Máquina de suicidio asistido para una eutanasia sin dolor es legalizada en Suiza

Sarcos, la máquina de suicidio asistido

Suiza ha legalizado una máquina impresa en 3D que permitirá a quienes deseen tener una muerte asistida elegir dónde quieren fallecer. El Sarco Pod, creado por Exit International, permite tener una eutanasia rápida e indolora y no requiere asistencia externa. Como la funcionalidad se activa desde el interior, los usuarios pueden practicar la autoeutanasia.

La máquina fue pensada como una alternativa a los métodos actuales, que en Suiza consisten en tragar una píldora que pone a la persona en coma antes de morir. Sarco Pod, en cambio, funciona reemplazando lentamente la cantidad de oxígeno en la cápsula por nitrógeno. Según el Dr. Philip Nitschke, fundador de Exit International y creador de Sarco Pod, el método lleva a una muerte sin dolor.

Una vez que la persona está dentro de la cápsula, se le pide que responda a una serie de preguntas pregrabadas y luego pulse un botón. A partir de ese momento, el nivel de oxígeno del interior empieza a descender. Sin embargo, hay una escotilla de escape en caso de que alguien cambie de opinión. Según la empresa, la máquina proporciona una “muerte hipóxica feliz”, ya que el bajo nivel de oxígeno hace que la persona alcance un estado de euforia antes de desmayarse.

“Queremos eliminar cualquier tipo de revisión psiquiátrica del proceso y permitir que el individuo controle el método por sí mismo”, dijo Nitschke. “Nuestro objetivo es desarrollar un sistema de revisión de inteligencia artificial para establecer la capacidad mental de la persona”. Naturalmente, hay mucho escepticismo, sobre todo entre los psiquiatras. La ventaja para la persona que lo utiliza es que no tiene que obtener ningún permiso, no necesita que un médico especial le meta una aguja y no tiene que conseguir medicamentos de difícil acceso”.

Nitschke señala que la máquina también puede utilizarse como ataúd y puede transportarse a cualquier lugar, incluso a un “idílico espacio al exterior”. Con todo esto, Nitschke busca cumplir su objetivo de dar a más personas la oportunidad de decidir cómo, cuándo y dónde quieren fallecer.

Ahora que el Sarco Pod ha pasado las pruebas legales en Suiza, el plan es sacarlo al mercado en 2022.

El Sarco Pod es una máquina de suicidio asistido impresa en 3D que ofrece una muerte sin dolor.

Sarcos Euthanasia Capsule

La máquina portátil permite a la gente decidir cómo, cuándo y dónde quieren morir.

Exit International: Sitio web | Twitter
h/t: [Global News]

Todas las imágenes vía Sarco.

Artículos relacionados:

Esta revolucionaria instalación funeraria puede convertir restos humanos en compost

‘El beso de la muerte’: la magnífica escultura que celebra la vida en el más allá

Loop: la alternativa biodegradable a los ataúdes tradicionales que está hecha de hongos

Este diseñador creó un librero que puede ser transformado en un ataúd después de la muerte

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, actualmente está realizando un Máster en Gestión Cultural en la Universidad Carlos III de Madrid. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO