El bonsái: conoce la historia y el significado de estos árboles miniatura

Bonsai Tree

Foto: Fotos de stock por Thanun Patiparnthada/Shutterstock

Los árboles bonsái generalmente son asociados con Japón pero, ¿sabías que el arte de cultivar árboles en miniatura en realidad se originó en la antigua China? Alrededor del año 700 d.C., los chinos empezaron a usar técnicas especiales para cultivar árboles pequeñitos en macetas. La práctica era conocida como “pun-sai” (o “penzai”) y originalmente solo participaban las clases altas. Fue hasta el periodo Kamakura (1185 a 1333) que los árboles en miniatura llegaron a Japón. Hoy en día, los amantes de la naturaleza alrededor del mundo cultivan y cuidan de sus árboles bonsái como fueran obras de arte vivientes.

Sigue leyendo para conocer la historia y el significado de estos arbolitos tan especiales.

Bonsai Tree

Un olmo chino (Ulmus parvifolia) bonsai, Colección China 111, en exhibición en el Museo Nacional de Bonsai y Penjing en el Arboreto Nacional de los Estados Unidos. (Foto: WikimediaCommons (CC BY-SA 3.0))

¿Qué significa bonsái?

Bonsái es una palabra japonesa que significa “árbol en maceta”. Sin embargo, el término proviene originalmente de la palabra china “pun-sai” o “penjing”. En chino, “pen” significa maceta y “jing” significa paisaje.

Los árboles bonsái están destinados a ser una representación en miniatura de la naturaleza, plantados dentro de macetas o contenedores decorativos.

 

¿Qué simboliza el árbol bonsái?

Cuando los árboles bonsái fueron dados a conocer por primera vez en China hace más de 1,300 años, se los consideraba un símbolo de estatus entre la élite de la sociedad. Hoy, sin embargo, personas de todo el mundo disfrutan de cuidar de estas plantas.

Dependiendo de la cultura o creencias de una persona, los árboles bonsái son vistos como símbolos de armonía, equilibrio, paciencia o incluso suerte. Muchas personas simplemente usan estos pequeños árboles en macetas como adornos vivientes para el diseño de interiores, mientras que otros, los budistas Zen, por ejemplo, creen que el bonsái es un objeto de meditación o contemplación.

 

Historia del bonsái en China

Bonsai Tree

Mural de Penzai en la tumba de la dinastía Tang del príncipe Zhang Huai, 706 d.C. (Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

En la antigua China, los primeros exploradores fueron probablemente quienes descubrieron los árboles en miniatura que crecían en lo alto de las montañas. Este clima creaba condiciones duras donde era difícil que crecieran plantas y árboles, por lo que los pequeños árboles que prosperaban ahí tenían una apariencia algo retorcida. Ya en el siglo IV a. C., los taoístas creían que recrear aspectos de la naturaleza en miniatura permitía a las personas acceder a sus propiedades mágicas. Así nació el penjing. Esto implicó la creación de paisajes en miniatura exhibidos sobre loza de barro.

En un intento por recrear los árboles naturales que encontraron en las montañas, los chinos desarrollaron técnicas de poda que daban a las plantas formas retorcidas y una apariencia envejecida. Algunos historiadores creen que los taoístas moldearon las ramas y los troncos de los árboles en miniatura para que se parecieran a los animales del folclore chino, como dragones y serpientes. Otros creen que las formaciones deformadas de las plantas se asemejan a las posiciones de yoga.

La primera evidencia pictórica de los árboles en miniatura con un diseño artístico apareció en 706 d.C en la tumba del príncipe Zhang Huai. Al entrar, los arqueólogos descubrieron murales que mostraban sirvientas cargando penjing, que contenían árboles y rocas en miniatura.

 

La historia del bonsái en Japón

Bonsai Tree

Grabado en madera japonés de Keisai Eisen, 1848 (Foto: WikimediaCommons (CC0 1.0))

Bajo el gobierno de la dinastía Hang, los monjes chinos emigraron a Japón y otras partes de Asia, llevando consigo algunos ejemplares de penzai. Los monjes budistas zen japoneses aprendieron las técnicas necesarias para recrear los árboles en miniatura, que más tarde empezaron a ser conocidos como bonsáis. Los japoneses desarrollaron sus propios métodos para crear árboles enanos, lo que resultó en estilos diferentes en comparación con el penzai de China.

Los árboles bonsái japoneses por lo general medían entre 30 y 60 centímetros de altura y requerían muchos años de cuidado experto. Las ramas, troncos y raíces mantuvieron su apariencia retorcida al mantener la forma deseada con ayuda de bambú y alambres a medida que el árbol crecía. Y para lograr una forma particular, los artistas a menudo injertaban nuevas ramas en las existentes. Algunas especies incluso dieron frutos, mientras que otras florecieron con hojas y flores. Para el siglo XIV, los árboles bonsái ya eran considerados una forma de arte muy respetada. Estas preciadas plantas pronto se abrieron paso desde los monasterios hasta las casas de la realeza. Al igual que en China, los árboles se convirtieron en símbolos de estatus y honor.

A principios del siglo XVII, el bonsái japonés volvió a evolucionar. Los hábiles artistas comenzaron a utilizar técnicas especiales de poda para eliminar las partes menos esenciales de las plantas. Esto creó una apariencia minimalista, que refleja la filosofía y la creencia japonesas de que “menos es más”. Durante la época medieval (1185 a 1603), los árboles bonsai empezaron a ser accesibles para todo el público. La creciente demanda dio como resultado que más personas tuvieran que aprender el arte del bonsái, y pronto, los árboles en miniatura se convirtieron en algo común en casi todos los hogares japoneses.

Artículos relacionados:

Los bonsáis frutales pueden producir manzanas, membrillos y granadas de tamaño normal

El maestro del bonsái Masahiko Kimura crea bosques diminutos que desafían la gravedad

Fascinantes videos en cámara rápida muestran lo mucho que se mueven las plantas durante el día

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]