La NASA confirma que hay agua en la Luna

fotografia de la luna

Foto: Fotos de stock por Just Super/Shutterstock

La NASA ha confirmado algo que se sospechaba desde hace más de una década: hay agua en la Luna. Específicamente, gracias a los datos obtenidos por el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA, por sus siglas en inglés), se han encontrado rastros de agua en el lado soleado de la Luna. Si bien se ha encontrado hielo en los cráteres sombreados alrededor de los polos de la Luna, esta es la primera vez que definitivamente podemos decir que existe agua en una superficie iluminada por la luz del Sol.

Aunque las observaciones realizadas por la misión Cassini y la sonda Deep Impact arrojaron que había agua en la Luna, esas misiones no tenían forma de distinguir si las partículas eran de agua o su primo cercano, el hidroxilo. SOFIA, que es un avión de pasajeros Boeing 747SP modificado con un telescopio de 2.7 metros de diámetro, capturó datos que, sin duda, confirman la presencia de agua.

Por supuesto, no se trata de un gran lago o arroyo. En realidad, los datos muestran el equivalente a una botella de agua de 355 ml atrapada en el suelo. El hecho de que esta agua esté en el lado soleado de la Luna es notable porque, sin una atmósfera espesa, no hay nada que la mantenga en el planeta.

“Teníamos indicios de que el H2O, el agua que conocemos, podría estar presente en el lado de la Luna iluminado por el Sol”, dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica en la Dirección de Misiones Científicas en la sede de la NASA en Washington. “Ahora sabemos que está ahí. Este descubrimiento desafía nuestra comprensión de la superficie lunar y plantea preguntas intrigantes sobre los recursos relevantes para la exploración del espacio profundo”.

NASA descubre agua en la luna

Esta ilustración muestra el cráter Clavius ​​de la Luna con una ilustración que representa el agua atrapada en el suelo lunar ahí, junto con una imagen del Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA) de la NASA que encontró agua en el lado de la Luna iluminado por el sol. (Foto: NASA/Daniel Rutter)

Los hallazgos completos de SOFIA han sido publicados en Nature. El equipo, dirigido por Casey Honniball de la Universidad de Hawái en Mānoa, tiene una hipótesis sobre cómo llegó el agua a la Luna en primer lugar.

“Pensamos que el agua está principalmente en vidrio”, compartió Honniball. “Cuando un micrometeorito impacta en la Luna, derrite algo de material lunar, que se enfría rápidamente y forma un vidrio. Si ya hay agua presente, formada o liberada durante el impacto, parte del agua puede ser capturada en la estructura del vidrio mientras se enfría”.

También existe otra teoría de que hay regiones de sombra permanente en los cráteres polares. En lo alto de los bordes del cráter, hay áreas que el sol nunca toca, lo que permite que el agua prospere. Sin importar cómo llegó el agua ahí, el hecho de que exista abre posibilidades emocionantes para la NASA. Dado que planean enviar a la primera mujer y otro hombre a la Luna en 2024 con la esperanza de establecer una presencia constante para fines de la década, este recurso es clave.

Tener agua en la Luna significaría que los astronautas no tendrían que llevar tanta consigo, liberando un valioso espacio para otros suministros. Además, si el agua es utilizable, podría implementarse de varias formas: para beber, combustible y oxígeno.

Curiosamente, el primer descubrimiento de SOFIA fue casi una casualidad. El equipo estaba experimentando para ver si el telescopio era capaz de rastrear la Luna. Ahora que esta primera observación arrojó tanta información, los astrónomos están ansiosos por continuar con sus investigaciones.

“La primera vez que SOFIA miró la Luna, y ni siquiera estábamos completamente seguros de si obtendríamos datos confiables, pero las preguntas sobre el agua de la Luna nos obligaron a intentarlo”, dijo Naseem Rangwala, científico del proyecto de SOFIA en el Centro de Investigación Ames de la NASA, en Silicon Valley de California. “Es increíble que este descubrimiento surgiera de lo que era esencialmente una prueba, y ahora que sabemos que podemos hacer esto, estamos planeando más vuelos para hacer más observaciones”.

h/t: [Mashable, Science Alert]

Artículos relacionados:

Investigadores descubren un “dragón” en Marte con una cámara de alta potencia

Increíbles fotos de un cráter de hielo descubierto en Marte

Astrónomos descubren agua en la atmósfera de un exoplaneta potencialmente habitable

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO