Home / Arte / Historia del arteLo que podemos aprender de la exquisita historia y estética ornamentada de la arquitectura gótica

Lo que podemos aprender de la exquisita historia y estética ornamentada de la arquitectura gótica

características de la arquitectura gótica

El estilo gótico, estéticamente ornamentado y conceptualmente trascendente, es una de las corrientes arquitectónicas más distintivas del mundo. Aunque tuvo su origen en la Edad Media, este movimiento ha cautivado al público por varios siglos, como se puede ver en algunos de los edificios más hermosos de Europa.

Si bien el enfoque gótico parece ser una forma novedosa de arquitectura, su característico estilo fue moldeado por diversas influencias. Aquí exploraremos esta corriente, observando de cerca su rica historia, definiendo sus características y revisando algunos ejemplos de arquitectura gótica.

¿Qué es la arquitectura gótica?

La arquitectura gótica es un estilo europeo de arquitectura que valora la altura y muestra una estética compleja y delicada. Aunque sus raíces son francesas, el enfoque gótico se puede encontrar en iglesias, catedrales y otros edificios similares en Europa y el resto de mundo.

Historia

Durante la Edad Media, un nuevo estilo de arquitectura surgió en Europa. Inicialmente conocido como Opus Francigenum, u “obra francesa”, esta corriente arquitectónica dominaba los gustos europeos–o mejor dicho, el de la Iglesia Católica Romana. Fue hasta el siglo XVI que empezó a ser conocido como “gótico”.

El estilo gótico se desarrolló a partir de la arquitectura románica, una estética medieval caracterizada por arcos, techos abovedados y pequeños vitrales.

La arquitectura gótica adoptó y adaptó estos elementos románicos para producir un nuevo estilo de construcción que presentaba arcos exagerados, bóvedas más grandes y ventanas más amplias. Sin embargo, además de reinterpretar estas características, la arquitectura gótica también abandonó una característica clave de la arquitectura románica: las paredes gruesas. Para construir edificios más altos y delicados con paredes más delgadas, los arquitectos góticos emplearon contrafuertes voladores para apoyarse. Estas estructuras de piedra permitieron a los arquitectos crear catedrales e iglesias monumentales que evocaban una sensación etérea y permitían “acercarse al cielo”.

Catedral de León arquitectura gótica

Catedral de León (Foto: Adrian Farwell [CC BY 3.0], via Wikimedia Commons)

PÁGINA 1/3

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO