Oswaldo Guayasamín, el pintor mestizo que se convirtió en un ícono latinoamericano

Mural de Oswaldo Guayasamín

Mural de Oswaldo Guayasamín en el Palacio Legislativo de Ecuador. (Foto: Cancillería Ecuador vía Wikimedia Commons [CC BY-SA 2.0])

Como uno de los más grandes promotores del arte y la cultura en Ecuador, Oswaldo Guayasamín es una de las figuras más importantes del arte latinoamericano del siglo XX. Su obra—que suele describirse tanto expresionista como indigenista—explora temas como la división de clases, opresión política, pobreza e injusticia en Latinoamérica. A lo largo de su vida, este pintor ecuatoriano fue un ávido defensor de los pueblos indígenas en todo el continente y usó su trabajo para darle voz a los oprimidos.

Estos ideales convirtieron a Guayasamín en una figura algo controversial, pues era considerado demasiado exitoso económicamente por la izquierda radical y demasiado comunista por la aristocracia que compraba sus pinturas. Sin embargo, eso no evitó que alcanzara la fama internacional: llegó a exponer en numerosas bienales y presentó su trabajo en instituciones de talla mundial como el Museo Hermitage de San Petersburgo y el Museo de Arte Moderno de París. Aquí te presentamos la biografía de este ícono latinoamericano, así como sus series más importantes.

 

Inicios

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fundación Guayasamin (@fundacion.guayasamin) el

Oswaldo Guayasamín Calero nació el 6 de julio de 1919 en Quito, Ecuador. Hijo de padre quechua y madre mestiza, Guayasamín se inició en las artes a los siete años. Su padre no estaba del todo de acuerdo con su vocación, ya que esperaba que pudiera tener un mejor trabajo cuando fuese mayor; sin embargo, nunca fue buen estudiante, por lo que su padre eventualmente cedió y el joven Oswaldo ingresó a la Escuela de Bellas Artes en 1933.

En 1942, el artista dio su primera exposición individual. Entre los asistentes al evento se encontraba el político y coleccionista de arte Nelson Rockefeller, quien era en ese entonces era el encargado de Asuntos Interamericanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Además de adquirir cinco de sus pinturas, Rockefeller invitó a Guayasamín a exhibir su trabajo por todo Estados Unidos. Durante sus siete meses en el país, Guayasamín visitó innumerables museos y descubrió la obra de grandes artistas como El Greco, Goya, Picasso y Velázquez, quienes tendrían una influencia importante en su trabajo posterior.

 

Las tres series

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fundación Guayasamin (@fundacion.guayasamin) el


Oswaldo Guayasamín fue un pintor increíblemente prolífico, y durante sus más de cinco décadas de carrera creó todo tipo de piezas, incluyendo retratos de personalidades como Fidel Castro, Pablo Neruda y Gabriel García Márquez. Sin embargo, su trabajo suele dividirse en tres grandes series de pintura: Huacayñan, La Edad de la Ira y Mientras viva siempre te recuerdo.

 

Huacayñán

Tras finalizar su estancia en los Estados Unidos, Guayasamín pasaría los siguientes dos años de su vida recorriendo los pueblos de Latinoamérica, desde México hasta Argentina. Su intención era conocer a profundidad las culturas y problemáticas de estos países—específicamente, las de los pueblos indígenas.

Después de esta extensa temporada de viaje nació Huacayñán. En esta serie, compuesta de 103 pinturas creadas a lo largo de seis años, el artista buscaba retratar las atrocidades a las que se veían sometidos los pueblos indígenas de todo el continente. La palabra huacayñán proviene del quechua y significa “el camino del llanto”.

 

La edad de la ira

En los años 60, Guayasamín iniciaría su segunda serie pictórica: La edad de la ira. En estas pinturas, el artista reflexiona sobre la violencia desmedida del siglo XX, desde las Guerras Mundiales hasta las dictaduras latinoamericanas. Usando colores como el ocre, gris, rojo y negro, el artista retrata la angustia entorno a estos eventos y da una voz a las víctimas de injusticias en el mundo.

La edad de la ira se compone de 130 pinturas; sin embargo, la serie nunca fue completada, ya que Guayasamín afirmaba que la violencia nunca termina.

 

Mientras viva siempre te recuerdo

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fundación Guayasamin (@fundacion.guayasamin) el


La tercera gran serie de Guayasamín tiene un significado personal. También conocida como La edad de la ternura, esta serie de pinturas está dedicada a la madre del pintor—quien siempre apoyó su carrera artística—y a todas las madres del mundo. El amor maternal es un tema predominante en estos cuadros, además del amor en pareja y la ternura y la inocencia de los niños.

 

El legado de Oswaldo Guayasamín

La obra de Oswaldo Guayasamín hoy puede encontrarse en todos los rincones del mundo, y no solo en los museos: existen murales suyos en sitios como el Palacio Legislativo de Ecuador, el Aeropuerto de Barajas de Madrid y la sede de la UNESCO en París.

La Capilla del Hombre de Oswaldo Guayasamín

La Capilla del Hombre. (Foto: Bernard Gagnon vía Wikimedia Commons [CC BY-SA 3.0])

Durante los últimos años de su vida, el artista se dio a la tarea de realizar su trabajo más importante hasta entonces: la Capilla del Hombre, que nace como un homenaje al ser humano. Con América Latina como su piedra angular, las pinturas, murales y esculturas en este espacio arquitectónico invitan a reflexionar sobre nuestra historia e identidad, así como nuestros logros y sufrimientos como humanidad.

Desafortunadamente, Oswaldo Guayasamín nunca llegó a ver su obra maestra completada: el artista murió el 10 de marzo de 1999, tres años antes de su inauguración. Aún así, el museo se mantiene como un símbolo de unidad para las personas de Latinoamérica, tal como el artista hubiera deseado.

 

Artículos relacionados:

Rufino Tamayo: el maestro mexicano de la forma y el color

Diego Rivera: explorando el legado del famoso muralista mexicano

Joan Miró: Conoce la vida y obra de uno de los grandes maestros surrealistas

Fernando Botero: explora la obra del pintor latinoamericano más célebre de las últimas décadas

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO