Los navegantes maoríes exploraron la Antártida mucho antes que los europeos

Maori Sailors Explored Antarctica Long Before Europeans

Foto: Fotos de stock de FREDERIC ZANA/Shutterstock

Los exploradores europeos “descubrieron” la Antártida en la década de 1820. Sin embargo, probablemente no fueron los primeros navegantes que surcaron las gélidas aguas del sur del océano Pacífico. Los habitantes de las islas de la Polinesia tienen una rica historia de navegación, marinería y exploración. En las historias orales de los maoríes, la exploración de las aguas antárticas se remonta al siglo VII, lo que precede en más de mil años a la llegada de los europeos al continente de hielo. Un reciente informe publicado en el Journal of the Royal Society of New Zealand pretende compartir las contribuciones, a menudo ignoradas, del pueblo maorí a los viajes a la Antártida.

Dirigido por la Dra. Priscilla Wehi, el equipo pretendía investigar y dar a conocer la larga conexión entre los maoríes y las aguas del sur de Nueva Zelanda, de las que son habitantes originarios. En una declaración, Wehi dijo: “Tener en cuenta nuestras responsabilidades hacia los grupos infrarrepresentados, y en particular con los maoríes como socios del Tratado, es importante tanto para los programas contemporáneos como para los futuros de investigación antártica, así como para la futura exploración de las obligaciones de Nueva Zelanda dentro del Sistema del Tratado Antártico”. El informe del equipo ayuda a reparar la narrativa sesgada de la exploración y a resaltar el conocimiento que se encuentra en la historia oral y en la “literatura gris” (investigación fuera de los sitios académicos convencionales).

El informe presenta algunos fascinantes ejemplos de los primeros viajes de los maoríes. La historia oral del pueblo Ngāti Rārua habla de Ui-te-Rangiora (también conocido como Hui Te Rangiora), un navegante polinesio del siglo VII procedente de Rarotonga, en las actuales Islas Cook. Se dice que este antiguo explorador llegó al océano Austral o Antártico, una franja de océano que rodea el continente. El navegante se encontró con nieve y témpanos, y pudo haber llegado a la barrera de hielo de Ross, en el borde de la Antártida.

Incluso con la llegada de los exploradores europeos, los conocimientos maoríes eran valorados a pesar de la discriminación que sufrían las comunidades indígenas. Un navegante llamado Te Atu ayudó a cartografiar la costa antártica en 1840 en la Expedición Wilkes. En el siglo XX, Ray Heke sirvió como secretario de obras y capataz en la expedición transantártica de la Mancomunidad de Naciones de 1955 a 1958, dirigida por Sir Edmund Hillary al Polo Sur. Estos son solo algunos ejemplos de exploración maorí que merecen más atención. Tras la era de la exploración, los autores del informe esperan que cada vez más científicos antárticos maoríes contribuyan con sus conocimientos y experiencias a la era de la investigación científica en el remoto continente.

Un nuevo informe detalla las exploraciones de los navegantes maoríes en aguas de la Antártida, que preceden a los europeos por más de mil años.

Vaka Moana Canoe Boat

Hinemoana Waka, un moderno barco Vaka Moana de 72 pies de largo, diseñado y construido por la Fundación Okeanos para el Mar. (Foto: Fotos de stock de S WATSON/Shutterstock)

El pueblo maorí tiene una rica tradición de navegación marítima en la Polinesia y fuera de ella.

Maori Sailors Explored Antarctica Long Before Europeans

El continente antártico desde el espacio. (Foto: Fotos de stock de ARTSIOM P/Shutterstock)

h/t: [IFL Science, Science Alert]

Artículos relacionados:

NASA descubre increíble iceberg rectangular en la Antártida

Entrevista: Fotos de pingüinos en la Antártida buscan crear conciencia sobre las amenazas a su hábitat

Esta antigua técnica fotográfica hace desaparecer los tradicionales tatuajes de los maoríes

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO