Home / HistoriaEste hermoso edificio en Yale contiene una de las bibliotecas de libros raros y antiguos más grandes del mundo

Este hermoso edificio en Yale contiene una de las bibliotecas de libros raros y antiguos más grandes del mundo

Beinecke Rare Book & Manuscript Library - Yale

Foto: Lauren Manning [CC BY 2.0 ], via Wikimedia Commons

La Biblioteca Beinecke de Manuscritos y Libros Raros en Estados Unidos es un como alhajero lleno de historia. Ubicado en el campus de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, la biblioteca Beinecke es uno de los edificios más grandes dedicados a la preservación y conservación de manuscritos y libros antiguos: puede almacenar 180,000 libros en su torre central y más de un millón de volúmenes en sus anaqueles subterráneos.

Con piezas como la Biblia de Gutenberg, el primer libro impreso a gran escala con tipos móviles, esta biblioteca es un importante centro de investigación para estudiantes y profesores de la Universidad de Yale, así como para académicos de todo el mundo. La colección tiene una larga historia que se remonta a finales del siglo XIX. En ese momento, los libros antiguos y raros de Yale se alojaban en lo que ahora es Dwight Hall.

Cuando la Biblioteca Sterling Memorial fue construida a principios del siglo XX, se destinó una habitación entera a manuscritos y libros raros, pero al terminar su construcción en 1930 la colección de la universidad había crecido tanto que el espacio no era suficiente. Esto se debió en parte al trabajo de Chauncey Brewster Tinker, un profesor de inglés de Yale que estaba decidido a hacer que la colección de la universidad fuera tan grande como el edificio que la alojaba, por lo que pidió a sus alumnos que donaran materiales para enriquecer la colección.

Fue en ese periodo que importantes obras como la Biblia de Gutenberg llegaron a Yale. Debido a que la sala en la Biblioteca Sterling Memorial era muy pequeña y tenía condiciones inadecuadas para la conservación de estos delicados materiales, en 1958 se tomó la decisión de dar un hogar propio a los libros raros. Y así, con el dinero donado por la familia Beinecke, se creó la Biblioteca de manuscritos y libros raros.

Biblioteca Beinecke de Manuscritos y Libros Raros en Yale

Foto: tomtsya vía Shutterstock

El edificio, que fue inaugurado en 1963, ha inspirado a otras instituciones importantes a crear recintos especiales para sus colecciones de libros antiguos. The British Library, por ejemplo,
diseñó el edificio de vidrio que alberga sus volúmenes más preciados basándose de la torre de vidrio con libros que se encuentra en el mezzanine público de la biblioteca Beinecke. Este espacio está lleno de gas anti-incendios para garantizar que las obras más preciadas se mantengan seguras incluso en caso de incendio.

Otro peligro para el que Beinecke está preparado es el de las plagas. En 1977, la biblioteca tuvo una infestación de escarabajos del reloj de la muerte. Este tipo escarabajo perfora la madera, por lo puede ser altamente destructivo. La biblioteca fue pionera en adoptar una forma no tóxica para garantizar la seguridad de los materiales al congelar cada volumen a -36 ° C durante tres días. Este método ahora es ampliamente aceptado como la mejor forma de mantener las colecciones especiales de todo el mundo a salvo y libres de insectos. Beinecke congela todas sus nuevas adquisiciones.

Además de las torres centrales y las salas de lectura, también hay espacios para exposiciones temporales, y la Biblia de Gutenberg está en exposición permanente. La arquitectura exterior también es bastante singular gracias a su fachada sin ventanas. Revestido en canteras de mármol en Vermont, todo el edificio parece brillar en días soleados. Como cada panel de mármol tiene unos tres centímetros de grosor, cuando la luz del sol lo ilumina correctamente, las capas translúcidas parecen brillar desde adentro.

La Biblioteca Beinecke no sólo alberga manuscritos antiguos y libros raros: también contiene archivos fotográficos, dibujos y correspondencia de algunos de los mejores artistas visuales y autores de la historia. Ezra Pound, Eugene O’Neill, Edith Wharton, Georgia O’Keeke y Alfred Stieglitz son solo algunos de los personajes notables que han recurrido a las colecciones de la biblioteca para documentarse.

Recientemente renovado, el edificio reabrió sus puertas en 2016 para continuar su reinado como la principal biblioteca de libros raros y manuscritos en Estados Unidos.

La Biblioteca Beinecke de Manuscritos y Libros Raros tiene una de las colecciones de libros antiguos más grandes de Estados Unidos.

Biblioteca Beinecke de Manuscritos y Libros Raros en Yale

Foto: James Kirkikis vía Shutterstock

Beinecke Rare Book & Manuscript Library: Sitio | Facebook | Flickr
h/t: [Amusing Planet]

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO