 

También ha incursionado en la animación CGI.

Una herramienta de creación de películas que ha tenido poco peso en el proceso de Miyazaki son las imágenes generadas por computadora, o CGI. A diferencia de otras casas de animación, el Estudio Ghibli se ha mantenido casi completamente alejado de la CGI.

Mientras que, históricamente, sus películas siempre son al menos un 90% dibujadas a mano, Miyazaki no duda de los méritos de la CGI—sólo de su modernidad. “En realidad creo que la CGI tiene el potencial de igualar o incluso superar lo que la mano humana puede hacer”, dijo en 2005. “Pero es demasiado tarde para que yo lo intente.” Sin embargo, menos de una década después decidió intentarlo, y así nació Boro la oruga, un cortometraje aclamado por la crítica y realizado completamente en computadora.

Lanzado en 2016, Boro la Oruga sólo puede verse en el Museo de Estudio Ghibli. Sin embargo, se puede echar un vistazo a su proceso de producción en Never-Ending Man, un documental que detalla la vida de Miyazaki después de retirarse—por segunda vez.

 

Se ha retirado dos veces.

Hayao Miyazaki firmando autógrafos

Foto: Fotos de stock de photoninestreet/Shutterstock

Así es. Miyazaki anunció su retiro en 2013—y no por primera vez. Tras el estreno de La princesa Mononoke en 1997, el legendario animador expresó su intención de retirarse. Sin embargo, para el año 2000 ya estaba trabajando de nuevo, y El viaje de Chihiro, una de sus películas más aclamadas, se estrenó al año siguiente.

Miyazaki se retiró nuevamente en 2013, pero afortunadamente cambió de opinión en 2016. Actualmente está trabajando en una nueva película, titulada Kimi-tachi wa Dō Ikiru ka, o ¿Cómo vives?. Aunque ni Miyazaki ni Studio Ghibli han divulgado mucha información sobre la película, no hay duda de que deleitará a sus fieles seguidores y a los nuevos espectadores por igual.

 

Artículos relacionados:

Primer vistazo al parque temático de Studio Ghibli que abrirá en 2022

Haz un recorrido virtual por el museo de Studio Ghibli

Un productor de Studio Ghibli te enseña a dibujar a Totoro con este tutorial en línea

Exposición de Studio Ghibli en Tokio celebra el genio creativo de Toshio Suzuki

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO