Santa María del Fiore: Explora la singular historia de la hermosa catedral de Florencia

catedral de florencia santa maria del fiore

Foto: Fotos de stock de Kavalenkava/Shutterstock

Desde su cúpula roja escarlata hasta su imponente campanario, la Catedral de Santa María del Fiore es una joya arquitectónica. También conocida como la Catedral de Florencia, este recinto es uno de los monumentos más importantes—y más visitados—en Italia y la cuarta iglesia más grande de Europa.

A primera vista, la Catedral de Florencia puede parecer una sola pieza de arquitectura, pero en realidad tiene varios componentes. La construcción comenzó en 1296 en estilo gótico; sin embargo, dado que el proyecto abarcó varios siglos, se incluyeron elementos del Renacimiento del siglo XV y arquitectura neogótica del siglo XIX en su diseño.

Para ayudarte a explorar esta construcción, es útil aprender sobre sus elementos clave, incluyendo el campanario (campanile en italiano), la cúpula (o duomo) y la fachada.

Al igual que otras grandes construcciones de esa época, la Catedral de Florencia pasó por muchas manos, y como consecuencia, se convirtió en una colaboración entre varias figuras de la historia del arte en Italia, como GiottoBrunelleschi. Como resultado de sus esfuerzos, la estructura se convirtió en un ícono de la región de la Toscana y forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Además, es visitada por miles de turistas cada año.

Exploremos la fascinante arquitectura de la Catedral de Florencia a través de sus tres elementos principales.

 

La visión de Giotto para el campanario

catedral de florencia santa maria del fiore

Foto: Fotos de stock por Sergey Peterman/Shutterstock

Antes de que se erigiera la catedral de Florencia, una antigua iglesia del siglo IV llamada Santa Reparata ocupaba su lugar. Sin embargo, después de cientos de años, el edificio se estaba desmoronando y el ayuntamiento de Florencia buscó un plan arquitectónico adecuado para una población en crecimiento. Así, en 1294, el arquitecto y escultor Arnolfo di Cambio (c. 1232-1302) presentó el plan para Santa María del Fiore. Su ambicioso diseño propuso una gran cúpula octogonal y una amplia nave que requeriría 142 años de construcción.

Durante este tiempo, Di Cambio murió y el proyecto pasó por varias otras manos, incluido el pintor protorenacentista Giotto (c. 1267-1337). El artista de 67 años fue nombrado maestro de obras en 1334 y centró sus esfuerzos en el campanario.

catedral de florencia santa maria del fiore

Vista del campanario de Giotto (Foto: Thermos vía Wikimedia Commons [CC BY-SA 2.5])

El campanario de Giotto es la magnífica torre que domina la catedral de Florencia. Se trata de una construcción independiente que se encuentra junto a la basílica de Santa María del Fiore y el baptisterio de San Juan.

Cuando Giotto asumió el proyecto, estaba decidido a permanecer fiel al estilo policromado que Di Cambio empleó en el resto de la catedral, además de su propia estética pictórica. Lo más notable es la disposición geométrica de mármol de diferentes colores. Giotto importó material de las ciudades circundantes, incluyendo mármol blanco de Carrara, mármol verde de Prato y mármol rojo de Siena.

catedral de florencia santa maria del fiore

Foto: Fotos de stock por elleon/Shutterstock

Desafortunadamente, la construcción del campanario se detuvo después del primer piso, ya que Giotto murió en 1337. Unos años más tarde, el puesto de maestro de obras fue asignado al escultor y arquitecto Andrea Pisano (c.1290-1348), quien se había vuelto famoso por su diseño de las puertas del sur del baptisterio. Pisano supervisó la construcción de los paneles en forma de diamante con representaciones alegóricas y ocho nichos altos a cada lado del campanario, que más tarde albergarían esculturas.

El campanario se retrasó nuevamente con la muerte de Pisano en 1348 y el estallido de la Peste Negra. El arquitecto toscano Francesco Talenti (c. 1300-1369), quien ocupó el lugar de Pisano, finalmente llevó a cabo la visión de Giotto en 1359. El campanario completo mide 85 metros de altura y contiene 412 escalones.

 

La espectacular cúpula de Brunelleschi

catedral de florencia santa maria del fiore

Foto: Fotos de stock por ChiccoDodiFC/Shutterstock

Aunque Florencia estaba a la vanguardia del Renacimiento italiano a principios del siglo XV, a Santa María del Fiore todavía le faltaba su cúpula. Aunque Di Cambio creó un diseño y modelo para la estructura de ladrillo en 1296, su enorme tamaño y la falta de contrafuertes proporcionaron un desafío para sus sucesores. Esto se debe a que, en la década de 1300, los arquitectos del Renacimiento italiano rechazaron el uso de contrafuertes, ya que representaban un estilo gótico medieval anticuado que era visto como torpe y antiestético.

En cambio, los diseñadores que trabajan en la catedral de Florencia buscaron monumentos clásicos para obtener ideas sobre cómo distribuir el peso de la cúpula. El ingeniero y arquitecto florentino Filippo Brunelleschi (c. 1377-1446) estudió el Panteón de Roma y su gran cúpula en busca de inspiración.

catedral de florencia santa maria del fiore

Foto: Fotos de stock por imageBROKER.com/Shutterstock

Su solución fue incrustar un conjunto de cuatro cadenas de piedra y hierro y una quinta de madera dentro del domo para mantenerlo unido. Después, colocó los ladrillos en un patrón de espiga para transferir cuidadosamente su peso a la estructura interna de la cúpula octogonal. Sin embargo, este ingenioso diseño no podría haberse empleado sin la invención de Brunelleschi de máquinas elevadoras para levantar las 37,000 toneladas de material en la catedral. Aunque se han perdido los esquemas de estas máquinas, los contemporáneos del Renacimiento como Giorgio Vasari y Leonardo da Vinci mencionan su importancia histórica.

catedral de florencia santa maria del fiore

Foto: Fotos de stock por DFLC Prints/Shutterstock

Después de 16 años de construcción, Brunelleschi completó la cúpula en 1436, pero aún trató de agregar una linterna en la parte superior. Este detalle arquitectónico fue completado por su amigo y compañero arquitecto Michelozzo di Bartolomeo Michelozzi (c. 1396-1472) en 1461. Varios años más tarde, el orfebre Andrea del Verrocchio (c. 1435-1488) creó el último adorno para la Cúpula de Brunelleschi: una bola de cobre dorado y cruz para la parte superior de la linterna, instalada en 1469.

El duomo de Florencia sigue siendo la cúpula de ladrillo más grande del mundo.

 

La fachada de la catedral de Florencia

catedral de florencia santa maria del fiore

Foto: Fotos de stock por Kiev.Victor/Shutterstock

Aunque la catedral de Florencia se completó más o menos durante el Renacimiento, la fachada todavía estaba desnuda en el siglo XIX debido a décadas de desacuerdos. En 1871, la ciudad organizó un concurso para determinar su diseño que ganó el arquitecto Emilio de Fabris (1808-1883). Su plan mantuvo el mismo esquema de color de mármol blanco, verde y rojo que el resto de la catedral, mientras que todavía contenía detalles más elaborados, como los exquisitos rosetones, que volvieron a ser populares gracias al estilo neogótico.

Artículos relacionados:

Enamórate de 5 de las obras maestras más románticas de la historia del arte

Las cariátides: una bella mezcla entre la escultura y la arquitectura que data de la antigüedad

8 Datos interesantes sobre Rafael, el gran maestro del Renacimiento italiano

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO