Científicos descubren un planeta en el que llueven rocas y los océanos son de lava

Exoplaneta K2-141b

Foto: Julie Roussy, McGill Graphic Design y Getty Images

Una Tierra alterna en la que llueven rocas y los océanos están llenos de lava puede parecer algo de una película de ciencia ficción, pero se trata de algo real. En 2018, un grupo de astrónomos descubrieron el exoplaneta K2-141b, y acaban de publicar un estudio sobre sus condiciones extremas.

Si bien K2-141b es del tamaño de la Tierra, no podría ser más diferente a nuestro planeta. Este exoplaneta es considerado un planeta de lava debido a su cercanía a una estrella enana naranja. Todos los planetas de lava son tan calientes que incluso es probable que algunas regiones tengan océanos de lava.  Sin embargo, lo que hace que K2-141b sea tan inusual son las otras condiciones climáticas que han descubierto los investigadores de la Universidad McGill, la Universidad de York y el Instituto Indio de Educación Científica.

Dado que es un exoplaneta con superficie, océano y atmósfera hechos de rocas, uno puede darse una idea de cómo es el clima en este planeta. Mediante el uso de simulaciones por computadora, los investigadores llegaron a unas conclusiones interesantes. Parece que dos tercios de planeta reciben luz de forma constante, debido a que está bloqueado gravitacionalmente por la proximidad de la estrella enana.

En un contraste extremo, el lado nocturno tiene temperaturas de -200°C mientras que el lado de día tiene unos impactantes 3000°C. Eso es lo suficientemente caliente no solo para derretir rocas, sino para vaporizarlas. De hecho, esta fina capa de vapor es lo que forma la atmósfera.

Este vapor eventualmente se convierte en precipitación, al igual que el ciclo del agua que encontramos en la Tierra. En K2-141b, el vapor de roca es arrastrado por fuertes vientos hacia el lado nocturno del planeta. Después llueve en los océanos de lava antes de que la corriente lo devuelva al abrasador lado del día. En ese punto, se vaporiza y el ciclo comienza de nuevo. Lentamente, con el tiempo, este ciclo cambiará la forma del planeta.

“Todos los planetas rocosos, incluida la Tierra, comenzaron como mundos fundidos, pero luego se enfriaron y solidificaron rápidamente. Los planetas de lava nos ofrecen un vistazo poco común a esta etapa de la evolución planetaria”, dice el profesor Nicolas Cowan del Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias.

El equipo ahora está trabajando para validar sus predicciones utilizando datos del telescopio espacial Spitzer, que podrían  proporcionar información sobre las temperaturas en ambos lados del planeta. Una vez que se lance el telescopio espacial James Webb en 2021, tendrán la oportunidad de verificar sus predicciones sobre el ciclo atmosférico de K2-141b.

h/t: [CBS News]

Artículos relacionados:

La NASA confirma que hay agua en la Luna

Astrónomos descubren agua en la atmósfera de un exoplaneta potencialmente habitable

Esta es la foto más detallada que se ha tomado de la superficie del Sol

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]