Home / Inspiración / Causas socialesEntrevista: Conoce al cuidador de los dos últimos rinocerontes blancos del mundo

Entrevista: Conoce al cuidador de los dos últimos rinocerontes blancos del mundo

Northern White Rhino Caretaker

Todos los días, un creciente número de especies de plantas y animales corre el riesgo de extinguirse. Si bien la mayoría de nosotros solo nos enfrentamos a este hecho de vez en cuando, James Mwenda, un conservacionista en la Reserva Ol Pejeta de Kenia, lidia con ello a diario. Encargado de proteger a dos rinocerontes blancos del norte –una especie en estado crítico de extinción–, el trabajo de Mwenda como cuidador es crucial, en especial si consideramos que este es el último par de ejemplares de su especie.

Desde 2013, Mwenda se ha encargado de cuidar a los rinocerontes de la reserva, incluyendo a tres miembros de la subespecie blanca del norte: las hembras Najin y Fatu, y Sudan, un macho. Tristemente, Sudan falleció el año pasado, dejando al mundo sin machos y, en consecuencia, poniendo en duda el futuro de la especie. Estas circunstancias han hecho que la labor de Mwenda sea aún más importante.

“Mis ojos se abrieron a la realidad y me di cuenta de que el cuidado de los rinocerontes era más que un trabajo. Era mucho más que eso”, dice Mwenda. “La triste realidad de lo que representaba Sudan era una imagen real de cómo luce la extinción. Me pregunto por qué estamos haciendo esto. ¿Qué debemos hacer? ¿Qué lecciones debemos aprender de todo esto? ¿Está aprendiendo el mundo de él? Representaba mucho más que un solo rinoceronte. Lo que él representaba era enorme”.

Desde la muerte de Sudan, Mwenda ha seguido cuidando de Najin y Fatu. Aunque proteger a este par es indudablemente gratificante, también es emocionalmente agotador; sin Sudan, la única manera en que estas criaturas puedan reproducirse es a través de la fertilización in vitro. Aunque Mwenda es optimista sobre este método, el cuidador espera que contar la historia de Sudan logre evitar que esta situación se repita en el futuro, tanto en las especies de rinocerontes blancos como en otras.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Mwenda acerca de su increíble trabajo en la Reserva Ol Pejeta. Lee la entrevista exclusiva de My Modern Met para conocer más sobre su trabajo, desde su rutina diaria hasta su esperanza sobre el futuro de esta subespecie de rinocerontes blancos.

James Mwenda of Ol Pejeta Conservancy¿Qué despertó tu interés por la conservación de la vida silvestre?

Crecí en una zona cercana al Monte Kenia y tuvimos muchos conflictos con elefantes en nuestra comunidad. Los elefantes venían y se comían todo lo que teníamos, así que la gente estaba muy enojada con los elefantes. Así que, crecí con una pasión y un deseo de conocer más acerca de los elefantes, y eso me hizo desear ser conservacionista.

Desafortunadamente, por una razón u otra, no pude terminar la escuela a tiempo. Después de terminar el bachillerato, no podía permitirme ir a la universidad, así que decidí buscar un trabajo que complementara mi sueño. Y así es como terminé trabajando en la reserva, donde he estado trabajando por seis años.

James Mwenda of Ol Pejeta ConservancyComo cuidador de los dos últimos rinocerontes blancos del norte en la Reserva Ol Pejeta, ¿en qué consiste un día típico?

Mi día consiste en levantarme muy temprano por la mañana e ir a ver a las chicas, ya que por seguridad las hemos encerrado en un área especial durante la noche. Y luego, por la mañana, tenemos que abrirles la puerta para que puedan entrar en un área de conservación más grande. Tenemos que revisar su salud todos los días, a primera hora de la mañana.

Después, tenemos que limpiar sus corrales, limpiar sus abrevaderos, asegurarnos de que su entorno esté limpio. Luego tenemos que protegerlas—cada minuto nos aseguramos de que estén a salvo. También vienen voluntarios y visitantes que quieren ver los rinocerontes. Por lo tanto, tenemos charlas de conservación donde la gente viene a aprender sobre ellas.

James Mwenda of Ol Pejeta ConservancyCon este puesto, sin duda eres más cercano a la situación de los rinocerontes que la mayoría de la gente. ¿Es difícil estar cara a cara con una realidad tan dura?

A mi edad, ser cuidador ha sido el mayor reto que he experimentado en mi vida: despertar, mirar a los ojos de estos dos animales todos los días. Ahora estamos enfocados en el tema de la fertilización in vitro, que ayudará a tratar de salvarlos. Es un trabajo emocionalmente agotador. Pero lo mejor de todo es que todos los días les damos lo mejor y no tenemos resentimiento por lo que debimos haber hecho. Todos los días, tratamos de llevarles lo mejor: traerles paz, asegurarnos de que estén contentas y tratarlas bien.

Cuando la gente habla de extinción, suena como algo muy lejano. Pero aquí lo presenciamos todos los días; lo sentimos a través de estos animales, así que es emocionalmente agotador. Pero, al final del día, estamos inspirados.

Northern White Rhino KeeperTe has vuelto muy cercano a estas criaturas. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido de sus personalidades?

Bueno, cada uno de estos animales tiene una personalidad diferente. Ambas reaccionan de manera diferente a nosotros, a diferentes circunstancias. La hembra más joven tiene una personalidad completamente diferente a la de su madre.

Puedo decir que saben que son las últimas de su especie. Lo saben. Así que, a través de sus personalidades, nos dan “lecciones” que podemos usar para las generaciones futuras.

Northern White Rhino KeeperTenías una conexión muy fuerte específicamente con Sudan (el último macho de la especie), que falleció el año pasado. ¿Cómo alteró o afectó su muerte tu forma de trabajar con los otros rinocerontes?

Básicamente, tuve una relación muy estrecha y personal con Sudan. Su muerte fue un gran golpe. Pero, cuando Sudan estaba muriendo, yo era un hombre feliz. Porque había hecho todo lo que estaba a mi alcance para asegurarme de que tuviera lo mejor. Por lo tanto, no tenía lugar para lamentar que hubiera algo que no hubiera hecho o que pudiera haber hecho.

En ese sentido, su muerte fue más bien una inspiración para mí. Había prometido ser su voz, así que ahora me concentro en usar su historia para salvar a las mariposas, los árboles, los insectos que se extinguen cada día sin ser vistos. Entonces, su muerte fue más como “tenemos que hacer algo, y tenemos que actuar ahora”. Nos ha dado la oportunidad de asegurarnos de que estamos haciendo lo mejor que podemos.

Northern White Rhino KeeperAl no haber más rinoceronte blanco del norte machos, la FIV es el único remedio posible para salvar esta especie. ¿Qué tan prometedora es esta solución?

Como es un proceso científico, esperamos que salve a los rinocerontes blancos del norte. Lo bueno es que, por primera vez, la FIV está siendo usada en rinocerontes. Han sido capaces de producir los primeros embriones, que parecen ser viables. También están tratando de hacer inseminación artificial, así que eso también ayudaría.

Por lo tanto, cruzamos los dedos para que la FIV sea el remedio que salve a la especie. Esa es la esperanza que tenemos; eso es lo que queremos oír—que Sudan y los rinocerontes blancos del norte pueden resucitar. Confiamos mucho en ella, y estamos esperando, con los dedos cruzados.

Northern White Rhino Keeper¿Qué podemos hacer para ayudar a los rinocerontes blancos del norte?

Hay muchas cosas que podemos hacer para ayudar a los rinocerontes blancos del norte. En primer lugar, lo más importante que podemos hacer es generar conciencia –que el mundo sepa que sólo quedan dos.

Si no lo vemos en la megafauna como los rinocerontes, entonces es posible que no podamos verlo en las mariposas, los insectos y los árboles. Necesitamos hacer conciencia para que la gente conozca la dura realidad de lo que es la extinción y lo que representan estos rinocerontes blancos del norte.

También podemos apoyar a estos dos rinocerontes blancos del norte para que tengan una buena vida. Pueden apoyar la causa de salvarlos visitando el sitio web de la Reserva Ol Pejeta y, ahí pueden ver cómo podemos hacer la diferencia.

Al final del día, podemos darles un buen futuro y hacer del mundo un lugar mejor.

Northern White Rhino CaretakerJames Mwenda: Instagram | Facebook
Ol Pejeta Conservancy: Sitio | Facebook | Instagram | Twitter | YouTube

My Modern Met obtuvo permiso de James Mwenda para reproducir estas fotografías.

Artículos relacionados:

Entrevista: Fotógrafo documenta el vínculo entre los dos últimos rinocerontes blancos del norte y sus cuidadores

Gorilas posan con sus cuidadores para una selfie en el Parque Nacional Virunga

Entrevista: Capturando el hermoso vínculo entre las águilas y sus guardianes

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO