La historia de las fotos panorámicas, desde la Guerra Civil estadounidense hasta el iPhone

Estudiantes del Wellesley College, 1903

Estudiantes del Wellesley College, 1903, por E. Chickering & Co. (Foto: Biblioteca del Congreso, división de impresiones y fotografías)

Las fotos panorámicas son tan antiguas como la fotografía misma. Los fotógrafos llevan más de un siglo y medio utilizando una gran variedad de técnicas para capturar paisajes horizontales y grandes grupos de personas. A medida que los procesos fotográficos y la tecnología evolucionaron, las panorámicas también cambiaron. Lo que en algún momento fue un proceso engorroso para los profesionales se ha convertido en una función sencilla presente en cualquier teléfono inteligente. Hoy en día, la fotografía panorámica es solo una de las muchas opciones a las que tenemos acceso con solo pulsar un botón.

Por lo general, un panorama implica una vista amplia; es decir, una imagen que es más ancha que alta. A menudo se hace referencia a los panoramas cuando hablamos de paisajes urbanos o cordilleras montañosas. Aunque las fotografías panorámicas son importantes para la fotografía de paisajes, el formato también se utiliza para otros fines, como las fotos de graduación o las vistas de 360 grados.

Una verdadera panorámica es, por lo general, una imagen que abarca unos 160 grados de visión o más. Sin embargo, en la práctica el término suele utilizarse para hablar de imágenes tomadas con una cámara de lente fija y que muestran una vista que es significativamente más amplia que alta.

Sigue leyendo para explorar la historia de las fotos panorámicas y ver cómo ha evolucionado este medio a lo largo de los años.

Vista occidental de la Acrópolis, Atenas, 1842.

Vista occidental de la Acrópolis, Atenas, 1842. Daguerrotipo de Joseph-Philibert Girault de Prangey. (Foto: Museo Metropolitano de Arte, dominio público)

 

Panoramas en placas

Vistas panorámicas del campamento del Ejército del Potomac en Cumberland Landing, en el río Pamunky, mayo de 1862.

Vistas panorámicas del campamento del Ejército del Potomac en Cumberland Landing, en el río Pamunky, mayo de 1862. Tomadas en tres placas por Williams & Rogers.(Foto: Biblioteca del Congreso, división de impresiones y fotografías)

El daguerrotipo fue la primera técnica fotográfica utilizada en masa. Una placa de cobre se hacía sensible a la luz con un recubrimiento de plata y productos químicos. Esta placa se exponía en una cámara; después, la placa se revelaba con vapor de mercurio y otros químicos que hacían aparecer y conservaban la imagen fotográfica. Este laborioso proceso producía una imagen única, a diferencia de los métodos posteriores, que producían negativos de los que se podían hacer múltiples impresiones.

Ya en 1843 se empezaron a diseñar cámaras específicas para la fotografía panorámica. Estos diseños se movían horizontalmente con a una manivela para cubrir un amplio campo de visión. Al girar el objetivo de la cámara, se exponían varias placas sucesivas (o a veces una sola placa larga).

Vista desde la cima de Lookout Mountain, Tennessee, febrero de 1864

Vista desde la cima de Lookout Mountain, Tennessee, febrero de 1864. Tomada por George N. Barnard en tres placas. (Foto: Biblioteca del Congreso, división de impresiones y fotografías)

Las imágenes resultantes podían unirse para formar una larga serie de imágenes conectadas. El mismo enfoque para la creación de panorámicas siguió utilizándose cuando el proceso de colodión húmedo sustituyó al daguerrotipo en la década de 1850. La fotografía con colodión húmedo era más fácil y barata. Las placas de vidrio se exponían en la cámara y luego se procesaban, tras lo cual las placas servían como negativos a partir de los cuales se podían hacer impresiones. Así, las impresiones panorámicas ya podían reproducirse fácilmente. Sin embargo, al igual que con las placas de daguerrotipo, el fotógrafo seguía enfrentándose a varios retos. Las placas debían estar alineadas uniformemente, y el movimiento de la cámara también debía ser suave para evitar el “bandeado” de una imagen a causa de los cambios de velocidad. La distorsión de las líneas y la perspectiva también era en gran medida inevitable.

En el siglo XIX, los fotógrafos realizaron ambiciosas panorámicas de todo tipo, desde paisajes urbanos hasta campamentos de la Guerra Civil. Los panoramas de George Barnard —fotógrafo del ejército de la Unión— eran considerados herramientas tácticas para los ingenieros del ejército y los líderes militares que planificaban sus defensas. Hoy en día, estas imágenes son valiosos registros históricos de los paisajes locales.

 

Las posibilidades de la película flexible

Desfile de bañistas, Seal Beach, California.

Desfile de bañistas, Seal Beach, California. Tomada por M.F. Weaver, c. 1917. (Foto: Biblioteca del Congreso, división de impresiones y fotografías)

La película fotográfica flexible se desarrolló por primera vez en la década de 1880. Ya sea en forma de rollos u hojas, este nuevo material inspiró una serie de cámaras que pusieron la fotografía panorámica al alcance de los fotógrafos aficionados. Este desarrollo formó parte de una comercialización y democratización mucho mayor de la fotografía con película que fue liderada en gran medida por las cámaras asequibles y el marketing inteligente de la compañía Eastman Kodak.

Las cámaras panorámicas que utilizan película flexible normalmente se dividían en dos categorías. Con las cámaras de lente giratoria, un objetivo giraba mientras exponía una “rendija” de imagen sobre la película fija. En las cámaras con rotación de 360 grados —también conocidas como cámaras panorámicas giratorias— el objetivo de la cámara gira mientras un motor sincrónico mueve la película.

 

Panoramas listos para el consumidor

Kodak Núm.3A Panoram

La Kodak Núm.3A Panoram, producida entre 1926-1928 con un diseño similar a los modelos anteriores. (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

La primera cámara panorámica diseñada para el público en general fue la Al-Vista, lanzada en 1898. Esta cámara de lente oscilante llegó a fabricarse en múltiples tamaños, ya que la película se vendía en distintos anchos. En el interior de la cámara, un carrete sostenía la película y hacía avanzar los fotogramas sobre un plano curvo. El objetivo recorría el plano de la película para exponerla. Este movimiento podía ajustarse a diferentes velocidades para adaptarse a las condiciones de iluminación (es decir, cuanto más oscuras fueran las condiciones, más lenta sería la velocidad).

Poco después del lanzamiento de la Al-Vista, Kodak sacó a la venta su propia cámara panorámica de lente abatible, basada en los diseños de Frank A. Brownell, el hombre detrás de la cámara Kodak Brownie. La Panoram Núm. 4 y la Panoram Núm. 1 ya estaban a la venta en 1900. Aunque con un diseño similar, la Núm. 4 ofrecía un negativo más grande, un campo de visión más amplio y era más cara. Varios modelos de la Panoram siguieron a la venta hasta finales de la década de 1920.

Panorámica tomada durante la fallida expedición polar de Ziegler de 1903-1905

Latitud 82 N., Panorámica tomada durante la fallida expedición polar de Ziegler de 1903-1905. Tomada con una cámara Kodak Panoram Nún. 1. (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Las cámaras panorámicas con lente oscilante, relativamente asequibles, utilizaban rollos de película de tamaño similar a los actuales rollos de 120 mm. Sin embargo, los fotógrafos profesionales solían utilizar rollos de película de mayor formato; estos podían tener hasta 16 pulgadas de ancho y 20 pies de largo.  Se podía utilizar para crear imágenes de contacto simplemente colocando el negativo grande sobre el papel fotográfico y exponiendo la superficie. Con esta película de mayor tamaño, los profesionales solían utilizar una cámara conocida como Cirkut.

La Cirkut era una cámara panorámica giratoria en la que la película se movía junto con el objetivo. Era capaz de ofrecer una visión completa de 360 grados. Introducida en 1904, la cámara era voluminosa y requería un trípode para su uso. La cámara fue producida en diferentes variaciones hasta 1949 por una división subsidiaria de Eastman Kodak. Tal y como se describe en uno de los primeros catálogos, la cámara era versátil en una época en la que los fotógrafos profesionales seguían confiando en los negativos de placa de vidrio para sus retratos. “El Cirkut Panoramic Outfit es en sí mismo un producto muy completo, ya que está compuesto por una cámara que se puede utilizar de forma ordinaria para las placas cuando se desee y un accesorio panorámico que se acopla fácil y rápidamente a la cámara, convirtiéndola así en un equipo panorámico”, se anunciaba en el catálogo.

Frederick W. Brehm trabajaba para Kodak y ayudó a desarrollar la cámara Cirkut. En su carrera como fotógrafo profesional, utilizó esta cámara con frecuencia. En 1906, Brehm realizó una panorámica de 360 grados del paisaje urbano de Washington, D.C. La panorámica produjo un impresionante negativo de 6 metros de largo. Sin embargo, la mayoría de los proyectos de Brehm —como los de otros fotógrafos panorámicos contemporáneos— giraban en torno a la vida cotidiana de su ciudad y sus habitantes. Brehm tomó fotos de todo, desde soldados hasta reuniones familiares y estadios de béisbol. En el trabajo de Brehm y de otros como Miles Weaver, el fotógrafo disponía a sus sujetos en una formación curva para que la disposición apareciera como una línea recta en la película (dato curioso: mientras la cámara giraba, algunas personas corrían detrás de la cámara para salir en la imagen por segunda vez).

Cámara rusa Horizon, 1967

Una cámara rusa Horizon, 1967. (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

A lo largo del siglo XX, la fotografía se hizo cada vez más accesible. Con el tiempo, la película de 35 mm llegó a dominar el mercado. Las cámaras con cuerpo de plástico se basaban en un principio muy similar al de los primeros sistemas de lentes móviles para consumidores. Entre ellas se encuentran ejemplos como la cámara rusa Horizon, que salió a la venta por primera vez en 1967. Hoy en día, todavía se puede experimentar con cámaras panorámicas compactas de 35 mm, incluida la Horizon. Otras cámaras panorámicas de película disponibles en la actualidad suelen utilizar un enfoque de objetivo fijo, como las bonitas cámaras panorámicas estenopeicas diseñadas por Ondu.

 

Evolución digital

Foto panorámica de un atrio

Un atrio fotografiado en 2003. Imágenes de una Nikon Coolpix 5000, con un cabezal pano Kaidan y un trípode Manfrotto. La imagen se unió con PTgui.(Foto: Rich Niewiroski Jr. vía Wikimedia Commons, CC BY 2.5)

Aunque la película aún se utiliza, las cámaras digitales dominan hoy en día. Al igual que las panorámicas del siglo XIX creadas a partir de múltiples daguerrotipos o negativos de placa húmeda, las primeras panorámicas digitales se obtenían tomando imágenes mientras la cámara giraba alrededor de un eje. Al permitir que las imágenes se superpongan un poco, se puede utilizar un programa informático para “unir” las imágenes digitales. Otro método utiliza cámaras catadióptricas —un sistema de espejos y lentes— para capturar un campo de visión increíblemente amplio desde un único punto. Esta imagen se puede aplanar para crear una panorámica. Una de las ventajas de este sistema es la posibilidad de capturar toda la panorámica en un momento.

 

La fotografía panorámica hoy

Foto de los Alpes tomada en modo panorámico

Esquí en Suiza en marzo de 2019, fotografiado en modo panorámico con un iPhone 6 (Foto: MADELEINE MUZDAKIS/My Modern Met)

Hoy en día, la mayoría de la gente se pasea con una aproximación digital de la cámara Cirkut en el bolsillo. El modo panorámico de un smartphone funciona de forma muy parecida a como lo hacían las cámaras antiguas. La persona que sostiene el teléfono debe girar alrededor de un eje hasta conseguir el campo de visión deseado. La cámara capta digitalmente la imagen mientras gira, de forma muy parecida a lo que ocurre con una cámara de lente giratoria. Es importante mantener las manos firmes y la velocidad uniforme; si se mueve demasiado rápido, se verán bandas en la imagen, un problema al que se han enfrentado los fotógrafos panorámicos durante casi dos siglos.

Puede que los medios para tomar imágenes panorámicas hayan avanzado mucho, pero las imágenes en sí siguen siendo impresionantes por su tamaño y campo de visión. La próxima vez que saques tu teléfono para capturar una vista impresionante o fotografiar una fiesta de familiares y amigos, piensa en utilizar el modo panorámico. Tal vez los amigos puedan correr detrás de ti, apareciendo varias veces en una sola imagen. Quizás hasta puedas capturar una vista completa de 360 grados en tu lugar favorito.

El modo panorámico está lleno de posibilidades. ¡Te invitamos a experimentar con él!

Foto panorámica de las montañas Adirondack tomada con un iPhone

Las montañas Adirondack tomadas en modo “pano” en el otoño de 2020, iPhone 11 Pro. (Foto: MADELEINE MUZDAKIS/My Modern Met)

Artículos relacionados:

Esta inusual foto de 1894 muestra a una joven nativa americana sonriendo a la cámara

10 Datos sobre Ansel Adams, pionero de la fotografía y el naturalismo

La Primera Guerra Mundial a color en asombrosas imágenes de hace 100 años

Este joven estudiante retrató las calles de Noruega en el siglo XIX con una cámara oculta

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, actualmente está realizando un Máster en Gestión Cultural en la Universidad Carlos III de Madrid. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.

CONTENIDO PATROCINADO