Home / Fotografía / Paisaje urbanoEntrevista: Stephen Wilkes pasó 10 años capturando el mundo “del día a la noche”

Entrevista: Stephen Wilkes pasó 10 años capturando el mundo “del día a la noche”

Jardines del Trocadero y Torre Eiffel

Wilkes luchó contra el mal tiempo en París en una sesión de 18 horas desde una grúa a 12 metros sobre los Jardines del Trocadero, 2014. (Foto: © 2019 Stephen Wilkes)
Este post puede contener links de afiliados. Si realizas una compra, My Modern Met puede obtener una comisión. Por favor lee nuestra divulgación de afiliados para mayor información.

A lo largo de diez años, el fotógrafo Stephen Wilkes se ha embarcado en un proyecto épico que lo ha llevado a fotografiar lugares durante horas e incluso días enteros. Los resultados son impresionantes composiciones fotográficas que detallan los cambios visuales de un sitio específico mientras progresa el día, pasando de la luz a la oscuridad. La serie Day to Night (“Del día a la noche”) de Wilkes, que inició en Nueva York, se ha extendido por todo el mundo y fuera de los entornos urbanos para presentar increíbles cápsulas del tiempo fotográficas de los grandes espacios de la Tierra.

Ya sea luchando contra el mal tiempo en París durante una sesión de 18 horas o persiguiendo a asustadizas aves migratorias, la tenacidad y pasión de Wilkes es palpable en todas las fotografías. Publicada por Taschen, Day to Night es una nueva publicación que reúne lo mejor del trabajo de Wilkes. El libro nos lleva en un viaje desde Nueva York hasta el Serengueti, mostrándonos los lugares y eventos que hacen que nuestro planeta sea especial.

Con esta obra, Wilkes invita a los espectadores a ralentizar su mirada y apreciar los ricos detalles de cada escena. Momentos como la Regata Storica de Venecia muestran las arraigadas tradiciones de esta ciudad italiana en su historia, mientras que otras escenas invitan a los espectadores a maravillarse con la fuerza del mundo natural. Cada fotografía está llena de detalles, y el libro permite a los espectadores explorar cada centímetro de la composición para experimentar la escena tal y como la experimentó Wilkes.

Ya puedes adquirir tu propia copia de Day to Night. Para celebrar su publicación, Wilkes presentará imágenes del libro y algunas otras nuevas en la Bryce Wolkowitz Gallery de Nueva York. Su exposición individual A Witness to Change estará abierta al público del 12 de septiembre al 26 de octubre del 2019.

My Modern Met tuvo la oportunidad de hablar con Wilkes acerca de su trabajo, incluyendo cómo ha evolucionado la tecnología y cómo ha evolucionado su visión a lo largo de estos diez años. Lee algunos fragmentos de nuestra conversación a continuación.

Parque del puente de Brooklyn

Parque del puente de Brooklyn, 2016. (Foto: © 2019 Stephen Wilkes)

Sobre cómo Day to Night lo cambió:

Creo que he profundizado los varios temas que amo fotográficamente, así que creo que me vuelto un mejor observador. Pienso que me ha enseñado cosas. De verdad creo que me ha informado de una manera profunda y significativa, ya que siempre he sido curioso y me encanta mirar y me encanta ver.

Hoy en día, la idea de mirar y ver se está convirtiendo en una experiencia humana en peligro de extinción, pero me he dado cuenta que este trabajo es la antítesis de eso. Es una conectividad constante que ahora nos atrae a todos, esta adicción que tenemos a nuestro iPhone y a las redes sociales. He descubierto que cuando tomo estas fotos tengo la oportunidad de solo mirar. De alguna forma, cuando tienes tanto tiempo para mirar algo, para estudiar un lugar como lo hago yo, te afecta profundamente. Empiezas a ver narrativas en todo.

Parque del puente de Brooklyn

Parque del puente de Brooklyn, 2016 (detalle). (Foto: © 2019 Stephen Wilkes)

Sobre cómo la tecnología ha cambiado su trabajo:

Cuando empecé a tomar fotografías hace 10 años, creo que la cámara de gran formato de más megapixeles sólo podía tomar exposiciones de un minuto, por lo que ni siquiera se podía hacer fotografía nocturna. Disparar con una exposición de una hora a la luz de la luna era algo inimaginable. Era de 50 megapixeles. Así que la primera Day to Nights fue tomada con 50 megapixeles. Mi última Day to Night, que acabo de hacer, fue tomada con 150 megapixeles. Así que se ha triplicado. La calidad de imagen se ha triplicado en 10 años. Y con eso, la calidad de imagen ha mejorado exponencialmente.

Mi pasión por crear imágenes siempre ha sido la forma en que yo veo, y quiero crear imágenes que realmente te permitan ver cómo veo y cómo luce en realidad—físicamente, cómo ve el ojo humano. La forma en que vemos una imagen y la historia de la fotografía siempre ha estado definida por un formato. Podría ser de 35mm, 4×5, 8×10—esto define dónde está el marco. Tienes una lente y luego la montura tiene que encajar dentro de lo que sea que la lente proyecte en esa montura.

Lo que creo que es muy emocionante en el medio hoy, y el cambio que he presenciado en los últimos 10 años desde que empecé a hacer esto, es que ya no me define cierto enfoque. Yo creo mi propio enfoque basándome en lo que veo. Estoy explorando la forma en que funciona el ojo humano y cómo vemos el mundo en términos de visión periférica y en la forma en que vemos la escala. Estas son algunas cosas que me ha permitido explorar esta tecnología.

Trafalgar Square por Stephen Wilkes

Una pareja se besa entre el flujo de peatones en Trafalgar Square en Londres, 2013. (Foto: © 2019 Stephen Wilkes)

En la experiencia que busca dar a los espectadores:

Busco crear una experiencia visceral con mis fotografías. Quiero hacerte sentir que estás mirando hacia afuera desde una ventana, y creo que hacia eso se dirige el medio. Pienso que la tecnología ha mejorado. Es casi como si, siendo escritor, nunca hubieras oído hablar de un tesauro. Si alguien te diera uno pensarías: “Vaya, esto es grandioso. Ahora tengo un montón de palabras más que puedo usar para describir cosas”. Así es conmigo y los megapíxeles. Mientras más detalles obtengamos, más información podemos mostrar. Pienso que eso abre la oportunidad para contar historias adicionales. Cosas insignificantes de repente adquieren significado en mis fotografías, y esos detalles de convierten en maneras poderosas de premiar al espectador cuando se encuentra frente a una impresión enorme.

Gran Cañón por Stephen Wilkes

El popular South Rim (Borde Sur) del Gran Cañón, visto desde un mirador a 21 metros de altura. Arizona, 2015. (Foto: © 2019 Stephen Wilkes)

Sobre cómo Day to Night ha evolucionado de paisajes urbanos a naturales:

El trabajo ha evolucionado para enfocarse en especies y hábitats en peligro de extinción, que son grandes temas en mi trabajo documental, pero en realidad sólo ha tenido efecto en los últimos años de Day to Night cuando comencé la serie de migración de aves con National Geographic.

Hice una serie de parques naturales. Fue ahí cuando empecé a darme cuenta que podía crear narrativas fotografiando paisajes y lugares fuera de las ciudades. El trabajo en realidad inició en Nueva York. Era una especie de carta de amor hacia la ciudad; sin embargo, cuando empecé a retratarla comencé a ver cosas que de alguna forma me conectaban con la naturaleza. Cuando observas a las personas en Nueva York desde una altura de 12 o 15 metros y las estudias durante 18 horas seguidas, tienes la sensación de que la gente en autos y taxis, la forma en que se mueven por Nueva York, el flujo y la energía de la ciudad son muy parecidos a los que verías en un banco de peces.

Todos son individuos, pero se mueven con una especie de comportamiento emergente hermoso, un movimiento armónico. Así que empecé a ver las cosas así. Ha sido un regalo maravilloso y extraordinario que llegó a mí casi por accidente.

Albatros en las islas Falkland

Steeple Jason, Islas Falkland, 2017. (Foto: © 2019 Stephen Wilkes)

Sobre cuál ha sido su mayor desafío:

Diría que mi trabajo se vuelto más difícil con el tiempo, y eso es en parte por mi naturaleza. Me encantan los desafíos, y por eso mi trabajo ha cambiado—ya no era suficiente quedarme parado en una grúa por 18 horas retratando personas y paisajes urbanos. Ahora tomo fotos de vida silvestre. Varios de mis amigos y colegas en National Geographic—muchos de ellos se pasan toda la vida retratando una sola especie—escuchan lo que estoy haciendo y me preguntan: “Así que, ¿cuántas semanas te dieron para hacerlo?”

“Pues, la serie se trata de tomar la foto del día a la noche”. Me miran y dicen: “Ajá, buena suerte con eso” ante la idea de que las aves milagrosamente aparecerán para mí ese día, pero he tenido mucha, mucha suerte y siempre tengo cierta actitud. Tengo esperanza y me aseguro de investigar bien, pero me gusta decir que vivo en el momento.

Las fotos más desafiantes que he tomado son definitivamente las de aves porque son criaturas muy asustadizas, sobre todo las grullas canadienses, que es una especie que se caza en prácticamente todas partes del mundo. Estás extremadamente cerca de ellas por 36 horas y no puedo moverme ni encender una luz—ese tipo de cosas. Esas son situaciones muy, muy desafiantes.

Parque nacional Serengeti por Stephen Wilkes

Parque Nacional Serengueti, Tanzania, 2015.  (Foto: © 2019 Stephen Wilkes)

Sobre su interés en la conservación:

La conservación, además de todo lo que está pasando en el mundo ahora, es el tema que más me preocupa—y el que más debería de preocuparnos como humanidad. Pienso que, si solo me quedan algunos años más para hacer este tipo de trabajo porque es físicamente muy intenso y laborioso, quiero tomar fotos que muestren dónde nos encontramos en este punto en el tiempo. Espero que eso inspire a la gente a reconocer que tenemos que hacer algo ya.

Una de las cosas que creo firmemente después de haber visitado todos estos lugares, después de documentar las aves migratorias de todo el mundo, viajar al Serengueti y a todos estos sitios diferentes, es que verdaderamente todo está conectado. Cuando provocas un desequilibrio en ciertos ecosistemas se produce un enorme efecto dominó. He visto a animales comunicarse a una escala que no sabía que existía y me interesa mucho contar esta historia para reforzar ese mensaje.

Venecia durante la Regata Storica por Stephen Wilkes

Gondoleros viajan por el Gran Canal en barcos y trajes al estilo del siglo XVI para la Regata Storica anual en Venecia, 2015.

Sobre lo que espera que la gente se lleve de Day to Night:

Cuando alguien mire mi libro, solo espero que realmente afecte su manera de ver. Cuando observas una Day to Night (y esto es algo que puedes ver en el libro) te muestro los detalles de esa imagen, y en muchas de esas fotografías hay imágenes dentro de imágenes dentro de imágenes. Esa es la esencia de lo que me hace feliz a la hora de ver y observar.

Espero que la gente que lea el libro experimente esa bonita habilidad para descubrir, que digan cosas como “Vaya, ¿qué está pasando aquí?” o “Espera un segundo, ¿qué hay en esta foto?” y que vayan y vengan. Ya sabes, que miren la imagen completa de Day to Night y que regresen a ver el detalle y descubran que hay algo más dentro de la foto. Es una sensación de descubrimiento que, en lo personal, representa una de las más grandes alegrías que tengo como artista y como ser humano. Es esta idea de mirar algo y descubrir algo, y eso es lo que espero. En cierto modo es una celebración de la belleza y de nuestro mundo, y espero que a través de esa celebración el libro se convierta en un punto de entrada emocional. Espero que la gente mire al mundo y vea toda la belleza en él, y al mismo tiempo reconozca lo frágil que es.

Libro Day to Night de Stephen Wilkes

Este artículo ha sido editado para una mayor claridad.

Stephen Wilkes: Sitio web | Facebook | Instagram

My Modern Met obtuvo permiso de TASCHEN para reproducir estas fotografías.

Artículos relacionados:

Fotos tomadas en la “frontera azul” entre el día y la noche capturan el encanto del crepúsculo

Entrevista: Fotos de larga exposición convierten la escalada en roca en senderos arcoíris

Fotógrafo crea cámaras especiales para capturar una imagen milenaria del lago Tahoe

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO