Estudio revela que los trabajadores remotos son igual de productivos que en la oficina

Trabajar a distancia tiene algunas ventajas claras, como la libertad de elegir dónde y cuándo trabajar y la posibilidad de pasar más tiempo con los seres queridos. Pero, teniendo toda esa libertad, ¿los empleados que trabajan a distancia pueden ser tan productivos como los de la oficina? Buenas noticias para quienes aman el trabajo remoto: un estudio de Texas A&M ha descubierto recientemente que la respuesta es un rotundo sí. De hecho, descubrieron que la resiliencia tanto de los empleados como de la empresa puede aumentar gracias a la posibilidad de que los empleados trabajen a distancia durante acontecimientos que normalmente provocarían despidos. En el caso del estudio, realizado en 2017, ese acontecimiento fue el huracán Harvey. Desde 2020, el COVID-19 y las medidas de distanciamiento social han sido la mayor causa de despidos y, más recientemente, ha dado origen al debate sobre los pros y los contras del trabajo a distancia.

El estudio fue realizado por un equipo de investigación (compuesto por Dra. Kamrie Sarnosky, Dr. Mark Benden, Dr. Garrett Sansom, Dra. Leslie Cizmas y Dra.Annette Regan) de la Escuela de Salud Pública de Texas A&M. Para recopilar los datos, trabajaron con una gran empresa de petróleo y gas de Houston, analizando los datos del software ergonómico de 264 de sus empleados. Durante el periodo de estudio, la empresa se vio obligada a cerrar sus oficinas debido a las inundaciones del huracán Harvey. Esto hizo que los empleados no tuvieran más remedio que trabajar remotamente por un periodo de hasta siete meses, en algunos casos.

El estudio, que se publicó en IOS Press en febrero de 2022, analizó los datos tecnológicos de los empleados de antes, durante y después del huracán. Los datos del periodo “antes”, enero-agosto de 2017, establecieron la línea de base de la actividad; los datos “durante” se recopilaron durante el desplazamiento causado por la tormenta, entre agosto y septiembre de 2017; y los datos “después” se recogieron durante el periodo de tiempo de regreso gradual a la oficina (septiembre de 2017-marzo de 2018) y, finalmente, el regreso completo a la oficina (abril-diciembre de 2018).

Lo que descubrieron firmemente sugiere que el trabajo a distancia no tiene un impacto negativo en la productividad del lugar de trabajo. Aunque el uso total del ordenador disminuyó durante el huracán como respuesta inmediata al desastre natural, las horas de los empleados aumentaron constantemente con el tiempo, y sus comportamientos laborales volvieron rápidamente a los niveles anteriores al huracán y al traslado a casa. Mientras los empresarios de todo el mundo debaten sobre la practicidad y la eficacia de los horarios remotos e híbridos, este análisis proporciona una visión importante de la realidad de los trabajadores remotos y su rendimiento.

Dado que el estudio forma parte de una iniciativa más amplia del Centro de Ergonomía de la universidad para estudiar la salud de los trabajadores de la información, los investigadores también hicieron un seguimiento del entorno ergonómico en las oficinas domésticas de los empleados, con el objetivo de comprender y abordar los problemas de salud de los empleados a distancia. Estos problemas incluían el estrés, la depresión y el abuso de sustancias, así como cuestiones menores que se acumulan para crear problemas de salud a lo largo del tiempo, como la mala postura y las horas de trabajo con el ordenador que pueden provocar el síndrome del túnel carpiano.

“La investigación dice que si trabajas de una manera determinada a un ritmo determinado durante una duración determinada, tienes más probabilidades de lesionarte por ese trabajo”, dice Benden, uno de los investigadores. “Pero si trabajas un poco menos o un poco menos seguido, o interrumpes la duración […] entonces tienes menos probabilidades de desarrollar un problema por hacer tu trabajo de oficina”. Para comprobarlo, recomendaron descansos a los empleados periódicamente, y descubrieron, de nuevo, que el ejercicio positivo mejoraba tanto la calidad como el rendimiento de su trabajo.

Al publicarse el estudio en un momento tan relevante, los investigadores destacan la importancia de la investigación aplicada, especialmente cuando puede mejorar potencialmente la salud y el bienestar de los trabajadores a distancia. Dice Benden: “Tenemos que aprender esto de la gente, tenemos que enseñar a la gente sobre ello, y luego tenemos que ayudar a la gente a hacerlo”.

h/t: [Texas A&M Today]

Artículos relacionados:

25 Apps de productividad para trabajar desde casa y mantenerte conectado

Ley portuguesa prohíbe a los empleadores contactar a sus trabajadores fuera del horario laboral

Haz que trabajar desde casa sea más divertido con estos artículos de oficina

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, actualmente está realizando un Máster en Gestión Cultural en la Universidad Carlos III de Madrid. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]