Mujer descubre un busto romano de hace 2,000 años en una tienda de segunda mano

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Laura Young (@templeofvintage)

Seguramente has escuchado historias de gente que encuentra cosas curiosas en tiendas de segunda mano, pero la de Laura Young se lleva todas las palmas. En 2018, Young, quien lleva 10 años vendiendo antigüedades, estaba explorando una tienda de segunda mano en Texas cuando algo llamó su atención. Vio un busto de mármol debajo de una mesa que le causó mucha intriga. Pesaba unos 20 kilos y costaba 34.99 dólares. Esto es más de lo que normalmente gastaría en una tienda de segunda mano, pero Young siguió sus instintos y compró la pieza. Nunca imaginó lo que pasaría después.

Intrigada por el busto de mármol, Young empezó a contactar a expertos para ver qué podía descubrir sobre su historia. Finalmente, Sotheby's confirmó su sospecha de que esta estatua era algo especial. Según su consultor, en su sala tenía un busto romano de la dinastía Julio-Claudia que databa del siglo I d.C. Aunque Young había pensado que la escultura parecía ser romana, no podía creer que fuera verdad.

Pero, ¿cómo fue que una antigüedad como esta logró cruzar el océano hasta llegar a Texas? Aunque los investigadores aún no saben a quién retrata el busto, todos coinciden en su procedencia. Los registros muestran que perteneció a la colección del rey Luis I de Baviera, que gobernó desde 1825 hasta 1848. Era un amante de las artes y tenía una gran colección de antigüedades.

El rey llegó a construir una reproducción de una villa de Pompeya en Aschaffenburg, Alemania. Llamada Pompeiianum, el edificio albergó este busto retrato, donde permaneció hasta la Segunda Guerra Mundial. En 1944, el Pompeiianum fue bombardeado por las fuerzas aliadas. Se cree que el Pompeiianum no estaba vigilado, por lo que los militares pudieron entrar y salir a su antojo. Aunque no está claro cómo llegó a los Estados Unidos, sabemos que el busto desapareció después de esa época, solo para aparecer de nuevo en Austin en 2018.

“Sabemos que muchos de los objetos fueron destruidos en la campaña de bombardeos de los Aliados o expoliados después”, comparte Stephennie Mulder, historiadora de arte de la Universidad de Texas en Austin. “Desgraciadamente, es posible que un soldado estadounidense lo expoliara él mismo o lo comprara a alguien que había saqueado el palacio”.

Una vez que Young pudo verificar la procedencia de su busto, notificó rápidamente al gobierno alemán sobre la obra de arte robada. Después de organizar su regreso a Baviera, se llegó a un acuerdo para que el hallazgo de Young fuera prestado al Museo de Arte de San Antonio. Permanecerá expuesta en el museo hasta mayo de 2023 y después volverá a Europa.

“Había estado oculto durante 70 u 80 años, pensé que merecía ser visto y estudiado”, dijo Young. Y aunque está contenta de que el busto sea visto por el público, no puede evitar echar de menos a la escultura, que ha formado parte de su vida durante muchos años.

“Me gustaba”, reflexiona Young. “Me encariñé con él y me encantaba tenerlo en nuestra casa, allí en la entrada. Podías ver su reflejo en la televisión. Se convirtió en parte de la casa”.

La anticuaria Laura Young pagó 34.99 dólares por una estatua que encontró en una tienda de segunda mano. ¡La escultura resultó ser un busto romano de 2,000 años de antigüedad!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Laura Young (@templeofvintage)

El busto fue expoliado durante la Segunda Guerra Mundial y regresará a Alemania tras un periodo de exhibición en el Museo de Arte de San Antonio.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by San Antonio Museum of Art (@sama_art)

h/t: [Smithsonian, NBC News]

Artículos relacionados:

Un mosaico perdido del bote de Calígula llevaba 40 años siendo usado como mesita de café

Aficionado a los detectores de metales descubre una moneda de oro del siglo XIII

El retrato de Susan B. Anthony encontrado en un estudio fotográfico oculto será subastado

Encuentran álbum de una mujer misteriosa que posó con todas las celebridades de Hollywood

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, actualmente está realizando un Máster en Gestión Cultural en la Universidad Carlos III de Madrid. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO