8 Técnicas de pintura al óleo que todos los principiantes y profesionales deben conocer

Cómo pintar al óleo con estas técnicas

Una vez que tengas todas las herramientas básicas a la mano, es hora de comenzar a trabajar. Estas son algunas de las técnicas esenciales de pintura al óleo que debes conocer.

 

Veladura

La veladura consiste en pintar una capa delgada de pintura transparente o semitransparente sobre una superficie. Al hacer esto, cada capa de pintura cambia la apariencia del color anterior y da como resultado un tono multifacético.

Para diluir la pintura al óleo, deberás usar trementina (o algo similar). Como alternativa, puedes usar aceite de linaza. Esto agregará brillo a tu pigmento, a diferencia de la trementina, que puede opacar su color.

 

Pintura subyacente

Al pintar, hay pocas cosas tan abrumadoras como una página o un lienzo totalmente en blanco. La pintura subyacente –o underpainting– resuelve este problema al ser la primera capa de pintura aplicada a una superficie de trabajo. Sirve como guía para el resto de tu imagen y establece dónde irán los valores y los tonos.

Con la pintura subyacente, comenzarás diluyendo tu pintura. Luego, usando un color con diferentes tonos, haz un bosquejo general de donde estarán las partes principales de la composición. Por ejemplo, al pintar un atardecer, bloquearás las áreas donde están los árboles y las colinas. Esos serán más oscuros que el cielo. De esa manera, cuando llegue el momento de aplicar la pintura al lienzo, sabrás exactamente dónde colocarla.

 

Alla prima

Hay mucho tiempo de espera en la pintura. Para aplicar una nueva capa de pigmento, generalmente debes dejar pasar un buen rato mientras la pintura se seca por completo. Sin embargo, con la técnica alla prima, haces exactamente lo opuesto. En este estilo, se aplica pintura fresca sobre pintura que no se ha secado en el lienzo. Impresionistas como Claude Monet y postimpresionistas como Vincent van Gogh usaron esta técnica. Esto te da la oportunidad de trabajar rápidamente y mezclar las capas en el lienzo. Es ideal para la pintura de paisajes, ya que puedes terminar el trabajo en una sola sentada.

La pintura al óleo, con sus largos tiempos de secado (que puede tomar días), se presta para probar la pintura alla prima.

 

Cuchillos de paleta y espátulas

La espátula a menudo se usa para mezclar la pintura, pero considera usarla como una forma de aplicar pigmento a tu lienzo. Dependiendo de la forma del cuchillo, puedes crear trazos con textura que no podrías lograr solo con un pincel. Debido a los bordes duros de la espátula, esta técnica es la más adecuada para la creación de marcas angulares e imágenes abstractas.

 

Impasto

pintura al óleo impasto

Fotos de stock por Pressmaster/Shutterstock

Piensa en todas las veces que has admirado las pinturas de Van Gogh. ¿Notaste cómo cada trazo era visible y la pintura sobresalía de la superficie? Esto se llama impasto, y es algo que puedes replicar. Con un pincel y una cantidad excesiva de pintura, aplique el material en capas gruesas. También se recomienda mezclar colores en el lienzo (en lugar de usar la espátula).

 

Grisalla

Grisalla es una técnica de pintura al óleo en la que la imagen es completada en tonos de gris u otro color neutral (pero grisáceo). Era muy popular a principios del Renacimiento porque imitaba el aspecto de la escultura pero era menos costoso. Hoy en día, esta técnica monocromática recuerda más a la fotografía en blanco y negro que a la escultura.

 

Bloqueo

Similar a la pintura subyacente, el bloqueo es algo que haces al comenzar una pintura. Puedes empezar aplicando los colores y formas generales de la composición en tu lienzo con pintura diluida y un pincel grande. Al hacerlo, estás creando un plan para la pintura y te estás asegurando de que los tonos y otros elementos funcionen en armonía. Luego puedes construir sobre esas capas y refinar la imagen agregando más color y detalles, o puedes dejar parte de la pintura bloqueada expuesta para mostrar la energía inicial del trabajo.

 

Claroscuro

Rembrandt pintura al óleo claroscuro

‘Self-Portrait with Two Circles' (c. 1665-1669) (Photo: Terry Long.wordpress.com via Wikimedia Commons Public Domain {PD-1923})

El claroscuro, que proviene de la palabra italiana chiaroscuro, se refiere al balance entre luz y oscuridad en un dibujo o pintura. Suele asociarse con la pintura al óleo ya que tiene su origen en el Renacimiento. Caravaggio y Rembrandt son quizás los artistas más conocidos por usar esta técnica. Sus obras muestran un fuerte contraste entre la oscuridad y la luz; es como si sus figuras estuvieran de pie en una habitación completamente oscura y bajo la luz de una sola lámpara encendida. El resultado da a sus sujetos una sensación tridimensional.

La mayoría de las pinturas figurativas al óleo utilizarán este principio. Si alguien describe una pintura como un claroscuro, probablemente sea porque hay un gran contraste entre la oscuridad y la luz.

 

Artículos relacionados:

¿Cuál es la diferencia entre la pintura acrílica y al óleo?

Un video muestra cómo los restauradores remueven 200 años de suciedad de una pintura

Entrevista: Pinturas al óleo capturan la impactante belleza de las nubes esponjosas

Ahora puedes ir a los talleres de pintura oficiales de Bob Ross gracias a Airbnb

2/2

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO