5 Ejemplos de arquitectura renacentista que representan la elegancia de este estilo

5 Edificios renacentistas que muestran la elegancia de la arquitectura del Renacimiento

De izquierda a derecha: Basílica de San Pedro; detalle de la Basílica de San Pedro; Capilla Sixtina; Palacio Farnesio; interior del Palacio Farnesio; Palacio Médici Riccardi; castillo de Chambord; detalle del castillo de Chambord

El Renacimiento es conocido como un periodo de florecimiento y creación artística que duró desde principios del siglo XIV hasta principios del siglo XVI. Fue un periodo radical que transformó la cultura, el arte, la artesanía, la escultura y, por supuesto, la arquitectura. Desde el punto de vista estético, a menudo se centró en recuperar elementos de la antigua arquitectura griega y romana.

Aunque el arte y la arquitectura del Renacimiento se extendieron rápidamente por toda Europa, este movimiento comenzó en Florencia, Italia, con unos pocos proyectos selectos que perfeccionaron las ideas sobre simetría, proporción y belleza. Dado que el Renacimiento fue anterior al decadente periodo barroco, algunas de las obras renacentistas de esta lista representan las transiciones de un estilo a otro. Otras representan el paso de la arquitectura renacentista a estilos de diseño más góticos.

En este artículo, desglosamos las características comunes que definen la arquitectura renacentista y te presentamos cinco de nuestros edificios favoritos de estilo renacentista. ¡Puede que encuentres el próximo destino de tu lista de viajes!

En este artículo, desglosamos las características de la arquitectura renacentista y algunos de los mejores ejemplos del estilo.

 

Características de la arquitectura renacentista

Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano (Foto: Fotos de stock de silverfox999/Shutterstock)

La arquitectura renacentista, al igual que otras obras de arte del Renacimiento, se centró en la creación de una belleza perfecta. Esto suele traducirse en la simetría, la atención a la proporción y un regreso a los estándares griegos y romanos.

Estudio de las proporciones — Las ideas sobre la belleza natural se basan en el estudio de la escala y la proporción. Los elementos arquitectónicos se diseñaban en referencia a la forma humana. Esto dio lugar a la idea de un proceso matemático que conducía a la obra arquitectónica perfecta.

Elementos de la arquitectura clásica — La palabra “renacimiento” realmente describe bien las tendencias artísticas de la época. Parte de la idea era regresar a lo que algunos creían que era la cumbre de la arquitectura y el arte. Las obras del Renacimiento a menudo presentaban elementos clásicos, como cúpulas, arcos, dinteles y columnas. Algunos proyectos también incluyen los órdenes clásicos: dórico, jónico, corintio y compuesto.

Planos rectangulares y simétricos — Dado que el diseño de la arquitectura renacentista se centraba en gran medida en el orden y la perfección de la belleza natural, los edificios solían tener una planta simétrica y eran rectilíneos o cuadrados.

 

Ejemplos de arquitectura del Renacimiento

 

Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano (Foto: Fotos de stock de Vladimir Sazonov/Shutterstock)

La Basílica de San Pedro es a veces considerada la más grandiosa de todas las iglesias cristianas y es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista. También incluye muchos elementos de diseño de estilo barroco. Aunque la construcción abarcó mucho tiempo, gran parte del diseño fue creado por arquitectos y creadores muy conocidos, como Donato Bramante, Miguel Ángel, Carlo Maderno y Gian Lorenzo Bernini.

También podrás encontrar la Basílica de San Pedro en nuestra lista de edificios de estilo barroco que celebran la extravagancia de ese movimiento arquitectónico.

Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano (Foto: Fotos de stock de Mahara/Shutterstock)

 

La Capilla Sixtina

v

La Capilla Sixtina en la Ciudad del Vaticano (Foto: Fotos de stock de Anna A Tarasenko/Shutterstock)

La Capilla Sixtina es una famosa capilla del Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano. Es conocida porque está decorada con los famosos frescos renacentistas de Miguel Ángel, concretamente en el techo. Aunque el exterior de la capilla es muy sencillo, el elevado interior está lleno de increíbles frescos realizados por algunos de los mejores artistas y artesanos de la época.

Si quieres saber más, lee nuestro artículo sobre la historia del techo de la Capilla Sixtina.

La Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina en la Ciudad del Vaticano (Foto: Fotos de stock de Krikkiat/Shutterstock)

 

Palacio Farnesio

El Palacio Farnesio en Roma

El Palacio Farnesio en Roma, Italia (Foto: Fotos de stock de Baloncici/Shutterstock)

El Palacio Farnesio, diseñado para la familia Farnesio en 1517, puede ser considerado el mejor ejemplo de la arquitectura del Alto Renacimiento, o al menos de los palacios renacentistas.

Originalmente, el edificio fue diseñado por Antonio da Sangallo el Joven, pero fue continuado por muchos de los arquitectos más influyentes del Renacimiento, como Jacopo Borozzi da Vignola, Giacomo della Porta y Miguel Ángel.

A pesar de ser un gran ejemplo del arte y la arquitectura italiana, el Palacio Farnesio ahora es la sede de la embajada de Francia.

El Palacio Farnesio en Roma

El Palacio Farnesio en Roma, Italia (Foto: Fotos de stock de Massimo Santi/Shutterstock)

 

Palacio Médici Riccardi

EL Palacio Medici Riccardi, un ejemplo de arquitectura renacentista

El Palacio Médici Riccardi en Florencia, Italia (Foto: Fotos de stock de JJFarq/Shutterstock)

El Palacio Médici Riccardi es un importante ejemplo de arquitectura renacentista en Florencia, Italia, diseñado para la famosa familia Médici. Se describe como la casa renacentista “donde todo empezó”, ya que permitió trabajar a artistas como Miguel Ángel, Donatello, Benozzo Gozzoli y Botticelli.

El Palacio Médici Riccardi fue diseñado por Michelozzo di Bartolomeo y se terminó en 1484. El diseño del palacio es un gran ejemplo de un esquema tripartito, o en tres elevaciones verticales distintas. Este tratamiento de la fachada fue muy popular en el Renacimiento porque simbolizaba la influencia de la escala humana en la arquitectura.

EL Palacio Medici Riccardi, un ejemplo de arquitectura renacentista

El Palacio Médici Riccardi en Florencia, Italia (Foto: Fotos de stock de Federico Magonio/Shutterstock)

 

Castillo de Chambord

El castillo de Chambord

El castillo de Chambord en Chambord, Centre-Val de Loire, Francia (Foto: Fotos de stock de Tsomchat/Shutterstock)

El castillo de Chambord es un ejemplo de la arquitectura del Renacimiento francés, aunque tiene muchos rasgos de los castillos medievales franceses. El castillo se construyó originalmente como pabellón de caza para el rey Francisco I, quien reinó de 1515 a 1547. Aunque se cree que el plan del proyecto fue diseñado por Domenico da Cortona, posiblemente con importantes influencias de Leonardo da Vinci, el diseño final se alteró mucho durante la construcción.

Un claro elemento arquitectónico inspirado en Da Vinci es la icónica escalera central. Su doble hélice, o escalera de ADN, es una idea de diseño muy conocida que tiene implicaciones fuera del castillo de Chambord.

Aunque este proyecto es bien conocido por su extravagancia—incluyendo sus jardines cuidadosamente mantenidos que son más grandes que todo el interior de París—no siempre ha sido fácil de mantener. Muchas de las piezas originales de mobiliario y decoración se vendieron durante y después de la Revolución francesa y tuvieron que ser remplazadas posteriormente con obras del Louvre y del castillo de Compiègne.

El castillo de Chambord

El castillo de Chambord en Chambord, Centre-Val de Loire, Francia (Foto: Fotos de stock de saiko3p/Shutterstock)

 

Artículos relacionados:

5 Edificios ‘art nouveau’ que encarnan la elegancia de este estilo arquitectónico

5 Edificios que capturan el lado divertido de la arquitectura posmoderna

5 Edificios ‘art déco’ que encarnan el glamour vintage de este estilo arquitectónico

5 Edificios barrocos que celebran la extravagancia de este movimiento arquitectónico

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.

CONTENIDO PATROCINADO