Arquitectos replantean la forma en que recordamos la historia a través de los monumentos

monumento memorial a victimas de Covid-19 en uruguay

Memorial Mundial a la Pandemia (diseñado por Gómez Platero Arquitectos)
Este artículo puede contener links de afiliados. Si realizas una compra, My Modern Met puede obtener una comisión. Por favor lee nuestra divulgación de afiliados para mayor información.

El despacho uruguayo Gómez Platero ha presentado una serie de renders para un memorial para las víctimas del COVID-19. Titulado Memorial Mundial a la Pandemia, el diseño consta de una estructura circular de concreto junto a la costa de un sitio aún no especificado. El círculo se ve interrumpido por corte en el centro, que permite a los visitantes mirar las olas rompiendo debajo de la pieza, o hacia afuera, hacia el horizonte.

Para Platero, el objetivo del diseño es imaginar un espacio donde la gente pudiera recordar, reflexionar y llorar. “Los monumentos también marcan nuestros hitos culturales y emocionales compartidos. Al crear un monumento capaz de activar los sentidos y los recuerdos de esta manera, podemos recordar a nuestros visitantes—como lo ha hecho la pandemia—que nosotros, como seres humanos, estamos subordinados a la naturaleza y no al revés”, afirma el arquitecto.

monumento memorial a victimas de Covid-19 en uruguay

Memorial Mundial a la Pandemia (diseñado por Gómez Platero Arquitectos)

Los monumentos dedicados a los muertos existen desde hace milenios, por lo que la idea de construir un memorial como este no es algo nuevo. Mientras este diseño en particular se encuentra en sus primeras etapas de conceptualización, hay muchos  otros monumentos en todo el mundo que están siendo demolidos. En 2020, en particular, ha habido una amplia conversación alrededor de las estatuas de personajes de la Confederación en Estados Unidos, piezas que celebran a personas con historias complicadas y cada vez más problemáticas. Para comprender por qué es importante el llamado a derribar estos monumentos y qué significa esto para el futuro, debemos mirar hacia atrás y reconocer por qué tenemos monumentos en primer lugar.

 

¿Por qué tenemos monumentos?

Los monumentos son fundamentales para la experiencia humana: nos permiten recordar nuestro pasado, expresar los valores de nuestra cultura y, a veces, incluso oprimirnos como un recordatorio constante de una época difícil o una expectativa social. Además de los cementerios y los templos, algunas de las estructuras más antiguas del mundo son monumentos a los muertos. Los memoriales o estatuas conmemorativas son monumentos que a menudo rinden homenaje a un individuo, y la estatua a menudo se construye a semejanza de la persona a la que conmemora. Cada monumento sirve como representación física de un recuerdo que sus creadores buscan reconocer o recordar. Esto puede ser especialmente problemático con el tiempo, ya que lo que alguna vez se celebró se vuelve a examinar, criticar e incluso despreciar.

 

Las estatuas confederadas están haciendo que los arquitectos reconsideren los monumentos

monumento confederado

Monumento a Nathan Bedford Forrest (Foto: Fotos de stock por Suzanne C. Grim/Shutterstock)

“Todas las guerras se libran dos veces, la primera vez en el campo de batalla, la segunda vez en la memoria”. Estas palabras fueron escritas por Viet Thanh Nguyen, autor de El simpatizante, en referencia a la guerra de Vietnam. En un evento de la Harvard Graduate School of Design titulado “On Monuments: Place, Time, and Memory” (“Sobre monumentos: lugar, tiempo y memoria”), el ex presidente de Harvard, Drew Gilpin Faust, compartió sus pensamientos sobre esta teoría con respecto a la guerra civil estadounidense. Dijo que, en muchos sentidos, aunque el Norte ganó la batalla, el Sur ha continuado la lucha en la memoria. Esto ha sido demostrado con la supervivencia de la bandera confederada mucho después de los cuatro años de existencia de la Confederación y la aparición de estatuas confederadas, que se disparó 50 años después del final de la guerra.

Esta historia puede ser un ejemplo significativo para comprender cómo los monumentos tienen el poder de oprimir y cómo la intención de un monumento es mucho más relevante que la figura o forma que representan. En el clima político actual, la importancia de recordar el pasado colectivo y reconocer los valores cambiantes de la sociedad estadounidense se ha vuelto indispensable en los últimos años. ¿Cómo preservar los monumentos que ya no reflejan los valores de una sociedad? ¿Deberían ser preservados del todo? ¿Es importante la intención de quienes instalaron la pieza al considerar la demolición de un monumento? ¿Los monumentos deben ser más abstractos para resistir el paso del tiempo? ¿Los memoriales necesitan hacer algo? ¿Esperamos sentir un vínculo con estos espacios para sentirnos conectados con nuestro pasado? Todas estas son preguntas e inquietudes válidas que los arquitectos están abordando ahora en sus diseños. Hay un cambio claro en la forma en que se están diseñando los monumentos.

 

Monumento a Nathan Bedford Forrest

estatua de Nathan Bedford

Monumento a Nathan Bedford Forrest (Foto: Fotos de stock por L. Kragt Bakker/Shutterstock)

En Forrest Park en Memphis, Tennessee, se instaló una estatua de bronce del general Nathan Bedford Forrest con el uniforme del ejército confederado montando su caballo. Forrest y su esposa fueron exhumados de sus tumbas casi 30 años después de su muerte y fueron enterrados de nuevo en el parque.

Entonces, ¿por qué se conmemoraba a un comerciante de esclavos y un líder del Ku Klux Klan 40 años después de una guerra perdida? Aunque la Guerra Civil terminó en 1865, la mayoría de los monumentos confederados se construyeron entre 1890 y 1950, durante la era de las leyes Jim Crow. La mayoría de estas estatuas se instalaron entre 1900 y 1920. El Monumento a Forrest es parte de este periodo de tiempo, ya que fue construido en 1905. Aunque los monumentos anteriores a este periodo por lo general se instalaron en cementerios, esta nueva fase de monumentos confederados fue colocada en los principales espacios públicos y, a menudo, frente a los edificios públicos de la ciudad.

Un mapa gráfico creado a través de datos del Southern Poverty Law Center revela un patrón importante: hubo un aumento en los monumentos confederados en la década de 1900, y la creación del monumento a Forrest sucedió justo cuando los estados del sur intentaban segregar legalmente la sociedad.

 

¿Cómo se verán los monumentos en el futuro?

Independientemente de los sentimientos individuales sobre los monumentos controvertidos diseminados por todo el mundo, los futuros diseñadores de monumentos deben lidiar con el hecho de que lo que es sagrado hoy, puede no serlo mañana.

Los monumentos modernos tienden a ser piezas de arquitectura que nos permiten conectarnos con la historia de manera física. Con el conocimiento de que los monumentos y los memoriales pueden oprimir, inspirar y sanar, los diseñadores tienen la responsabilidad de crear una narrativa para toda una comunidad y, en los casos de monumentos importantes, para todo el mundo.

Sigue leyendo para ver dos ejemplos más de monumentos modernos (además del monumento a las víctimas del COVID-19 de Gómez Platero) que conmemoran las vidas perdidas.

 

Monumento a los judíos de Europa asesinados

memorial del Holocausto

Monumento a los judíos de Europa asesinados (Foto: Fotos de stock por D.Bond/Shutterstock)

El Monumento a los judíos de Europa asesinados fue diseñado por Peter Eisenman y consta de 2,711 losas de concreto en un en un paisaje masivo. El parque de esculturas crea una forma ondulada a medida que las losas de diferentes alturas interactúan con el paisaje. Está pensada para vivirla como una procesión diferente para cada visitante.

Está abierto en todo momento del día y desde todos los puntos de accesos. Está diseñado para ser deliberadamente abstracto y no prescriptivo para que los visitantes puedan experimentarlo como lo necesiten. Una vez que completan su procesión, pueden visitar un área subterránea que incluye los nombres de tres millones de víctimas judías del Holocausto.

memorial del Holocausto

Monumento a los judíos de Europa asesinados (Foto: Fotos de stock por D.Bond/Shutterstock)

 

Monumento Nacional por la Paz y la Justicia

The National Memorial for Piece and Justice

Monumento Nacional por la Paz y la Justicia (Foto: Fotos de stock por Katherine Welles/Shutterstock)

Diseñado por Equal Justice Initiative y MASS Design GroupEl Monumento Nacional por la Paz y la Justicia es una estructura en Montgomery, Alabama, Estados Unidos. Se trata del primer monumento memorial para las víctimas de linchamiento. Tanto este monumento como el vecino Museo del Legado son el resultado de un proceso de planificación interdisciplinario dirigido por el director ejecutivo de EJI, Bryan Stevenson. El Monumento Nacional abarca más de dos hectáreas y está salpicado de esculturas y arte que “contextualizan el terror racial” al tiempo que brinda un espacio para entablar una conversación. En la plaza conmemorativa construida en colaboración con MASS Design Group, cada bloque de acero simboliza un condado en Estados Unidos donde se ha linchado a una persona negra. El diseño crea una experiencia inquietante para los visitantes, dada la gran cantidad de bloques–alrededor de 800, cuando hay poco más de 3,000 condados–que cuelgan sobre sus cabezas.

EJI explica: “El monumento es más que un monumento estático. EJI espera que el Monumento Nacional inspire a las comunidades de todo el país a entrar en una era de decir la verdad sobre la injusticia racial y sus propias historias locales”.

Aunque es posible resumir las características que parecen definir los monumentos modernos, la forma en que recordamos es una experiencia intangible y en constante cambio, una que los diseñadores seguirán honrando en el entorno construido.

Memorial to the Murdered Jews of Europe

Monumento a los judíos de Europa asesinados (Foto: Fotos de stock por Anton Havelaar/Shutterstock)

Artículos relacionados:

Un emotivo memorial en Uruguay rinde tributo a las víctimas de la pandemia de COVID-19

Manos monumentales se extienden sobre el canal de Venecia como un símbolo de unidad

Poderosas proyecciones de BLM reivindican el controversial monumento a Robert E. Lee

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]