París reconstruido: cómo el barón Haussmann creó la metrópolis que conocemos hoy

Reconstrucción de París por el barón Haussmann

Foto: Fotos de stock de Franck Legros/Shutterstock

Si amas las anchas avenidas y la arquitectura romántica de París, Francia, deberías agradecerle al barón Georges-Eugène Haussmann. Aunque Haussmann sigue siendo uno de los urbanistas más controvertidos de la historia, su diseño para París ha quedado arraigado en la estética y la reputación de la ciudad.

Haussmann fue una figura dinámica con un legado enorme. El sobrino de Napoleón, el emperador Napoleón III, dijo al conocerle: “Tenía ante mí a uno de los hombres más extraordinarios de nuestro tiempo; grande, fuerte, vigoroso, enérgico y, al mismo tiempo, inteligente y taimado, con un espíritu lleno de recursos”. Estas cualidades ayudarían a Haussman a cambiar por completo la ciudad—para bien o para mal—cuando el emperador le nombró para supervisar la renovación de los antiguos barrios de París que encontraba sucios y sobrepoblados.

La renovación completa, o “Haussmannización”, como se denominó posteriormente, tuvo lugar entre 1853 y 1870, cuando Haussmann fue despedido debido al descontento generalizado del público. Durante este periodo—y de hecho, incluso después de su despido—Haussmann transformaría la ciudad de forma radical demoliendo barrios enteros y construyendo infraestructuras completamente nuevas.

 

París según Haussmann

Retrato del barón Haussmann

El barón Georges-Eugène Haussmann (Foto: Wikimedia Commons)

El París de Haussmann era también el París de Napoleón III. En 1852, Napoleón III anunció: “París es el corazón de Francia. Dediquemos nuestros esfuerzos a embellecer esta gran ciudad. Abramos nuevas calles, hagamos más saludables los barrios obreros, que carecen de aire y luz, y dejemos que la beneficiosa luz del sol llegue a todas partes dentro de nuestras murallas.” Al año siguiente, nombró a Haussmann prefecto del Sena y le encomendó una misión: dar aire a París, conectarlo y unificarlo. Más poéticamente, le pidió aérer, unifier, et embellir París.

Haussmann ensanchó las estrechas calles medievales para convertirlas en amplias avenidas que dieran más luz y aire a las manzanas. Anexó los suburbios alrededor de la zona más urbana de París, construyó nuevos sistemas de alcantarillado y mucho más. Muchos de estos cambios se produjeron con gran rapidez, pues ya no tenían que consultarse con el parlamento—gracias a una nueva norma aprobada poco antes del golpe de estado de Napoleón III—y solo tenía que aprobar la apropiación de tierras con el emperador.

 

La belleza del nuevo París

Foto aérea del Arco del Triunfo y los Campos Elíseos de París

Foto: Fotos de stock de Christian Wittmann/Shutterstock

Durante la renovación, Haussmann derribó unos 12,000 edificios. Construyó farolas para fomentar una vida nocturna más segura, un sistema de alcantarillado para mejorar la sanidad y acueductos para el agua potable. También creó un sistema axial de calles que destacaba los centros culturales importantes de la vida parisina.

Patrice de Moncan, historiador francés que ha escrito extensamente sobre París y Haussmann, cree que Haussmann ha sido injustamente villanizado. Curiosamente, cree que una parte de esta reputación negativa puede atribuirse al legendario escritor Victor Hugo.

“Los republicanos despreciaban al Segundo Imperio y Napoleón III, y Haussmann fue víctima de esta reacción política”, escribió Moncan. “Victor Hugo le odiaba, y como todo el mundo en Francia consideraba lo que Hugo escribía como palabra de Dios, también odiaban a Haussmann. Hugo, el hombre que escribió Los miserables sobre la desesperada situación de París, acusó a Haussmann de destruir el encanto medieval de la ciudad”.

El Palais Garnier en PArís

Foto: Fotos de stock de HUANG Zheng/Shutterstock

Lo que sí es innegable es que Haussmann “limpió” París. La ciudad tenía graves problemas de sanidad, y luchaba contra enfermedades como la cólera, la fiebre tifoidea y otros males. También necesitaba desesperadamente el sistema de alcantarillado que Haussmann implementó eventualmente. Todo ello coincidía con la misión de Napoleón III de limpiar la sucia ciudad.

Aparte de los arreglos prácticos, la uniformidad de la arquitectura con sus líneas horizontales continuas es algo que todavía hoy adoran los turistas y los parisinos. El esquema urbano también planificó y creó espacio para estructuras que ahora son muy importantes para la ciudad, como el Palais Garnier y los icónicos edificios de estilo haussmaniano a lo largo del Boulevard Haussmann.

Did You Know Paris Was Rebuilt? Introducing Baron Haussmann and the “Haussmannization” of Paris

Foto: Fotos de stock de Pierre Emmanuel Faivre/Shutterstock

 

El luto por un París perdido

Mapa de París de 1853

Mapa de París de 1853 indicando las calles completas e incompletas del plan de Haussmann (Foto: Wikimedia Commons)

El poeta Charles Baudelaire escribió El cisne en honor al encanto medieval perdido del “viejo París”. Parte del poema dice:

“Se fue el viejo París (la forma de una ciudad
cambia más rápido ¡ay! que el corazón humano) …

¡París cambia! ¡Pero nada de mi melancolía
se ha movido! palacios nuevos, andamios, bloques
viejos suburbios, todo para mí deviene alegoría,
y mis añorados recuerdos son más pesados que rocas”.

La Haussmannización de París

Foto: Fotos de stock de JeanLucIchard/Shutterstock

La búsqueda de limpieza de Haussmann supuso la destrucción de gran parte de la arquitectura más antigua de París. Por esta razón, las calles sinuosas no son una característica que muchos esperan ver en París. En su lugar, nos imaginamos las amplias avenidas con exuberante vegetación y tiendas elegantes.

Estas anchas avenidas son otro punto que influye en la percepción negativa de Haussmann. Convenientemente para Napoleón III, las calles anchas tenían otro propósito. Cualquier revuelta o protesta tras el golpe de estado del emperador podía ser detenida rápidamente mediante una intervención militar, una hazaña mucho más difícil en las estrechas calles históricas. Aparte de esto, el nuevo París tampoco era tan diverso como la ciudad original. Gran parte de la nueva arquitectura se diseñó para servir a los más ricos y creó una clara brecha entre los parisinos ricos y los pobres.

Escultura del barón Haussmann en París

Foto: Fotos de stock de engineervoshkin/Shutterstock

Ha pasado mucho tiempo desde el final de la Haussmannización—se cree que fue alrededor de 1927—y la gente todavía no está segura de qué pensar de esta figura histórica. Este legado dividido tiene mucho sentido cuando se ve desde ambos lados. Desde la perspectiva de un extranjero—y de algunos parisinos también—algunas de las famosas calles de Haussmann son bellas escenas pintorescas sacadas de un cuadro. Para muchos otros, especialmente los parisinos, Haussmann diezmó la historia y los rasgos que hacían especial a París. Puede que sus amplias avenidas se diseñaran en parte para permitir a los militares aplastar la sublevación con mayor facilidad, pero su obra hizo que algunas partes de París fueran más seguras y saludables (para aquellos que no fueron desplazados, por supuesto).

Independientemente del bando con el que se esté más de acuerdo, la historia de la Haussmannización es ciertamente increíble: es un relato inverosímil de cómo dos hombres transformaron radicalmente toda una ciudad y cuya influencia aún puede sentirse claramente hoy en día.

Artículos relacionados:

Los icónicos Campos Elíseos de París serán rediseñados como un “jardín extraordinario”

La pintura de 150 años de antigüedad que congeló un momento parisino en el tiempo

Moulin Rouge: Explora la asombrosa historia del cabaret más famoso de París

6 lugares de París donde aún puedes experimentar la magia medieval de Notre Dame

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO