Estas tortugas sonrientes se han salvado de estar al borde de la extinción

Baby Burmese roofed turtle

La población de una de las tortugas más amenazadas del mundo está renaciendo. La tortuga de techo birmana (Batagur trivittata) es conocida por sus grandes ojos y su sonrisa simpática, y ahora estas tortugas definitivamente tienen una razón para sonreír. Endémicas de Birmania, se pensó que estaban extintas hasta que fueron redescubiertas a principios de la década de 2000. Ahora, gracias a un programa de crianza, su número por fin está aumentando.

En algún momento, las tortugas de techo birmanas abundaban en los ríos de Birmania, hasta que el uso de equipos de pesca y la explotación de sus huevos diezmaron la población. La especie en sí es bastante interesante, ya que las hembras son significativamente más grandes que los machos y los machos cambian de color durante la temporada de reproducción. Durante ese tiempo, el color de los machos pasa de tonos apagados a cartujo con marcas negras. También son populares por la gran sonrisa que siempre tienen en sus rostros.

Una vez que las tortugas fueron redescubiertas, la Sociedad de Conservación de Vida Silvestre (WCS) y la Alianza para la Supervivencia de las Tortugas (TSA) pusieron manos a la obra. Ellos monitorean los bancos de arena que las hembras usan para anidar y luego recogen los huevos. Los huevos se incuban y se mantienen a salvo en una instalación en la aldea de Limpha, en Birmania. Esto ha dado origen a una población cautiva de 1,000 tortugas, lo que significa que la tortuga de techo birmana ya no está en peligro de extinción biológica.

Burmese Roofed Turtle Hatching

Sin embargo, estas tortugas todavía no están fuera de peligro. Aún están listadas como críticamente amenazadas, y solo quedan cinco o seis hembras adultas y tan solo dos machos adultos en estado salvaje. El enfoque de la conservación se está desplazando hacia la población silvestre y a facilitar a la transición de las crías en cautiverio de vuelta a la naturaleza.

Aún así, los investigadores consideran que el caso de la tortuga de techo birmana es un éxito de conservación. Y cuando se considera que las tortugas tienen una de las tasas de extinción más altas del mundo—más de la mitad de las 360 especies están en peligro de extinción—sin duda es un gran paso en la dirección correcta.

Gracias a un exitoso programa de cría, la tortuga de techo birmana—conocida por su sonrisa simpática—ya no está en peligro de extinción.

Burmese roofed turtle

h/t: [IFLScience!, NYTimes]

Todas las imágenes vía Myo Min Win – WCS Myanmar Program.

Artículos relacionados:

Las tortugas albinas lucen como pequeñas criaturas de fuego

Diego, la tortuga que salvó a su especie, se retira después de 80 años

Esta tortuga punk australiana con “cabello” verde está cerca de la extinción

Un espectacular video muestra la migración de las tortugas marinas en Australia

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO