5 Catedrales góticas que representan lo mejor de este estilo arquitectónico

catedrales góticas

De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Notre Dame, interior de Notre Dame, Catedral de Milán, interior de la Catedral de Milán, Catedral de Canterbury, interior de la Catedral de Canterbury, Santa Maria del Fiore, Catedral de Colonia

Aunque actualmente la arquitectura gótica suele asociarse con catedrales oscuras y solemnes hechas de piedra negra, este estilo siempre se ha enfocado en crear espacios hermosos y luminosos que desafían la gravedad. Muchos arquitectos del periodo gótico creían que la luz era una fuerza divina que podía conectar a los fieles con Dios. Por ello, los interiores góticos fueron diseñados con esto en mente, además de ofrecer una oportunidad para poner a prueba ideas estructurales que darían vida a edificios más altos y avanzados.

Estas catedrales e iglesias encarnaban las creencias cristianas del periodo medieval en Europa. Samuel Taylor Coleridge, un poeta y filósofo inglés que ayudó a fundar el movimiento romántico en Inglaterra, resumió esto como: “El principio de la arquitectura gótica es el infinito hecho imaginable”.

El estilo gótico fue popular en toda Europa desde finales del siglo XII hasta el siglo XVI. Aunque se originó en Francia, muchas áreas de Europa crearon sus propias versiones del estilo, las cuales a menudo influenciadas por ideas del estilo románico que lo precedió y el estilo renacentista que vino después.

Aquí desglosaremos algunos de los mejores ejemplos de arquitectura gótica y las características que definen este estilo.

 

Características de la arquitectura gótica

Las características de la arquitectura gótica a menudo se definen por sus medios revolucionarios de transporte de cargas estructurales. Las nuevas innovaciones en mampostería se difundieron rápidamente a medida que los arquitectos y artesanos aprendieron nuevas herramientas y técnicas. Antes de sumergirnos en algunos grandes ejemplos de arquitectura gótica, comprendamos mejor los métodos estructurales comunes y la estética general del diseño que se encuentran en las catedrales góticas.

 

Arbotantes

arbotante gótico

Foto: Fotos de stock de Dmitri V Tonkopi/Shutterstock

Un arbotante es un arco de mampostería que ayuda a sostener una pared y generalmente se construye contra una pared opuesta. Un arbotante no tiene que adherirse a una pared opuesta, sino que se usa en el exterior del edificio y proporciona soporte lateral u horizontal a la pared a la que se adhiere. Los arbotantes son parte de la razón por la que la arquitectura gótica incluye grandes espacios y vanos con paredes más delgadas.

 

Arco apuntado

arco apuntado gótico

Foto: Fotos de stock por M-SUR/Shutterstock

Los arcos apuntados, a menudo llamados arcos ojivales, tienen una corona puntiaguda en lugar de una curva continua. Este importante icono de la arquitectura gótica posteriormente dio paso a la bóveda de crucería.

 

Techo abovedado

techo abovedado gótico

Foto: Fotos de stock por Jane Rix/Shutterstock

La bóveda de crucería permitió cubrir un recinto amplio conservando el mayor espacio interior posible. También permitió que las catedrales usaran ventanas más altas y paredes más delgadas.

 

Chapiteles, agujas y campanarios

arquitectura gótica

Foto: Fotos de stock por marcociannarel/Shutterstock

Las agujas góticas son otra característica reconocible de la arquitectura gótica. Las torres se utilizaron por la misma razón por la que la verticalidad era tan importante: estos edificios querían transmitir alturas impresionantes como una hazaña de ingeniería. A menudo también albergaban el campanario, que anunciaba cuando comenzaban las misas u otros servicios.

 

Tracería y vitrales

vitrales góticos

Foto: Fotos de stock por wjarek/Shutterstock

En la Europa medieval, cuando las peregrinaciones eran una parte importante del cristianismo, los vitrales actuaban como una Biblia visual para aquellos visitantes que no sabían leer. La tracería es la mampostería o moldura ornamental que rompe áreas de vidrio en ventanas góticas.

 

Ejemplos de arquitectura gótica

 

Notre Dame

notre dame de paris

Notre Dame de París, Francia (Foto: Fotos de stock por anastas_styles/Shutterstock)

La catedral de Notre Dame se encuentra en la Île de la Cité en París, Francia, y es uno de los mejores ejemplos del estilo gótico francés. También es una de las catedrales góticas más antiguas y, por lo tanto, ha sido testigo de muchos eventos históricos como la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Napoleón Bonaparte.

En esta catedral aparecieron por primera vez algunos elementos famosos de la arquitectura gótica, como la bóveda de crucería y el arbotante volante que ahora definen este estilo. Si bien algunos de los edificios de nuestra lista se construyeron durante una transición del estilo gótico al renacentista, este edificio fue diseñado sobre la base de la arquitectura gótica, por lo que en su lugar incluye algunas influencias del periodo románico que le precedió.

Notre Dame también es conocida en parte por la novela de Victor Hugo El jorobado de Notre Dame. Uno de los principales atractivos es el campanario donde vivía el personaje principal, al que se puede llegar recorriendo los 387 escalones a través de una escalera extremadamente estrecha.

La catedral es también el monumento más visitado de París y se estima que 12 millones de personas lo visitan cada año. Desafortunadamente, el turismo se detuvo indefinidamente luego de un devastador incendio en abril de 2019. La reconstrucción está programada para 2021 con la esperanza de reabrir Notre Dame para 2024 para los Juegos Olímpicos de Verano de París.

arquitectura gótica

Notre Dame de París, Francia (Foto: Fotos de stock por TTstudio/Shutterstock)

catedrales góticas

Notre Dame de París, Francia (Foto: Fotos de stock por DiegoMariottini/Shutterstock)

 

Catedral de Milán

catedral de milán

Catedral de Milán, Italia (Foto: Fotos de stock por Beautiful landscape/Shutterstock)

La Catedral de Milán está dedicada a la natividad de Santa María y es la cuarta iglesia más grande del mundo. Su estructura es descrita (a veces con amor y otras con desdén) como una mezcla de muchos estilos arquitectónicos. Esto no es una sorpresa, ya que la construcción se extendió desde 1386 hasta 1965. El cambio principal en el estilo arquitectónico se produjo cuando los gustos comenzaron a cambiar del gótico tradicional hacia las ideas renacentistas más contemporáneas. Sin embargo, las ideas del Renacimiento no siempre se adoptaron sin problemas y los detalles góticos y neogóticos serían reintroducidos continuamente.

El arquitecto e ingeniero italiano Simone de Orsenigo quería que la nueva iglesia se construyera en estilo gótico lombardo que a menudo usaba ladrillos. Sin embargo, el arquitecto francés Nicolas de Bonaventure rediseñó la estructura en el estilo gótico rayonnant francés porque creía que era una interpretación más contemporánea.

La construcción se detuvo en muchas ocasiones a lo largo de los años, en los que también hubo muchas propuestas de rediseños en diferentes estilos, desde el Renacimiento italiano hasta el Barroco y de nuevo al Gótico. Algunas de estas influencias, como la fachada barroca, incluso fueron revertidas al estilo gótico.

A pesar de que muchos detalles incorporan a la intención del gótico original, muchos no están convencidos de la validez o la belleza de la catedral. Oscar Wilde escribió: “La catedral es un terrible fracaso. Fuera, el diseño es monstruoso y poco artístico. Los detalles sobre elaborados sobresalen alto donde nadie puede verlos; todo es vil en él; es, sin embargo, imponente y gigantesco como un fracaso, por su gran tamaño y elaborada ejecución”.

Si bien siempre habrá quienes no les guste, es difícil no apreciar el tamaño y la historia de la catedral. Es un ejemplo perfecto de la luz y la dimensión de la arquitectura gótica. La catedral tiene la nave gótica más alta del mundo en un edificio terminado y asombra a casi todos los que la visitan.

arquitectura gótica

Catedral de Milán, Italia (Foto: Fotos de stock por Renata Sedmakova/Shutterstock)

 

Catedral de Canterbury

catedral de canterbury

Catedral de Canterbury en Kent, Inglaterra (Foto: Fotos de stock por Pawel Kowalczyk/Shutterstock)

La Catedral y la Iglesia Metropolítica de Cristo en Canterbury, o la Catedral de Canterbury, es una iglesia gótica del siglo XII. Aparece en esta lista porque fue una de las paradas más importantes para los peregrinos cristianos en la Inglaterra medieval. Dado que la arquitectura gótica simbolizó la intensidad del cristianismo en este periodo medieval, es un ejemplo perfecto de lo que estas estructuras significaron para la cultura y la religión.

Cuando la Catedral de Canterbury fue reconstruida tras un incendio en 1174, fue diseñada en estilo medieval contemporáneo, convirtiéndola en el primer edificio gótico en Inglaterra. Los vitrales, que son una característica importante de la arquitectura gótica, también desempeñaron un papel importante ya que el edificio atendió a los peregrinos visitantes. Para aquellos visitantes que no supieran leer, aún podrían aprender las lecciones de la Biblia siguiendo las historias representadas en las imágenes de sus altos vitrales.

catedral gótica

Catedral de Canterbury en Kent, Inglaterra (Foto: Fotos de stock por Philip Bird LRPS CPAGB/Shutterstock)

 

Santa Maria del Fiore

santa maría del fiore

Santa Maria del Fiore en Florencia, Italia (Foto: Fotos de stock porAndy Gin/Shutterstock)

La Catedral de Florencia, o Cattedrale di Santa Maria del Fiore, es una catedral que abarca varios estilos arquitectónicos, como el Renacimiento, el Gótico y el Renacimiento gótico. La catedral es, en parte, famosa por la “cúpula de Brunelleschi“, una maravilla estructural diseñada por Filippo Brunelleschi que dejó perplejos a los historiadores durante mucho tiempo.

Aunque algunos podrían considerar que este edificio es una obra del Renacimiento, merece un lugar en esta lista porque hay un claro cambio de estilo, muy parecido a la Catedral de Milán descrita anteriormente. Arnolfo di Cambio creó el diseño general de la catedral que fue construida en un estilo gótico contemporáneo. Incluye una amplia nave central con una nave a cada lado separada por los clásicos arcos apuntados del gótico.

Muchos arquitectos y artesanos trabajaron en la estructura, todos siguiendo los principios góticos hasta que Filippo Brunelleschi ganó el encargo de una cúpula. Esta victoria marcó una importante victoria para Brunelleschi en su enemistad de toda la vida con el orfebre rival Lorenzo Ghiberti. Se cree que la decisión de no utilizar características góticas como arbotantes fue un indicador serio del Renacimiento italiano. En cambio, la cúpula de Brunelleschi era más similar al Panteón y otras cúpulas mediterráneas.

El arquitecto italiano Emilio De Fabris diseñó la fachada de la catedral de Florencia en estilo neogótico en el siglo XIX. Su diseño finalizó el proyecto con las mismas influencias góticas con las que fue concebido.

santa maría del fiore

Santa Maria del Fiore en Florencia, Italia (Foto: Fotos de stock por Felix Lipov/Shutterstock)

 

Catedral de Colonia

catedral de colonia

Catedral de Colonia, Alemania (Foto: Fotos de stock por freedom100m/Shutterstock)

La construcción de la Catedral de Colonia tomó más de siete siglos, desde 1248 hasta 1880, lo que tiene sentido considerando que esta iglesia es el edificio gótico más grande de todo el norte de Europa. Incluye cinco pasillos y cuenta con una de las bóvedas góticas más altas del mundo. Quizás sea más reconocible por las imponentes estructuras gemelas que alcanzan más de 150 metros de altura. Las torres incluso le valieron a la Catedral de Colonia el título del edificio más alto del mundo hasta que se completó el Monumento a Washington en 1884.

Uno de los puntos más fascinantes de la catedral de Colonia, y algunos otros edificios en esta lista, es que se completó en estilo gótico a pesar de haber sido construida a lo largo de diferentes periodos de tiempo y diferentes estéticas. La construcción fue detenida y renovada muchas veces por lo que algunas piezas son góticas y otras del renacimiento gótico, pero aún se puede ver claramente como un ejemplo de este estilo arquitectónico.

arquitectura gótica

Catedral de Colonia, Alemania (Foto: Fotos de stock por travelview/Shutterstock)

Artículos relacionados:

Estos detallados dibujos arquitectónicos capturan la belleza de los edificios góticos de Europa

Lo que podemos aprender de la exquisita historia y estética ornamentada de la arquitectura gótica

6 Ciudades medievales europeas que puedes visitar para viajar al pasado

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]