Home / Fotografía / ConcursoConoce a los increíbles ganadores del concurso Bird Photographer of the Year 2019

Conoce a los increíbles ganadores del concurso Bird Photographer of the Year 2019

Concurso Bird Photographer of the Year 2019

“Dalmatian Pelican Pelecanus crispus.” por Caron Steele (Reino Unido). Ganadora, categorías Bird Photographer of the Year y Premio del público. Premio de oro, mejor retrato. Foto tomada en el lago Kerkini, Grecia.
‘Al llegar a Grecia para fotografiar a los pelícanos ceñudos en su plumaje reproductivo descubrí que el lago Kerkini, su lugar favorito, se había congelado por primera vez en 16 años; todos los pelícanos se habían ido volando. Afortunadamente, algunos agujeros habían comenzado a descongelarse en el lago y las aves empezaron a regresar lentamente. Sin estar acostumbrados a la superficie resbaladiza y helada del lago, nos deleitaron con divertidos momentos mientras se deslizaban por la superficie del lago tratando de mantener el control mientras despegaban y aterrizaban. Tuve la suerte de capturar un momento inusual cuando este magnífico pelícano corrió hacia mí a través del hielo antes de despegar al atardecer. Fue una experiencia realmente única, mágica y cómica al mismo tiempo. Y la imagen sigue siendo un momento de pura alegría capturada para siempre’.

En su cuarta edición, el concurso Bird Photographer of the Year (BPOTY) continúa celebrando lo mejor de la fotografía de aves en todo el mundo. En la competencia de 2019 fueron inscritas más de 13,500 imágenes de 63 países diferentes. El panel experto de jueces, liderado por el naturalista y presentador de televisión Chris Packham, se dio a la difícil tarea de seleccionar un ganador general, así como los ganadores de seis categorías y dos distinciones especiales.

Al final, la fotógrafa británica Caron Steele se llevó el primer premio y recibió el título de Bird Photographer of the Year 2019 por su increíble foto de un pelícano ceñudo. La imagen de Steele capturó un momento inusual. La fotógrafa se encontraba en el lago Kerkini en Grecia cuando este se congeló por primera vez en 16 años. Aprovechando el momento, Steele consiguió una foto única de un pelícano que intentaba moverse a través de esta superficie resbaladiza por primera vez.

Para Steele, quien estudió zoología y empezó a dedicarse a la fotografía apenas en 2014, la victoria es una confirmación de que va en la dirección correcta. “Me apasiona mucho la conservación y estoy ansiosa por encontrar un ángulo en el que pueda ayudar a hacer la diferencia; ganar este premio me ha impulsado a renovar mis esfuerzos”, compartió. “En la agitada vida contemporánea, creo que es vital que nos esforcemos por salvar el hermoso mundo natural que nos rodea, ya que en última instancia, creo que él nos salvará a nosotros. La fotografía y estar en armonía con la naturaleza trae una sensación de calma, alegría y aprecio que puede borrar el estrés de la vida”.

Clasificadas en una amplia variedad de categorías que celebran tanto la fotografía de aves creativa como documental, las tomas ganadoras ofrecen al público una mirada más profunda al estado de las aves en todo el mundo en la actualidad. Para celebrar la inspiración que puede venir del contacto con la vida silvestre, BPOTY presentó un nuevo premio especial para el concurso de 2019. Con su fotografía de los pingüinos emperadores en la Antártida, Martin Grace fue nombrado el ganador del primer premio de encuentros inspiradores. Al compartir su conmovedora experiencia con estos pingüinos, Grace celebra el impacto positivo del mundo aviar en la humanidad.

Echa un vistazo a algunas de las fotografías de aves ganadoras del concurso Bird Photographer of the Year 2019 e inspírate para salir y tomar algunas de tus propias fotos de vida silvestre.

Los ganadores del concurso Bird Photographer of the Year 2019 celebran la belleza del mundo aviar.

Foto de pingüinos emperador en la Antártida

“Emperor Penguin Aptenodytes forsteri.” por Martin Grace (Reino Unido) Ganador, premio de encuentros inspiradores. Foto tomada en la isla Snowhill, mar de Weddell, Antártida.
‘Pingüino. Emperador. Individualmente palabras de poca distinción, pero juntas un ícono de proporciones casi míticas. Sin vuelo. El único pájaro que renuncia completamente a dejar la tierra. La marcha. La paternidad locamente dedicada. Podría decirse que es el ave más difícil de ver en el mundo. Pero olvidemos por ahora la pesadilla del viaje, los dos días de tortura turbulenta pasando por el pasaje de Drake, el tambalearse al borde de la voluntad. Décadas de aspiración se acercan finalmente a su culminación. Una ruta inesperada aparece a través de un mar de hielo y el inconstante verano de la Antártida abre una tranquila ventana de color azul. Esta milagrosa conspiración no nos da más de media hora en la colonia, incluyendo el tiempo de caminata desde el aterrizaje. Las botas prestadas pellizcan, la ropa es asfixiante y excesiva, la frustración también hierve cuando la cámara se enreda dentro de la mochila. Pero llegar por fin es demasiado abrumador, demasiado emocional. Tomo unas cuantas imágenes y luego guardo la cámara, y durante quince minutos soy yo, los emperadores y el cielo’.

Concurso Bird Photographer of the Year 2019

‘Black-crowned Night-heron Nycticorax nycticorax’ por Thomas Hinsche (Alemania). Ganador, Mejor portafolio. Foto tomada en el Parque Nacional de Kiskunság, Hungría.
‘Esta garza nocturna se encontraba cazando al anochecer y con la ayuda de varias linternas pude tomar esta foto con la poca luz. En el cálido mes de junio, en el Parque Nacional de Kiskunság, en Hungría, esperar a que se presenten estas oportunidades fotográficas es más un placer que una dificultad”.

Concurso Bird Photographer of the Year 2019

“Little Egret – Egretta garzetta.” por Csaba Tökölyi (Hungría). Premio de plata, Atención al detalle. Foto tomada en Pusztaszer, Hungría.
‘Había sido una larga noche, [ya que estaba] oculto para poder fotografiar especies nocturnas. Después de varias largas horas oscuras llenas de fotografía de acción, el amanecer fue un verdadero placer. Una pequeña garceta con un maravilloso plumaje de cría se detuvo a poca distancia de mí en la dorada luz del amanecer reflejada en la superficie del agua. Las alargadas plumas escapulares cubrían al pájaro como un vestido a la luz de la mañana. En lugar de utilizar el gran angular, busqué una composición con mi teleobjetivo para intentar capturar un tipo de imagen diferente’.

Concurso BirdPOTY 2019

“Common Guillemot Uria aalge” por Audun Lie Dahl, (Noruega). Premio de bronce, Imagen creativa. Foto tomada en Hornøya, Finnmark, Noruega.
‘Hornøya es una diminuta isla que cuenta con los acantilados de aves más septentrionales de Noruega, y cada año miles de araos comunes vienen aquí a reproducirse. He visitado este lugar en numerosas ocasiones y, finalmente, tenía las condiciones de retroiluminación con las que había estado soñando. Utilicé la apertura de la lente de tal manera que creara un agradable ‘bokeh’ alrededor de las aves, así como impresiones de luz causadas por el sol que se refleja en el océano detrás de las aves’.

Concurso de fotografía de aves

“Reeves’s Pheasant Syrmaticus reevesii.” por Hu Yi (China). Premio de bronce, Comportamiento de aves. Foto tomada en la ciudad de Xinyang, provincia de Henan, China.
‘Esta imagen muestra dos faisanes venerados machos elaborando una complicada rutina que yo llamo sus ‘pasos de baile’. Este comportamiento está diseñado para atraer la atención de la hembra cercana. Esta especie es una de las más esplendorosas y atractivas de toda la ciudad de Xinyang, en la provincia de Henan’.

Concurso de fotografía de aves

‘Cattle Egret Bubulcus ibis’ por William Steel (Reino Unido/Sudáfrica). Premio de bronce, Mejor retrato. Foto tomada en el Santuario de Rinocerontes Khama, Botswana.
Un rinoceronte blanco del sur sigue pastando sin darse cuenta del precio de su cabeza, mientras una garcilla bueyera busca insectos que salen de la hierba. Esta es una relación verdaderamente de comensales. El rinoceronte es indiferente a la presencia del ave, mientras que la garza se beneficia del movimiento y la búsqueda de alimento del rinoceronte: involuntariamente molesta a los insectos ocultos en la hierba. Para mí, la imagen es una representación tan emotiva: una yuxtaposición entre la oscuridad y la luz, la esperanza y la incertidumbre. Mientras que la garcilla bueyera ocupa el centro de la escena, se puede ver cómo el rinoceronte se desvanece en el fondo, haciendo referencia el rápido declive de la especie”.

Young Bird Photographer of the Year 2019

“Rufous Hummingbird Selasphorus rufus.” por Madeline Nolan (Estados Unidos). Premio de plata, Fotógrafo de aves joven del año. Foto tomada en Colorado, Estados Unidos.
‘Mi familia y yo viajamos a Creede, Colorado. Mi madre acababa de comprar una cámara nueva y una gran lente. Cada mañana, me despertaba, tomaba prestado el equipo y tomaba fotos de los colibríes en el bosque nacional. Algunos días disparaba durante horas. ¡Logré capturar a esta adorable hembra de colibrí rufo mientras sacaba la lengua! Nunca había visto eso antes. No fue fácil de capturar y estoy encantada de haber conseguido una toma tan limpia’.

Fotos de aves salvajes

“Snowy Owl Bubo scandiacus.” por Chad Larsen (Canadá). Premio de oro, Aves urbanas y de jardín. Foto tomada en Saskatchewan, Canadá.
‘Mi esposa y yo habíamos estado fotografiando búhos nivales durante un par de días durante las vacaciones de Navidad en Saskatchewan. Esa mañana, regresé a la misma área y no podía creer lo que estaba viendo… ¡un búho nival en una pintoresca iglesia blanca! Intentar concentrarse en un búho blanco con un telón de fondo muy ligero resultó ser muy difícil. Sin embargo, mi mayor reto fue conseguir una posición central sin perturbar este momento de paz: sabía que una oportunidad como esta podría no volver a ocurrir’.

“Trumpeter Swan Cygnus buccinator.” por Meera Sulaiman (Canadá). Premio de plata, Aves urbanas y de jardín. Foto tomada en Ontario, Canadá.
‘Esta parte del lago Ontario está considerada como el mayor depósito tóxico de alquitrán de hulla de Canadá, un subproducto de más de 100 años de residuos industriales. Es famoso por ser el sitio más grande y contaminado del lado canadiense de los Grandes Lagos. Sin embargo, también es el hogar invernal de los cisnes trompeteros. Estos nativos norteamericanos son los más grandes de su clase en el mundo y una de las aves voladoras más pesadas; pesan hasta 13 kilos y se mantienen en el aire en una envergadura de ocho pies. Alrededor de 200 cisnes se reúnen aquí cada invierno. Los cisnes trompeteros alguna vez anidaron en la mayor parte de Norteamérica y algunas estimaciones sitúan su número, históricamente, en más de 100,000. Pero para la década de 1880 habían sido cazados casi hasta desaparecer y se habían extinguido localmente en Ontario, Canadá. La reintroducción del cisne trompetero en Ontario ha sido una historia en construcción durante más de 30 años. Empecé a documentar esta maravillosa especie hace tres años después de haberme conmovido con su historia de recuperación’.

Concurso Bird Photographer of the Year 2019

“Mixed Seabirds.” por Kathryn Cooper (Reino Unido) Premio de plata, Imagen creativa. Foto tomada en RSPB Bempton Cliffs, Yorkshire, Reino Unido.
‘Visité Bempton Cliffs en junio de 2018, un lugar donde se reúnen medio millón de aves marinas; son atraídas por abundantes sitios de anidación ubicados a lo largo de un tramo de 17 millas de acantilados de hasta 400 pies de altura. La gran cantidad de aves en el aire es un verdadero espectáculo de vida silvestre y difícil de representar en una fotografía. Esta imagen es parte de un proyecto creativo más grande que combina mi curiosidad por el arte, la ciencia y la naturaleza. Mi experiencia en ciencia y programación me permite escribir mis propios algoritmos a medida para comprimir la dimensión temporal de un video en una sola imagen. Para darle un sentido de escala, esta imagen contiene ‘huellas de pájaros’ capturadas en un periodo de cinco segundos’.

Premios BPOTY 2019

“Mixed Gulls.” por Mohammad Khorshed, (Kuwait). Premio de oro, Aves en su ambiente. Foto tomada en Kuwait.
‘La marea baja revela la belleza del entorno costero. La zona intermareal es también una buena zona de alimentación para las aves marinas, por lo que muchas gaviotas y garzas se reúnen debido a la abundancia de organismos vivos. Esperé muchos días para conseguir la combinación perfecta de elementos para la foto que tenía en mente: agua tranquila en marea baja, nubes hermosas y, por supuesto, los pájaros. Tomé esta foto usando un dron y la magia duró poco tiempo antes de que la marea ascendente alterara la escena’.

Fotos de aves salvajes

“Black Skimmer Rynchops niger.” por Nikunj Patel (Estados Unidos). Premio de oro, Aves en vuelo. Foto tomada en Ocean City, Nueva Jersey, Estados Unidos.
‘Los rayadores americanos son unas de mis aves favoritas y me encanta pasar el verano observándolos y fotografiándolos. Los rayadores tienen un vuelo ligero y elegante, con ritmos de ala estable. Vuelan bajo sobre el agua y sumergen su mandíbula inferior justo debajo de la superficie, buscando peces diminutos y capturándolos con una velocidad increíble, y haciendo giros a alta velocidad en pleno vuelo. En una bonita tarde de verano, llegué a una colonia de aves marinas que anidan en una playa para fotografiar a los rayadores americanos volando, trayendo peces para sus polluelos recién nacidos. Decidí instalarme en la parte baja de la playa, ya que me daría una perspectiva a la altura de los pájaros. Unos cuantos rayadores se habían reunido en el borde de la costa y estaban teniendo una vigorosa sesión de baño. Cuando algunos de ellos despegaron, vi a uno volando bajo y directo hacia mí. Afortunadamente, pude adquirir enfoque, presionar el obturador y capturar una hermosa imagen del pájaro que volaba directamente hacia mí. Los rayadores americanos dependen de playas abiertas para anidar y criar a sus crías, con acceso directo al agua para alimentarse. El desarrollo costero y nuestro propio amor por las mismas playas los han dejado con pocos lugares seguros donde anidar’.

concurso Bird Photographer of the Year 2019

“Northern Goshawk – Accipiter gentilis.” por Pål Hermansen, (Noruega) Premio de oro, Atención a los detalles.
Foto tomada en Trøndelag, Noruega.
‘Este azor maduro fue fotografiado mientras visitaba un comedero en el bosque. En vez de tomar imágenes comunes, mostrando al pájaro entero, decidí usar un lente muy largo y tratar de mostrar detalles en las plumas. Cuando aparecieron los pies, vi la imagen con la que había estado soñando’.

Fotos ganadoras de concurso

“Purple-crowned Fairy Heliothryx barroti.” por Ivan Sjögren (Suecia). Premio de oro, Comportamiento de aves. Foto tomada en Rancho Naturalista, Costa Rica.
‘Las pequeñas piscinas naturales que se forman en las profundidades de la selva son un lugar perfecto para que los colibríes se bañen rápidamente. Tuve la suerte de presenciar este comportamiento en Costa Rica una mañana temprano. Los pájaros flotan sobre el agua durante un rato y luego hacen pequeñas inmersiones bajo la superficie. Pude capturar el momento cuando un colibrí picopunzón salió del agua. La idea de usar el flash para resaltar las rocas en el fondo del agua hizo que el agua se viera dorada’.

Fotos artísticas de aves

“Cobalt-winged Parakeet Brotogeris cyanoptera.” por Liron Gertsman (Canadá). Premio de bronce, Aves en vuelo. Foto tomada en el Parque Nacional Yasuni, Ecuador.
‘Dispersos por toda la cuenca del Amazonas hay cientos de loros, pericos y guacamayos que vienen a comer arcilla para neutralizar las frutas ácidas que comen. Llegar a la collpa de arcilla (y al abrevadero) donde tomé esta foto requería un vuelo regional, un viaje en bote de tres horas río arriba, y un corto viaje en canoa para llegar al campamento base. Desde el campamento base, se necesitó otro corto viaje en bote y una caminata de 30 minutos (una caminata más larga de lo habitual debido a los bajos niveles de agua en julio de 2017) cada día para llegar a la collpa de arcilla. Tuvimos que esperar muchas horas durante tres días antes de que pudiéramos ver a cientos de pericos de alas de color cobalto llenando el suelo del bosque. Verlos y escuchar el ensordecedor rugido del periquito fue una experiencia que creo que nunca olvidaré. Después de beber el agua rica en minerales y comer un poco de arcilla, se acabó; esta foto captura el caos mientras los pericos volvían al aire, volviendo al dosel. Utilicé una velocidad de obturación lenta para transmitir el movimiento de los pájaros en el aire’.

Young Bird Photographer of the Year 2019

“Mallard Anas platyrhynchos.” por Tamás Koncz-Bisztricz (Hungría). Premio de oro, Fotógrafo de aves joven del año. Foto tomada en Hungría.
‘Es el final del invierno, y los lagos de soda de Hungría están llenos de vida, tanto por encima como por debajo de la superficie del agua. Estos lagos son un santuario para una amplia variedad de aves acuáticas, incluyendo la cerceta común, la espátula común, la garza real, el ganso gris, el ganso de frente blanca, la gaviota común de cabeza negra, la gaviota mediterránea, la focha común, la garza real, y otras aves. Entre el pueblo de Tömörkény y Pálmonostora hay un lago escondido, bonito pero desconocido. Está rodeado de juncos y juncias, por lo que es imposible observar y fotografiar la diversidad de vida que alberga sin causar molestias. Tomé esta fotografía aérea con un dron que no causa casi ninguna perturbación cuando se usa correctamente: la forma, el color y el sonido de esta máquina no corresponden a ningún depredador. Utilicé una técnica especial para acercarme lentamente a las aves desde muy alta altitud, el mismo método utilizado por los expertos en conservación para contar la población de las aves con fines científicos. Aquí podemos ver ánades salvajes agitando el agua fangosa y dejando líneas en el agua, pintada de color amarillento-marrón por los materiales orgánicos. A veces se puede ver un matiz púrpura en el agua, el resultado de la materia orgánica liberada por la descomposición de los juncos. La chispeante paleta de colores de la imagen de la fotografía también está influenciada por el cielo azul y el reflejo de nubes blancas en la superficie del agua’.

Fotos de aves

“Long-tailed Duck Clangula hyemalis.” por Martin Eschholz (Alemania). Premio de bronce, Aves urbanas y de jardín. Foto tomada en el puerto de Vardø, Varanger, Noruega.
‘Blanco en todas partes. Esta es la primera impresión cuando se visita la península de Varanger en el norte ártico de Noruega en invierno. Pero también se puede encontrar una sorprendente cantidad de color, especialmente en los diferentes puertos de la región. El puerto de Vardø es un puerto pesquero que atrae a varias especies de patos marinos invernantes. Uno de los más fascinantes es el pato havelda y, a primera vista, parece demasiado débil para sobrevivir en el ártico. Pero la realidad es que puede arreglárselas a la perfección. Un poco de comida extra como despojos de una fábrica de pescado es muy útil y esa es la razón por la que estos pájaros nadan entre los coloridos reflejos del puerto’.

BirdPOTY Awards 2019

“Long-eared Owl Asio otus.” por Edwin Giesbers, (Países Bajos). Premio de plata, Aves en su ambiente. Foto tomada en Balgoij, Países Bajos.
‘La mayoría de las especies de búhos llevan una vida solitaria, pero cuando el otoño hace su aparición, los búhos chicos son a veces más gregarios. De septiembre a abril, algunas aves duermen muy cerca unas de otras durante el día en los llamados árboles de dormidero; en algunos casos, estos árboles han sido utilizados durante décadas. Quién sabe, podrían estar en tu vecindario porque a menudo estos árboles están ubicados en áreas residenciales. En otoño se utilizan árboles como el haya y el abedul plateado. Pero a medida que estos árboles pierden sus hojas, las aves a menudo se trasladan a un tejo o a un abeto cercano donde son menos visibles que en un árbol desnudo’.

Concurso de fotografía de aves

“Grey Heron Ardea cinerea.” por Jozsef Gergely (Serbia). Premio de plata, Comportamiento de aves. Foto tomada en Kanjiza, Serbia.
Recientemente visité una piscifactoría cerca de Kanjiza, en la provincia serbia septentrional de Vojvodina. Como podrán imaginar, la abundancia de peces acorralados actúa como un imán para las aves que se alimentan de peces, como la Garza Real. Este individuo en particular me llamó la atención: a pesar de su tamaño y volumen, estaba haciendo un muy buen trabajo equilibrándose en una de las redes de pesca. Me encanta el efecto ëhigh keyí que se consigue disparando a la luz’.       

Bird Photographer of the Year: Sitio web | Facebook | Instagram

My Modern Met obtuvo permiso de Bird Photographer of the Year para reproducir estas fotografías.

Artículos relacionados:

Conoce a los increíbles ganadores de los Audubon Photography Awards 2019

Increíbles ganadores del concurso BigPicture de fotografía del mundo natural

Entrevista: Fotógrafo crea escenarios en su patio para retratar a las aves que lo visitan

30+ Concursos de fotografía para practicar y perfeccionar tus habilidades

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO