85 Fotógrafos venden impresiones de sus mejores imágenes para ayudar a la naturaleza

cachorro de foca

Una cría de foca pía–llamada “bata blanca”–busca refugio de los implacables vientos que azotan el vivero de hielo marino en el Golfo de San Lorenzo, cerca de la isla Magdalen, Quebec. Las crías de foca pía dependen de la estabilidad del hielo marino para sobrevivir después de que nacen  en el vivero helado a finales de febrero. Son alimentadas por 12-15 días antes de ser abandonadas por sus madres. Las temperaturas altas de los últimos años han provocado la inestabilidad del hielo marino y la ruptura del vivero antes de tiempo, lo que ha provocado una enorme tasa de mortalidad entre las crías. (Foto: Jennifer Hayes)

Algunos de los fotógrafos de vida silvestre más aclamados del mundo se han unido para recaudar fondos e impulsar programas de conservación alrededor del mundo. Concebido por Ami Vitale, fotógrafa de National Geographic, Prints by Nature es una oportunidad única para comprar imágenes de más de 85 fotógrafos de renombre y ayudar al medio ambiente.

Vitale se inspiró en la campaña Prints for Wildlife, que tuvo lugar a principios de año con el fin de apoyar a la Red de Parques Africanos. En esta ocasión, el 100% de las ganancias netas se destinará a Conservation International. En los últimos 30 años, esta organización sin fines de lucro ha ayudado a proteger la naturaleza a través de la ciencia, políticas innovadoras y un alcance global. Con presencia en cuatro continentes, esta organización trabaja de cerca con las comunidades locales en la protección de hábitats, desde pastizales hasta bosques nubosos, selvas tropicales y arrecifes de coral.

“La naturaleza nos ha enviado un mensaje contundente y nos ha recordado cuán pequeño y profundamente interconectado está nuestro mundo. Es un momento poderoso para reinventar nuestra relación con la naturaleza y entre nosotros”, dice Vitale. “Tenemos que ocuparnos de este planeta y proteger los hábitats existentes. En la actualidad, casi un millón de especies están en peligro de extinción. Nuestra propia salud y nuestro destino están estrechamente conectados con el mundo natural y se ven afectados por la pérdida de especies. Cuando nos vemos como parte del paisaje y parte de la naturaleza, entonces reconocemos que salvar la naturaleza se trata realmente de salvarnos a nosotros mismos”.

Estas maravillosas impresiones artísticas estarán disponibles hasta el 10 de diciembre de 2020. Las imágenes son impresas por los expertos del estudio de Paper & Ink con tinta pigmentada de archivo Lucia Pro de Canon en papel de pulpa de trapo 100% algodón de Canson Infinity Edition. Las fotografías serán imprimidas en un tamaño de 11 x 16 pulgadas y tendrán un precio de 250 dólares hasta Black Friday. Después, el precio aumentará a 275 dólares, así que te recomendamos comprarlas desde ahora.

Los mejores fotógrafos de vida silvestre del mundo han unido fuerzas para recaudar fondos y apoyar programas de conservación.

leon blanco

Los leones blancos, no son albinos. Son “leucistas”, lo que significa que tienen una mutación recesiva de genes que hace que sus pelajes sean de blanco a rubio, en lugar de cafe rojizo. Un cachorro nace blanco solo si ambos padres son portadores del gen recesivo ëwhiteí o “blanco”. Los leones blancos alguna vez vagaron salvajemente en el área de Timbavati en Sudáfrica. Su presencia se extiende a lo largo de la historia cultural de las comunidades Sepedi y Tsonga, que veneraban al león blanco y lo consideraban sagrado; “Divino, y enviado desde arriba”. Pero, décadas de caza iniciadas por los europeos acabaron por completo con el acervo genético salvaje del león blanco. También fueron colocados en zoológicos y criados en cautiverio, donde hoy todavía se crían, se colocan en cacerías de encierro y los lindos cachorros de ojos azules son puestos en zoológicos de mascotas. La presión sobre los lugares explotadores de vida silvestre en cautiverio puede ayudar a cerrarlos; investiga a profundidad los lugares con leones blancos antes de apoyarlos; muchos no están tan “orientados a la conservación” como afirman, especialmente los que tienen cachorros de león de cualquier edad. (Foto: Karine Aigner)

girafa reticulada abrazando a cuidador

Una jirafa reticulada huérfana acaricia al cuidador de vida silvestre de Sarara Camp, Lekupania. Esta jirafa fue rehabilitada y devuelta a la naturaleza, igual que otras antes que ella. En este momento, las jirafas están pasando por lo que se ha denominado una extinción silenciosa. Las estimaciones actuales son que las poblaciones de jirafas en África han caído un 40 por ciento en tres décadas, cayendo en picado de aproximadamente 155,000 a fines de la década de 1980 a menos de 100,000 en la actualidad. Se cree que la disminución se debe a la pérdida y fragmentación del hábitat y la caza furtiva, pero debido a que no ha habido esfuerzos de conservación a largo plazo en el pasado, es difícil saber exactamente qué está sucediendo. Actualmente, hay menos de 16,000 jirafas reticuladas. Los científicos ahora están realizando estudios importantes para comprender mejor por qué están desapareciendo las jirafas y qué se puede hacer para detenerlo. (Foto: Ami Vitale)

Leopardo dormido

Leopardo dormido. (Foto: Sudhir Shivaram )

Ojo de cebra

El ojo de una cebra capta la última luz del día mientras mira hacia arriba mientras bebe en un río en Sudáfrica. Una de las especies más reconocibles de África, la cebra de las llanuras está casi completamente confinada a áreas protegidas y, con su población disminuyendo, nos recuerda que incluso los animales más emblemáticos necesitan nuestra protección. (Foto: Neil Aldridge)

oso polar y cachorro

Recién salido de su guarida, un cachorro de oso polar disfruta de la libertad y el tiempo de juego en la tundra cubierta de nieve en el Parque Nacional Wapusk, Canadá. (Foto: Michelle Valberg)

Cheetah en Serengeti

Un guepardo solitario hace una pausa para escuchar mientras caza antílopes en las llanuras del Serengeti en Tanzania. (Foto: Annie Griffiths)

alcatraces en St. Kilda

Alcatraces que anidan en Boreray en St. Kilda, islas de las Hébridas Exteriores de Escocia. Decenas de miles de alcatraces anidan en este remoto archipiélago atlántico, un sitio doble del Patrimonio Mundial de la UNESCO por su patrimonio natural y su historia cultural. St. Kilda fue abandonada en 1930 cuando los últimos residentes de tiempo completo dejaron de vivir en estas islas remotas. (Foto: Jim Richardson)

ballena jorobada y cría

Ballena jorobada y su cría nadando en Tonga Vava'u. (Foto: Michaela Skovranova)

llanura tibetana

Sanjiangyuan es un área a través de la meseta tibetana cuyo nombre significa “La fuente de los tres ríos” en chino; es decir, los poderosos ríos Yangtze, Amarillo y Mekong. El área es uno de los páramos más vastos de China habitado por leopardos de las nieves y nómadas tibetanos y sus yaks, y también es el sitio del primer parque nacional oficial de China anunciado en 2016. Esta foto fue tomada en la provincia de Qinghai del macizo montañoso sagrado de Jiangjiaduode a 5700 m dentro de Sanjiangyuan. (Foto: Kyle Obermann)

Estas impresiones de edición limitada estarán disponibles hasta el 10 de diciembre de 2020.

pantera negra en la jungla

Una pantera negra en busca de luz. (Foto: Robert Clark)

grulla coronada cuelligris

Las grullas coronadas cuelligrises se pueden encontrar en hábitats mixtos de humedales y praderas. Las poblaciones más grandes que quedan de esta ave se encuentran en Kenia. Esta foto fue tomada en el triángulo de Masai Mara a fines del año pasado. Estos pájaros son absolutamente hermosos y están al borde de la extinción debido al comercio ilegal. Cuanto más llamemos la atención sobre las aves en la naturaleza, podremos crear conciencia para protegerlas para que las generaciones futuras las aprecien físicamente. El pájaro se paró brevemente para mirar a su alrededor, antes de continuar alimentándose de las semillas que lo rodeaban cuando capturé esta foto. Caminaba con su pareja de toda la vida. (Foto: Shazmeen Bank)

familia de pinguinos emperador

El pingüino emperador es el más alto y pesado de todas las especies de pingüinos vivientes y es endémico de la Antártida. El macho y la hembra son similares en plumaje y tamaño. Estas aves no voladoras se reproducen en invierno. Después de un cortejo de varias semanas, ¡la pingüina emperador pone un solo huevo y luego se va! El padre de cada huevo de pingüino lo balancea sobre sus pies y lo cubre con su bolsa de cría, una capa muy cálida de piel emplumada diseñada para mantener el huevo abrigado. Ahí permanecen los machos, durante unos 65 días, a través de temperaturas heladas, vientos crueles y tormentas cegadoras. Finalmente, después de unos dos meses, las hembras regresan del mar, trayendo comida que regurgitan o cargan para alimentar a los polluelos que han salido de sus huevos. Los machos parten ansiosos para su propia sesión de pesca en el mar y las madres se hacen cargo de los polluelos durante un tiempo. A medida que los pingüinos jóvenes crecen, los adultos los dejan en grupos de polluelos llamados guarderías mientras salen a pescar. Dentro de cinco años, si sobreviven en su hogar oceánico, los pingüinos jóvenes volverán para convertirse en padres.
Hay una razón para el momento de la eclosión de los pingüinos emperador. Para diciembre, cuando el clima antártico se ha calentado un poco, el hielo que ocupan los pingüinos comienza a romperse, acercando las aguas abiertas a los sitios de anidación.
Literalmente estaba acostado en el suelo mientras tomaba esta imagen. La razón por la que hice esto es porque cuando bajamos de su altura, se sienten menos asustados al estar cerca de nosotros y, por la misma razón, esta familia de pingüinos emperador en particular pasó una buena cantidad de tiempo a mi lado. En este viaje en particular había caminado un promedio de 8 horas diarias en busca de un marco perfecto. (Foto: Thomas Vijayan)

pinguinos nadando

Los pingüinos barbijo y papúa descansaban sobre un pedazo de iceberg cerca de la isla Danco, en la Antártida. Evaluaron cuidadosamente mi presencia en el agua como un depredador potencial. Una vez que decidieron que yo era inofensivo, saltaron al agua y rodearon su pequeña isla de hielo con más curiosidad que cautela. (Foto: David Doubilet)

Elefantes en Kenya

Tsavo, Kenia: mientras fotografiaba a algunos de los últimos grandes elefantes con colmillos en Kenia, regularmente me encontraba con un grupo de elefantes africanos un poco más jóvenes que actuaban como una unidad de guardaespaldas para los elefantes más grandes. Literalmente se colocaban entre el venerado elefante y yo, esencialmente ofreciéndose como protección para él en caso de que tuviera la intención de hacerle daño. No tenía idea de que los elefantes hacían esto hasta que lo vi por mí mismo. La caza furtiva contra los elefantes por su marfil ha sido tan grande que este es un sistema que ciertos grupos de elefantes han ideado para proteger a los elefantes que representan lo mejor de sí mismos, el mayor ADN y conocimiento. Esto solo sirve para recordarnos cuán humanos pueden ser los elefantes y cuánto tenemos en común. (Foto: Brent Stirton)

costa del reino unido

Costa este del Reino Unido. (Foto: Robert Clark)

pinguino papua

Pingüino papúa sobre una tabla de surf de hielo en la Antártida. (Foto: Graeme Green)

osa y su cachorro

Una madre y su cachorro se sientan a la orilla del agua en Brooks Falls en el Parque Nacional Katmai en Alaska. La madre tardaba demasiado en pescar, así que el pequeño me miró después de despertar de una siesta en la espalda de mamá. (Foto: Kristi Odom)

orangutan

Un orangután de sumatra en peligro crítico de extinción, Pongo abelii, en el zoológico Gladys Porter en Brownsville, Texas, Estados Unidos. (Foto: Joel Sartore)

orangutan se tapa de la lluvia

El orangután es considerado uno de los animales más inteligentes del mundo. Con un 97% de ADN humano, se sabe que son capaces de utilizar herramientas e imitar el comportamiento humano. Esta joven orangután usó una hoja de taro para protegerse de la lluvia. Sin embargo, a pesar de su inteligencia, el orangután se enfrenta al grave peligro de extinción. Alrededor de 7,000 orangutanes mueren cada año, y la mitad de su población ha desaparecido en los últimos 15 años.
Esto se debe a que las personas y las empresas siguen destruyendo las selvas tropicales para conseguir más aceite de palma crudo con el fin de obtener más ganancias y así vender sus productos más baratos a los clientes. La caza furtiva ilegal, en la que las personas matan deliberadamente a la madre para llevarse al bebé y venderlo para obtener ganancias en el mercado negro, también acelera aún más la disminución de la población. Dado que los orangutanes solo tienen hijos una vez cada 9 años y la tasa de disminución actual de la población, es posible que no los volvamos a ver para siempre en los próximos 15 a 20 años. (Foto: Andrew Suryono)

Prints for Nature: Sitio web

My Modern Met obtuvo permiso de Prints for Nature para reproducir estas fotografías.

Artículos relacionados:

Fotógrafo subacuático captura la singular belleza de nadar con ballenas jorobadas

Estos son los divertidos ganadores de los Comedy Wildlife Photography Awards 2020

Imagen de un tigre siberiano abrazando a un árbol gana el premio Wildlife Photographer of the Year

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]