Herculano: La ciudad hermana de Pompeya que sobrevivió a la gran erupción volcánica

Herculano y pompeya

Una versión restaurada de la pintura “La destrucción de Pompeya y Herculano” de John Martin, 1822 (Foto: Wikimedia Commons)

La devastadora historia de Pompeya es tan fascinante que sigue despertando emociones casi 2,000 años después. Sin embargo, Pompeya no fue la única ciudad romana antigua cuya arquitectura fue preservada por la erupción del Vesubio. A medio camino entre Nápoles y Pompeya se encuentra Herculano, un poblado que tuvo un destino ligeramente diferente.

En 79 d.C, el monte Vesubio hizo erupción, lanzando una nube de cenizas y piedra pómez de 15 kilómetros a la estratosfera y marcando el comienzo de una erupción cataclísmica. Pompeya fue golpeada inmediatamente por el material volcánico, pero debido a los vientos, Herculano se salvó de la primera etapa de la erupción. El resultado es una ciudad antigua cuyas ruinas están mejor conservadas y que ofrece otra visión de la vida en el Imperio Romano.

Herculano panorama

Foto: Fotos de stock por javarman/Shutterstock

 

Herculano en la antigua Roma

Según la antigua tradición, el nombre de Herculano, basado en el héroe griego Heracles (o Hércules), sugiere que era de origen griego. Sin embargo, al igual que su hermana Pompeya, los dos asentamientos fueron gobernados por muchos grupos, como los oscos del centro de Italia, los etruscos y los samnitas, hasta que ambos finalmente se convirtieron en parte de dominio romano con el fin de la guerra social en el año 89 a. C.

Antes de la erupción, las ciudades que rodeaban la base del Vesubio eran asentamientos romanos prósperos. Pompeya solía ser una ciudad de 20,000 habitantes, incluyendo numerosos comerciantes y fabricantes que aprovecharon la proximidad a la cuenca mediterránea y vías romanas. A las afueras de la ciudad, Pompeya también tenía viñedos y huertos que se beneficiaban de la rica tierra cerca del volcán.

Por el contrario, su ciudad hermana, Herculano, era más bien un lugar de descanso. Su población era más pequeña –de unos 5,000 habitantes– pero crecía durante verano cuando las familias romanas adineradas viajaban a sus villas junto al mar. Las ruinas arquitectónicas de Herculano incluyen todas los elementos de los asentamientos romanos prósperos : villas opulentas, un complejo sistema hidráulico y lujosos baños públicos.

 

Herculano mural

Foto: Fotos de stock por JethroT/Shutterstock

 

La erupción

De acuerdo con los registros, el área que rodea el monte Vesubio fue sacudida por una cadena de pequeños terremotos relacionados directamente con la erupción volcánica. Sin embargo, los habitantes ya se habían acostumbrado a la actividad sísmica, y no había indicios de que los antiguos romanos supieran que el Vesubio era un volcán.

Nadie en ese momento podría haber predicho la catástrofe que tuvo lugar el 24 de agosto de 79 d.C. justo después del mediodía. El Vesubio explotó y envió una nube de ceniza y piedra pómez al cielo. “Una nube oscura y horrible cargada de materia combustible de repente se rompió y partió. Algunos lamentaron su propio destino. Otros rezaron por morir”, escribió el abogado y científico Plinio el Joven en una carta al historiador Tácito.

Pompeya y sus habitantes fueron inmediatamente golpeados por escombros. Muchos huyeron de Pompeya aterrorizados, pero unas 2,000 personas se quedaron en la ciudad, esperando a que pasara la erupción.

Debido a un viento del oeste, Herculano se salvó de la primera etapa de la erupción, permitiendo a los habitantes huir y minimizando el daño a la infraestructura de la ciudad. Sin embargo, Herculano y Pompeya eventualmente sucumbieron a la misma nube de cenizas que enterró todo y a todos a su paso.

La gran diferencia fue que la ceniza que cubría Herculano se carbonizó, preservando así la madera de los techos, las camas y las puertas, al igual que materiales orgánicos como los alimentos.

 

mapa de Herculano y Pompeya

La nube negra representa la distribución general de cenizas a las ciudades afectadas cerca del Vesubio. (Photo: Wikimedia Commons)

 

A continuación: Más sobre las secuelas y Herculano hoy

PÁGINA 1/2

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO