La historia del ajedrez: desde la antigua India hasta las rivalidades de la Guerra Fría

La historia del juego de ajedrez

Foto: Fotos de stock de WHYFRAME/Shutterstock

Tal vez por primera vez en la historia, los sets de ajedrez están agotándose en internet. Los fans de Netflix seguro se imaginarán por qué: Gambito de dama, una de sus nuevas series, ha capturado el imaginario popular y revivido el interés por este antiguo juego de mesa. Al igual que con otras actividades, el ajedrez ha estado de moda en diferentes momentos de la historia. El interés por el ajedrez en algunos países—como Rusia e India—ha sido constante, mientras que en otras regiones la popularidad de este juego viene y va.

Gambito de dama—que cuenta la historia de una joven prodigio del ajedrez—es ficticia y está basada en el libro de 1983 de Walter Tevis. Sin embargo, con la moda de los 60 y las rivalidades de la Guerra Fría, muchas personas han visto en el ajedrez algo fascinante y accesible. Sigue leyendo para explorar una breve historia de este fascinante y antiguo juego de mesa.

Sigue hacia abajo para descubrir la historia del juego de ajedrez.

 

¿Cuándo se inventó el ajedrez?

Alfil tallado en marfil de las tierras islámicas occidentales

Un alfil tallado en marfil de las tierras islámicas occidentales, c. siglo VIII al X. (Foto: Museo Metropolitano de Arte [dominio público])

Las primeras versiones del juego que eventualmente sería conocido como ajedrez aparecieron en el siglo VI en la India. Un juego llamado chaturanga se jugaba en un tablero a cuadros de ocho por ocho. Las piezas representaban diferentes ramas de la milicia imperial y cada una se movía de manera diferente como en el ajedrez moderno. Los visitantes persas a la India se llevaron sus observaciones a casa. Reconociendo el valor militar y estratégico del juego, se convirtió en un pasatiempo de la nobleza sasánida. Llamado chatrang, el juego continuó jugándose después de la caída del Imperio sasánida. Bajo el dominio árabe en el nuevo Irán islámico, el juego pasó a ser conocido como shatranj.

Tablero iraní de Shatranj

Shatranj (set de ajedrez) de Irán, siglo XII. (Foto: Zereshk vía Wikimedia Commons [CC BY 3.0])

Shatranj aparece en los manuscritos históricos persas del siglo XI. Muchas piezas de ajedrez de Irán y del mundo islámico medieval aún sobreviven al día de hoy. Estas piezas fueron talladas de forma más abstracta que sus predecesoras indias, ya que el Islam prohíbe la representación de humanos en el arte. Aunque ya se había extendido hacia el oeste desde la India hasta Persia, el ajedrez también se extendió hacia el este a China, Japón y otras tierras asiáticas. Variaciones del ajedrez como el xiangqi en China y el makruk en Tailandia se desarrollaron con sus propias reglas, a menudo fusionándose o basándose en juegos locales existentes. LA primera versión india del ajedrez también se extendió hacia el norte hasta llegar a la Rusia actual, probablemente a través de los viajes de comerciantes medievales.

Ajedrez de la isla de Lewis

Ajedrez de la isla de Lewis proveniente de Escocia en el siglo XII, marfil de morsa. (Foto: Museos Nacionales de Escocia vía Wikimedai Commons [CC BY-SA 4.0])

El ajedrez probablemente llegó a la Europa medieval temprana a través de interacciones con las tierras islámicas del este, así como la influencia de la conquista musulmana de España y Portugal. La leyenda cuenta que el rey Carlomagno recibió un juego de ajedrez de Harun al-Rashid, un califa abasí del siglo VIII. Aunque esta teoría no está del todo demostrada, el ajedrez se extendió por Europa con bastante rapidez y fue rápidamente adoptado por las clases altas cultas. Ellos podían permitirse el lujo de tener las exquisitas piezas talladas en marfil y los tableros de ajedrez con incrustaciones que empezaron a ser producidos por artesanos.

Algunas de las primeras piezas producidas en Europa—en lugar de ser importadas—son las piezas de la isla de Lewis. En 1831, un granjero de la isla escocesa de Lewis descubrió una horda medieval de 78 piezas de ajedrez, además de otras para el backgammon. Los expertos creen que las exquisitas piezas figurativas fueron hechas a mano en Noruega, que controlaba las islas del norte de Escocia en ese momento.

Caballeros templarios jugando una partida de ajedrez en un manuscrito

Caballeros templarios jugando una partida de ajedrez en un manuscrito de 1283. (Foto: Wikimedia Commons [dominio público])

Las representaciones medievales de jugadores de ajedrez se hicieron populares en Europa y las tierras islámicas. En Europa, apostar en el ajedrez se hizo popular, aunque hacerlo era considerado un fracaso moral. Los reyes y las reinas jugaban este juego estratégico. Para el siglo XII, las piezas habían comenzado a tomar sus formas modernas estándar. Lo que una vez fue un ministro se convirtió en la dama, mientras que los elefantes de guerra tenían menos relevancia en la Europa medieval que en la India. En su lugar, los alfiles ocuparon su lugar.

Las reglas también evolucionaron: alrededor de 1500, el papel de la dama y los alfiles cambió y se hicieron más poderosos. Conocido como alla rabiosa en italiano (con la loca, o dama), este nuevo estilo de ajedrez cambió las estrategias necesarias para ganar. Esto es típicamente considerado como el nacimiento del ajedrez moderno.

Tablero de ajedrez indio del siglo XIX

Tablero plegable de ajedrez y backgammon de India, c. 1830. (Foto: Museo Metropolitano de Arte [dominio público])

Las reglas del ajedrez moderno siguieron afinándose a lo largo del periodo moderno temprano. Los libros de estrategia abundaron a lo largo de los siglos XVIII y XIX, particularmente cuando el juego se estandarizó más. A mediados del siglo XIX, algunos de los primeros torneos de ajedrez demostraron la necesidad de límites de tiempo, que se establecieron posteriormente. Aunque los jugadores célebres eran ampliamente conocidos, los torneos establecidos dieron lugar a un juego más formal. En 1886, se celebraron los primeros Campeonatos Mundiales de Ajedrez oficiales. Prodigios como Paul Morphy podían alcanzar el éxito a una edad temprana—igual que la heroína de Gambito de dama.

 

Mujeres en el ajedrez competitivo

Hou Yifan, prodigio de ajedrez

Hou Yifan, la Gran Maestra de ajedrez más joven de la historia (2008). (Foto: Wikimedia Commons [CC BY-SA 2.0])

El siglo XX vio una mayor regularización, con el establecimiento de la Federación Internacional de Ajedrez en 1924. Las mujeres recibieron su propio campeonato en 1927, pero el mundo de los principales torneos de ajedrez era en gran parte masculino, como cualquier espectador de Gambito de dama notará fácilmente. Mientras que los hombres dominaban la escena del ajedrez en todo el mundo, después de la Segunda Guerra Mundial los soviéticos dominaron los Campeonatos Mundiales de Ajedrez. Su racha de victorias solo fue interrumpida brevemente por el estadounidense Bobby Fischer, cuyo éxito en la Guerra Fría contra la URSS desató una ola de manía por el ajedrez en los Estados Unidos.

Si ves Gambito de dama, notarás que Beth se enfrenta tanto al sexismo como a la extrañeza de otros—las desventajas de ser una jugadora de ajedrez. El primer título de Gran Maestro de ajedrez otorgado a una mujer fue en 1978, a la jugadora georgiana y campeona mundial de ajedrez femenino Nona Gaprindashvili. En 1998, Judit Polgár—quien se convirtió en Gran Maestra a los 15 años—fue la primera mujer en tomar la delantera en el Abierto de Estados Unidos, empatando por la victoria. El récord de la Gran Maestra más joven hasta la fecha lo ostenta Hou Yifan, quien ganó el título a los 14 años. La prodigio china solo tiene 26 años y es la mujer mejor clasificada del mundo. Ella es solo una de las tres mujeres que figuran en el ranking de los 100 mejores jugadores del mundo, lo que refleja la hostilidad del mundo del ajedrez hacia las mujeres.

Un ensayo para Slate, Wei Ji Ma—un profesor de neurociencia de la Universidad de Nueva York que también es maestro de ajedrez—explica las dificultades que enfrentan las mujeres para entrar y permanecer en el mundo del ajedrez competitivo. Hasta el día de hoy, muchos jugadores masculinos (e incluso algunas jugadoras) hablan diferencias biológicas. La actual presidenta de la Comisión de Ajedrez Femenino sugirió que a las mujeres se les da más naturalmente la música y los arreglos florales. El profesor Ji Ma deja las cosas claras: no hay pruebas que indiquen que la biología sea la respuesta a la ausencia de las mujeres en la máxima categoría del ajedrez. En cambio, se han documentado prejuicios de género desde una edad temprana, premios más bajos y comentarios sexistas de jugadores masculinos. Para todas las jóvenes que sueñan con vencer a los mejores jugadores del mundo como Beth en el Gambito de dama, sigan jugando. En un mundo más igualitario, esperaremos ver algún día a una Campeona Mundial de Ajedrez en la competencia abierta.

 

Artículos relacionados:

La fascinante historia de las cartas del tarot: de un famoso juego de cartas a un ritual místico

El rompecabezas: la historia de uno de los pasatiempos más populares del mundo

7 Pasatiempos creativos que te ayudarán a desconectarte un rato

 

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO