Home / Arte / Historia del arteLa fascinante historia del cuadro precursor de ‘La noche estrellada’ de Van Gogh

La fascinante historia del cuadro precursor de ‘La noche estrellada’ de Van Gogh

Starry Night Over the Rhone by Van Gogh

Foto: Kelly Richman-Abdou / My Modern Met

Durante su corta carrera, el pionero del postimpresionismo Vincent van Gogh exploró una gran variedad de temáticas en sus pinturas. Como es evidente en su prolífica obra, Van Gogh solía revisitar ciertos temas, como sus bodegones de flores, sus reveladores autorretratos y sus resplandecientes escenas nocturnas, incluyendo La noche estrellada sobre el Ródano, un hermoso cuadro completado en 1888.

Al igual que muchas de sus pinturas más famosas, La noche estrellada sobre el Ródano fue creada durante el tiempo que Van Gogh pasó en el sur de Francia. Si bien esta pieza no es tan conocida como la arremolinada Noche estrellada que haría después, sigue siendo una obra clave en su portafolio; además de ilustrar su distintiva forma de pintar “efectos nocturnos”, La noche estrellada sobre el Ródano captura un inusual momento de calma en el caos de los últimos años de su vida.

 

La vida de Van Gogh en Arles

Autorretrato de Van Gogh

Vincent van Gogh, “Autorretrato como pintor” 1888 (Foto: Museo Van Gogh, Ámsterdam – Fundación Vincent van Gogh)

Van Gogh nació en 1853 en los Países Bajos. Aunque de niño se interesó por el arte, tuvo varias profesiones diferentes antes de decidir dedicarse a la pintura a la edad de 27 años. Tras no tener éxito como artista en los Países Bajos, decidió mudarse a París con su hermano Theo, un marchante de arte, en 1886.

Desafortunadamente, Van Gogh tampoco tuvo suerte en su tiempo en la capital francesa. “Me parece casi imposible trabajar en París, a menos de que tengas un refugio donde recuperar tu paz mental y compostura”, escribió a Theo en una carta en 1888. “Sin eso, la ciudad acabará por entumecerte por completo”. En su búsqueda por esa “paz mental”, Van Gogh se dirigió al sur, asentándose en la tranquila comuna de Arles.

Van Gogh Painting

Vincent van Gogh, “Terraza de café por la noche” 1888 (Foto: Wikimedia Commons Dominio púlbico)

Durante su tiempo en Arles, Van Gogh desarrolló su famoso estilo, caracterizado por una paleta de colores vivos y pinceladas expresivas. Esta forma de pintar cobra más fuerza en todos sus trabajos completados en 1888, incluyendo su serie del Dormitorio en Arles, Terraza de café por la noche y La noche estrellada sobre el Ródano.

 

La noche estrellada sobre el Ródano

La noche estrellada sobre el Ródano de Van Gogh

Vincent van Gogh “La noche estrellada sobre el Ródano”, 1888
(Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

Van Gogh pintó La noche estrellada sobre el Ródano desde la orilla del Ródano, uno de los ríos más importantes de Europa. Este lugar resultó ser ideal para Van Gogh, ya que se había interesado por los efectos de la luz—en particular, la iluminación artificial de las lámparas de gas—por la noche. Para imitar el movimiento de los reflejos parpadeantes y brillantes de las estrellas, empleó sus características pinceladas energéticas.

Sin embargo, lo más importante a la hora de pintar La noche estrellada sobre el Ródano no era las pinceladas, sino el color. Van Gogh muestra la extensión de su atención tonal en una de sus cartas a Theo. “El cielo es aguamarina, el agua es azul real, la tierra es malva.” Y continúa: “La ciudad es azul y púrpura. El gas es amarillo y los reflejos son desde color oro rojizo hasta el bronce-verde”.

Aunque llena de energía, la escena es tranquila; las únicas personas presentes en la composición son “las coloridas figuras de dos amantes en primer plano” y, a pesar de sus estrellas centelleantes, el cielo evoca una sensación de tranquilidad. En última instancia, esta atmósfera es lo que distingue a La noche estrellada sobre el Ródano de su homóloga más famosa: La noche estrellada.

La otra Noche estrellada

Starry Night

Vincent van Gogh, “La noche estrellada”, 1889 (Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

Van Gogh pintó La noche estrellada sobre el Ródano mientras vivía en Arles. Fue durante este periodo que su salud mental se deterioró gravemente. Sin embargo, este caos interno aún no era visible en sus lienzos, tal como lo demuestra la serena escena de La noche estrellada sobre el Ródano.

Sin embargo, hacia el final de su estancia en Arles, Van Gogh llegó a un trágico punto de inflexión. Tras una pelea con el también artista Paul Gauguin, Van Gogh se cortó parte de su propia oreja. A la mañana siguiente fue ingresado en un hospital de Arles y fue dado de alta unos días después. Al darse cuenta de la gravedad de sus problemas de salud mental, el artista optó por dejar Arles para internarse en un centro de salud mental en la comunidad cercana de Saint-Rémy-de-Provence.

Durante su estancia en el hospital psiquiátrico, Van Gogh transformó una habitación extra en su estudio y completó 150 pinturas, incluyendo La noche estrellada, una pieza pintada a través de los “barrotes de la ventana” de su habitación.

Pintadas con solo algunos meses de separación, La noche estrellada sobre el Ródano y La noche estrellada son muy similares en cuanto a estilo y temática. Sin embargo, hay una clara divergencia en cuanto al tono, ya que, en la segunda, “se expresa plenamente la violencia de su psique”.

La otra noche estrellada

Izquierda: Detalle de “La noche estrellada sobre el Ródano”. Derecha: Detalle de “La noche estrellada”

El 27 de julio de 1890, apenas un año después de que completara La noche estrellada, Van Gogh se disparó a sí mismo en un campo de trigo. Dos días después, falleció debido a sus heridas.

 

El legado de La noche estrellada sobre el Ródano

La noche estrellada sobre el Ródano

Aunque menos famosa que la versión posterior, La noche estrellada sobre el Ródano sigue siendo considerada una de las grandes obras maestras de Van Gogh. Una joya de la colección permanente del Museo de Orsay, la pintura sigue cautivando a los espectadores con sus expresivas pinceladas, su paleta de colores radiante y su temática serena.

Lo que hace que esta obra sea verdaderamente especial es el significado que tenía para Van Gogh. Observando que las noches en Arles eran “aún más coloridas que el día”, se obsesionó con la idea de replicar el cielo estrellado del sur de Francia. Con La noche estrellada sobre el Ródano, el artista pudo realizar este sueño.

 

Artículos relacionados:

Velas hecha a mano capturan el encantador brillo de las pinturas más famosas de Van Gogh

Esta exhibición te invita a entrar en las pinturas de Van Gogh

Vans lanza una línea de ropa y zapatos inspirada en Van Gogh

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO