10 Datos sobre Filippo Brunelleschi y el famoso Duomo de Florencia

datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

El arquitecto e ingeniero italiano Filippo Brunelleschi fue una de las figuras más influyentes del Renacimiento italiano y es considerado el padre de la arquitectura renacentista. Como muchos arquitectos notables de la época, Brunelleschi no era solo un arquitecto. Fue ingeniero, artista, escultor, planificador, diseñador de barcos y mucho más.

Entre estos muchos “sombreros” creativos y los proyectos que completó a lo largo de su vida, el mayor logro de Brunelleschi es sin duda el Duomo de Florencia. Esta maravilla de la ingeniería se encuentra en la cima de Santa Maria del Fiore, la Catedral de Florencia, y sigue siendo la cúpula de ladrillo más grande del mundo. Puede que hayas escuchado algunas anécdotas sobre el Duomo de Brunelleschi, como que muchos creían que era imposible construirla y que el secreto de su edificación se perdió con el tiempo.

Aún así, hay mucho que aprender sobre esta figura del Renacimiento. Algunos de nuestros datos favoritos sobre Brunelleschi abarcan ejemplos de su trabajo, pero otros pueden ayudarte a conocer más sobre el tipo de persona que era. Brunelleschi era un diseñador bastante orgulloso, y en ocasiones incluso arrogante; sabía lo que valía y tenía poco tiempo para aquellos que no podían entender su visión. Seguro podrás apreciar estas cualidades en los siguientes 10 datos sobre su vida y su obra.

Aquí tienes 10 datos sobre Filippo Brunelleschi y el famoso Duomo de Florencia.

Brunelleschi inventó el dibujo en perspectiva lineal.

datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Estatua de Filippo Brunelleschi en Florencia, Italia (Foto: Fotos de stock por Colin Dixon/Shutterstock)

Brunelleschi es considerado el inventor del dibujo y la pintura en perspectiva lineal. Su técnica fue una idea revolucionaria para representar edificios y otros objetos en tercera dimensión. Esto no quiere decir que las personas no estuvieran ya dibujando en 3D, pero no estaban utilizando conscientemente la técnica de Brunelleschi de elegir un punto de fuga del que todas las líneas partían.

Brunelleschi estudió la apariencia de los objetos a medida que aparecían más cerca y más lejos. Sus estudios incluyeron dibujos y pinturas del Baptisterio de San Juan en Florencia y el Palazzo Vecchio mientras perfeccionaba esta técnica. El arquitecto compartió este proceso y le pidió a la gente que comparara su trabajo con la escena real para demostrar la precisión que pudo lograr. El estilo se extendió rápidamente y se convirtió en una práctica estándar. Esta técnica siguió siendo un método común para lograr precisión hasta el siglo XIX, cientos de años después de las pruebas de Brunelleschi en 1415-1420.

 

La actitud de Brunelleschi puede haberle ganado el encargo del Duomo de Florencia.

datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Foto: Fotos de stock por BlackMac/Shutterstock

La tarea de completar el Duomo de Florencia fue extremadamente difícil. El área de la cúpula era un octágono y no se podía completar con la forma típica de semicírculo. También era un octágono desigual, por lo que no había un centro real y no se podía usar ningún soporte central para facilitar su construcción. Brunelleschi estaba seguro de que tenía una solución, pero era extremadamente cauteloso a la hora de compartir su plan y temía que alguien le robara la idea.

Una historia popular nos cuenta que aunque Brunelleschi se negó a compartir sus dibujos, finalmente convenció al jurado usando un huevo para transmitir su argumento. Brunelleschi dijo que compartiría sus planes si pasaban pasar su simple prueba: parar un huevo sobre la mesa. Cuando nadie pudo hacerlo, el arquitecto rompió el fondo redondeado del huevo para mantenerlo en posición vertical. El jurado obviamente se quejó de que esto era injusto y que podrían haberlo hecho ellos mismos si supieran que estaba permitido. Brunelleschi explicó que también podrían diseñar el Duomo de Florencia si tuvieran el conocimiento que solo él poseía. Este acertijo supuestamente los convenció de que, aunque no tenía formación en arquitectura, podría completar la cúpula.

Una versión alternativa de las historias describe que el jurado en realidad no creía que Brunelleschi pudiera hacerlo y que lo consideraban un “bufón y charlatán”. Independientemente de qué historia sea más precisa y cuál creas, casi podemos saber con certeza que la actitud de Brunelleschi le ayudó a ganar el encargo.

 

Brunelleschi pudo haberse dedicado a la arquitectura tras una decepción en una competencia escultórica.

datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Paneles de competencia de Lorenzo Ghiberti (izquierda) y Filippo Brunelleschi (derecha) (Foto: Wikimedia Commons)

Brunelleschi, como muchos creativos legendarios de la historia, tenía un archienemigo. Lorenzo Ghiberti fue un artista rival formado como orfebre y escultor, igual que Brunelleschi.

En 1401, Florencia organizó un concurso de nuevas puertas de bronce para el Baptisterio de Florencia. Brunelleschi y Ghiberti inscribieron una obra cada uno a la competencia: un solo panel de bronce que representa el sacrificio de Isaac, una historia bíblica en la que Dios prueba a Abraham pidiéndole que mate a su único hijo. Ambas entradas fueron hermosos ejemplos de la habilidad de cada artista y el jurado no pudo tomar una decisión. Pidieron a ambos competidores que colaboraran en el proyecto, pero Brunelleschi se negó y, por lo tanto, perdió la competencia. Más tarde comenzó a centrarse principalmente en la arquitectura y su teoría de la perspectiva lineal.

 

La gente de Florencia estaba muy emocionada y ansiosa por el proceso de construcción.

10 datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Foto: Fotos de stock por poludziber/Shutterstock

Antes de la competencia y la promesa de Brunelleschi de que podía arreglar fácilmente el Duomo de Florencia, la catedral permaneció inacabada durante muchos años sin planes concretos sobre cómo concluirla. Por eso, cuando se empezó a trabajar en la visión de Brunelleschi, la gente de Florencia estaba emocionada.

A medida que la cúpula creció constantemente durante los dieciséis años que estuvo en construcción, Florencia esperó ansiosamente su finalización y observó los increíbles inventos que Brunelleschi diseñó para completar el proyecto. El mejor ejemplo de cómo la gente fue consciente del proceso es que los ciudadanos utilizaron la construcción como una forma de marcar el tiempo. Se hicieron planes para completar trabajos o cumplir promesas “antes de que terminen el Duomo”.

 

El Duomo de Florencia inspiró la adopción de un plato local icónico, un estofado de ternera llamado “Peposo”.

10 datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Peposo, estofado de ternera (Foto: Fotos de stock por bonchan/Shutterstock)

Además de su dispositivo impulsado por bueyes para levantar materiales de construcción, una de las otras herramientas de construcción de Brunelleschi era un enorme horno que los artesanos usaban para hornear baldosas de terracota para la cúpula. Con tantos trabajadores activos en el lugar para este proyecto, era difícil alimentar a todos. Cuenta la historia que los tejedores hacían un plato sencillo de carne barata, vino tinto, granos de pimienta y ajo que se cocinaban en una olla grande de terracota. Este estofado de res, llamado “Peposo”, se cocinaba junto con los azulejos y se compartía con los trabajadores. Algunos relatos dicen que el propio Brunelleschi trajo el plato a Florencia. De cualquier manera, este alimento básico para los trabajadores del Duomo de Florencia se convirtió en un alimento tradicional para toda la ciudad y sigue siendo popular hasta el día de hoy.

 

El Duomo de Brunelleschi mantuvo el título de la bóveda más ancha hasta el siglo XX.

10 datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Foto: Fotos de stock por Kotroz/Shutterstock

Seguro ya sabes que el Duomo de Brunelleschi sigue siendo la cúpula de ladrillo más alta del mundo. También fue la bóveda más ancha de cualquier tipo hasta el siglo XX, cuando se empezaron a utilizar materiales más modernos.

 

No había suficiente madera en toda la Toscana para completar una cúpula tradicional.

10 datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Proceso de centrado de arco utilizado en una construcción de domo tradicional. (Foto: Bill Bradley vía Wikimedia Commons)

Las cúpulas se construían tradicionalmente mediante un proceso llamado centrado de arcos que requería una gran cantidad de madera. Uno de los aspectos más llamativos del diseño de Brunelleschi fue que afirmó que no necesitaba centrar el arco. Si la cúpula se hubiera completado con esta técnica, habría requerido más madera de la que estaba disponible en toda la Toscana en ese momento.

 

El tambor de la cúpula no había sido terminado cuando murió Brunelleschi y permanece inacabado hasta el día de hoy.

10 datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Tambor de cúpula inacabado (Foto: Fotos de stock por Inu/Shutterstock)

¿Sabías que la Catedral de Florencia aún está inacabada? Brunelleschi murió en 1446 dejando piezas del proyecto para un futuro diseñador. Se celebró una competencia casi 100 años después de su muerte y atrajo a muchos competidores, incluyendo a Miguel Ángel. Finalmente se eligieron cuatro arquitectos para el proyecto, pero todos abandonaron la obra excepto uno: Baccio d’Agnolo.

El último arquitecto trabajó diligentemente en el proyecto hasta que se publicaron duras críticas sobre su trabajo. El más conocido es el comentario de Miguel Ángel de que se parecía a “gabbia dei grilli” o una jaula para grillos. D’Agnolo dejó la Catedral de Florencia y el trabajo restante nunca se retomó.

 

Brunelleschi no solo diseñó una cúpula revolucionaria, sino que también diseñó las máquinas personalizadas necesarias para construirla.

10 datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Boceto de 1430 por Brunelleschi. (Foto: xennex vía Wikiart)

Brunelleschi fue un verdadero inventor que demostró ser capaz de dar cuenta de los nuevos problemas y desafíos a medida que surgían. Mientras abordaba la difícil tarea de completar el Duomo de Florencia, Brunelleschi a veces necesitaba encontrar formas eficientes de manejar el proceso de construcción para ciertas tareas.

Aunque no había grúas mecánicas en ese momento, los materiales pesados ​​a veces se levantaban usando una rueda impulsada por un humano que caminaba en la estructura. Brunelleschi necesitaba un sistema más eficiente que generara más energía y ayudara a los materiales a alcanzar mayores alturas. Para satisfacer esta necesidad, diseñó una nueva máquina que usaba bueyes que caminaban en círculo conectados a un sistema de tres ruedas dentadas que podía subir o bajar los objetos sin que los bueyes cambiaran de dirección.

 

Todavía no sabemos bien cómo Brunelleschi logró construir el Duomo.

10 datos sobre Filippo Brunelleschi y el duomo de florencia

Foto: Fotos de stock por imageBROKER.com/Shutterstock

Aunque este es un dato muy conocido, probablemente es lo más sorprendente de esta construcción. Esto no significa que ya no seamos capaces de crear la cúpula con tecnología moderna, aunque sería difícil aprobar un proyecto moderno con un objetivo tan ambicioso. Simplemente significa que, dado que Brunelleschi no dejó registros de su proceso de construcción, nunca estaremos completamente seguros de cómo se completó; solo conocemos algunas de las posibilidades.

Sabemos que el esquema de Brunelleschi no incluía una, sino dos cúpulas. Estaban conectados por enormes arcos de ladrillo y anillos entrelazados de piedra y madera. El ladrillo pudo sostenerse en parte debido al patrón en espiga que Brunelleschi usó donde los ladrillos verticales actuaban como soportes para los ladrillos horizontales. La pregunta principal es la siguiente: ¿Cómo consiguió Brunelleschi que sus ladrillos fueran tan perfectos? La respuesta probable es a través de algún tipo de sistema de cuerdas, quizás junto con un encofrado de madera, que mantuvo la línea uniforme en todo el proyecto.

Aunque siempre tendremos preguntas sobre Brunelleschi y los detalles sobre la construcción de la cúpula, nuestro conocimiento sobre la “joya de la corona” de la catedral de Florencia es más que suficiente para saber que Brunelleschi es uno de los mejores arquitectos de todos los tiempos.

Artículos relacionados:

Santa María del Fiore: Explora la singular historia de la hermosa catedral de Florencia

Conoce a Masaccio, el primer gran pintor del Renacimiento italiano

Descubre cómo el ‘David’ de Donatello sentó las bases para la escultura renacentista

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]