Biblioteca Vasconcelos: un templo de la literatura en el corazón de la Ciudad de México

biblioteca vasconcelos

Foto: Fotos de stock por R.M. Nunes/Shutterstock

Gracias a su impresionante arquitectura, la Biblioteca Vasconcelos se ha convertido en mucho más que un espacio para la lectura; es un símbolo del deseo de los habitantes de la Ciudad de México por empaparse de cultura y ampliar sus horizontes. Ubicada en el barrio de Buenavista, a un par de kilómetros del Centro Histórico –y bien conectada con diversas líneas de transporte público– la biblioteca recibe con los brazos abiertos a personas de todo tipo. 

Su nombre hace referencia a José Vasconcelos (1882-1959), un abogado, educador y filósofo mexicano que fue un gran promotor de la cultura. Aunque la Biblioteca Vasconcelos abrió sus puertas en mayo de 2006, en 2007 se descubrieron filtraciones de agua y otros problemas que requerían reparación, por lo que cerró temporalmente; sin embargo, volvió a abrir sus puertas a finales de 2008. 

La gran estructura de acero, concreto y cristal con detalles en madera fue diseñada por el arquitecto mexicano Alberto Kalach. La biblioteca, que consta de tres estructuras alineadas de siete niveles cada una, fue construida en un terreno de 37 mil 692 metros cuadrados, de los cuales un 70% pertenece al jardín botánico que rodea al edificio. En él habitan 168 especies de plantas, como fresnos, encinos, ahuehuetes, y palmas. El enorme tragaluz de la biblioteca complementa el enfoque ecológico que caracteriza las construcciones de Kalach, y crea las condiciones ideales para que la mayor parte del edificio sea iluminada con luz natural. 

biblioteca vasconcelos gabriel orozco matrix movil

Foto: Fotos de stock por Joshua Davenport/Shutterstock 

Al centro del primer piso flota una obra que se ha convertido en el símbolo de la biblioteca: Matrix Móvil, de Gabriel Orozco. La pieza consiste en un esqueleto de ballena gris –recogido en las playas de Baja California– que el artista decoró con curvas orgánicas que siguen la estructura ósea del animal. La escultura fue tan bien recibida que en 2009 fue expuesta en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y Orozco recibió una comisión para replicar este concepto para la galería White Cube de Londres.

Sin embargo, el elemento más reconocible de la Biblioteca Vasconcelos son sus 40 mil metros de estanterías flotantes que actualmente albergan alrededor de medio millón de libros. Aunque los siete pisos de la biblioteca están abiertos al público, ¡algunas secciones en voladizo podrían darte un buen susto si le tienes miedo a las alturas! 

biblioteca vasconcelos interior

Foto: Fotos de stock por JessicaPichardo/Shutterstock

Su innovadora arquitectura incluso le valió ser considerada una de las 10 mejores construcciones del siglo XXI por el diario The Guardian. “Ir a buscar un libro nunca ha sido tan emocionante. Al entrar en el alto salón de la Biblioteca Vasconcelos de Alberto Kalach, es imposible no sorprenderse con las pilas colgantes de estantes que trepan a cada lado, formando una vertiginosa metrópolis de libros que recuerda a Blade Runner”, dijo el arquitecto y crítico Oliver Wainwright. “Este profundo cañón multinivel está atravesado por pórticos, escaleras en voladizo y plataformas sobresalientes, mientras que las áreas de lectura disfrutan de la luz natural en los bordes del edificio, con vistas a los exuberantes jardines botánicos. [Es] uno de los interiores más estimulantes del siglo”.

Además de los libros, la Biblioteca Vasconcelos cuenta con una sala dedicada al sistema Braille; una sala de música con instrumentos; una colección multimedia con recursos cinematográficos y material para aprender oficios e idiomas; un acervo sobre Lengua de Señas Mexicana y una colección de libros en lenguas extranjeras. La biblioteca también ofrece cursos y talleres sobre temas científicos y culturales dirigidos al público en general, así como presentaciones de danza, teatro, conferencias y ciclos de cine. Por si fuera poco, en su exterior puedes encontrar una librería.

biblioteca vasconcelos cdmx mexico

Foto: Fotos de stock por BondRocketImages/Shutterstock

Así, la Biblioteca Vasconcelos se ha convertido en el cuarto recinto cultural más visitado de México, detrás de la ciudad prehispánica de Teotihuacán, Chichen Itzá y el Museo Nacional de Antropología. En 2017 recibió a 1,836,574 visitantes, y se estima que diariamente recibe entre 6 mil y 9 mil personas. En un país donde solo 42 de cada 100 leyeron al menos un libro en el último año, y el promedio de lectura entre la población que sí lee es de 3.3 libros anuales, la Biblioteca Vasconcelos es un recurso invaluable para acortar las distancias entre el público y la literatura. 

biblioteca vasconcelos exterior

Foto: Fotos de stock por BondRocketImages/Shutterstock

Foto: Fotos de stock por LukeandKarla.Travel/Shutterstock

Artículos relacionados:

La Biblioteca Oodi de Helsinki es una carta de amor de Finlandia a la educación y la literatura

Este hermoso edificio en Yale contiene una de las bibliotecas de libros raros y antiguos más grandes del mundo

Estudio de arquitectura transforma espacio sin usar en una colorida biblioteca para niños

Esta aldea en el Sahara alberga miles de textos antiguos en bibliotecas del desierto

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO