Home / Arte / Ilustraciones botánicas de 300 años de antigüedad y el arte que inspiran hoy

Ilustraciones botánicas de 300 años de antigüedad y el arte que inspiran hoy

Artistas botánicos contemporáneos

Aunque en el pasado las ilustraciones botánicas se hacían con pintura sobre papel, las ilustraciones botánicas contemporáneas vienen en una gran variedad de estilos y medios.

 

Tiffany Bozic

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Tiffany Bozic (@t.bozic) on

Las increíbles ilustraciones de la artista autodidacta Tiffany Bozic están inspiradas por sus “viajes a lugares locos” y por sus interacciones con diferentes especímenes en la Academia de Ciencias de California en San Francisco.  Creados con capas diluidas de pintura acrílica sobre paneles de madera de arce, cada planta, flor, animal e insecto se pinta con detalles precisos, al igual que las ilustraciones botánicas vintage de los libros de ciencia viejos. Sin embargo, Bozic suele añadir su propio giro surrealista, representando temas terrenales como si fueran de otra realidad.

Kate Kato

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Kate Kato (@kasasagi.design) on

La artista Kate Kato crea detalladas esculturas de papel basadas en una gran variedad de hongos, flores e insectos que se encuentran en la naturaleza cerca de su hogar, en Gales. Influenciada por la fascinación de su infancia por las ilustraciones botánicas, Kato captura con precisión las verdaderas y efímeras formas en la naturaleza. Cada obra está hecha de papel reciclado que el artista tiñe con tintes naturales.

“Siempre me ha fascinado el mundo natural; ese amor nació cuando era pequeña, y documentar mis descubrimientos ha sido la mayor motivación para crear mis obras”, revela Kato. “De niña pasé mucho tiempo recolectando pequeñas muestras en latas o cajas que llevaba conmigo a pasear por los parques o el campo. Esto ha tenido una gran influencia en mi trabajo, junto con mi amor por las ilustraciones botánicas, las ciencias naturales y la nostalgia de las visitas a los museos, donde de niña me fascinaba la variedad de exposiciones y la forma en que se presentaban. Tiendo a ver mi trabajo como un registro en 3D de mis conocimientos y experiencias en el mundo natural”.

Zadok Ben-David

El artista londinense Zadok Ben-David creó una increíble instalación itinerante compuesta por 27,000 flores de acero pintadas a mano, basándose en dibujos de enciclopedias victorianas del siglo XIX. Titulada Blackfield, la amplia gama de plantas parece ser negra vista desde un lado, pero al verla desde el otro revela un vibrante campo de color. El proyecto exploraba la percepción y la perspectiva, así como la vida y la muerte.

 

Rogan Brown

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Rogan Brown (@rogan_brown_) on

Al igual que el biólogo Ernst Haeckel, el trabajo del artista angloirlandés Rogan Brown explora las estructuras de los organismos microscópicos. Su serie Magic Circle está compuesta por esculturas de papel cortadas a mano y con láser que capturan la textura y los patrones que se encuentran en el coral, las bacterias y los microbios. Se necesitan horas de corte preciso y estratificación del pael para crear cada bio-escultura, lo que resulta en un fascinante laberinto de hipnóticas formas blancas. Aunque influenciado por los dibujos científicos tradicionales, Brown elige jugar con la imaginación, creando sus propias versiones de cada forma natural.

“Me inspira en parte la tradición del dibujo científico y la fabricación de maquetas, y en particular el trabajo de artistas-científicos como Ernst Haeckel”, dice Brown. “Pero aunque mi enfoque implica una observación cuidadosa y detallados dibujos preparatorios ‘científicos’, éstos siempre son superados por el trabajo de la imaginación; todo tiene que ser refractado a través del prisma de la imaginación, distanciado y de alguna manera transformado”.

Laura Hart

La artista de vidrio británica Laura Hart explora la exótica belleza de las orquídeas con sus esculturas botánicas increíblemente realistas. Cada una de las formas, perfectamente trabajadas, representa los delicados pétalos de la flor, con simetría casi perfecta, y los vibrantes colores y patrones. “Mi fascinación por las orquídeas abarca décadas y en un momento dado tuve casi setenta en mi conservatorio”, revela Hart. “La explosión de color y perfume durante los meses de floración intoxica los sentidos.”

Cada pieza tiene una escala de alrededor de 30 cm, pero todas presentan formas y colores fieles a la realidad basados en las diferentes 28,000 especies conocidas de orquídeas. “Me esfuerzo por recrear estas flores increíbles de la manera más fiel y auténtica posible”, dice Hart, “mientras les doy mi propia interpretación artística”.

 

 

2/2

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO