Home / Arte / Historia del arte15 Cosas que debes saber acerca del extraño y encantador ‘Jardín de las delicias’

15 Cosas que debes saber acerca del extraño y encantador ‘Jardín de las delicias’

El jardín de las delicias - Hieronymus Bosch

“El jardín de las delicias” de Jheronimus Bosch (c. 1490 – 1510). Museo del Prado.
Este post puede contener links de afiliados. Si realizas una compra, My Modern Met puede obtener una comisión. Por favor lee nuestra divulgación de afiliados para mayor información.

Una representación de un mundo surrealista que abarca desde placer orgiástico hasta horrores inimaginables, El jardín de las delicias de Jheronimus Bosch, mejor conocido como el Bosco, ha fascinado al público durante siglos. Parte del acervo del Museo del Prado de Madrid, resulta difícil de creer que esta extraña pintura —llena de máquinas que parecen pertenecer a la historia de Willy Wonka y criaturas híbridas en situaciones extrañas— fue creada hace más de 500 años.

A pesar del acceso actual a datos sobre obras de arte históricas, es sorprendente lo mucho que todavía no sabemos acerca del Jardín de las delicias. El Bosco fue un maestro del arte del Renacimiento flamenco temprano, y buena parte de su obra está teñida de tonos macabros.

Aunque se trataba de un artista altamente individualista, los historiadores solo atribuyen 25 obras a este maestro. Lo poco que sabemos del Bosco, quien no dejó registro o diario escrito alguno, proviene de su nombre de pila. Jheronimus es un derivado de su lugar de nacimiento, ‘s-Hertogenbosch o “Den Bosch”, que significa “el bosque”. El Bosco provenía de una familia de pintores, entre ellos su abuelo, su padre y sus tíos—de todos los cuales hay registro de su trabajo en la zona. Aunque no podemos estar seguros, se cree que estos miembros de su familia le habrían enseñado a pintar.

Si bien sus pinturas fantásticas y macabras pueden parecer algo morbosas hoy en día, fueron un éxito inmediato. Muchos pintores copiaron su estilo, siendo el más famoso Pieter Bruegel. Pero, ¿qué tiene el Bosco y El jardín de las delicias que sigue encantando al público? Echemos un vistazo a su obra más famosa y analicemos el misterio que ha cautivado y confundido a los historiadores.

Conoce más acerca del Jardín de las delicias, la extraña y encantadora pintura surrealista del Bosco.

Simbolismo de

Panel central de “El jardín de las delicias”

Los orígenes del Bosco siguen siendo un misterio.

Se sabe sorprendentemente poco acerca de este influyente artista. No sabemos su fecha de nacimiento, nivel de estudios, o incluso quiénes eran sus clientes. Los historiadores dependen en gran medida de los registros escritos para obtener información acerca de los artistas renacentistas, pero como ninguno de los escritos del Bosco ha sobrevivido, esto los pone en desventaja. Esto también ha dejado su obra abierta al debate, ya que los historiadores del arte intentan interpretar el simbolismo detrás de sus pinturas.

El Bosco no fechó sus pinturas.

Como se sabe poco del Bosco y no fechaba su obra, los historiadores del arte han tenido que hacer una estimación teniendo en cuenta una serie de factores, incluyendo la edad de los paneles de madera y la inclusión de una piña—una fruta del Nuevo Mundo que indica que debió ser pintada después del viaje de Colón a América. Actualmente se cree que fue pintada entre 1490 y 1510.

Es más grande de lo que crees.

Cuando está abierto, el tríptico gigante mide un poco más de 2 metros pies de alto y casi 4 metros de largo. El panel central por si solo mide 1.95 metros de ancho.

Jardín de las delicias del Bosco

Detalle

La pintura al óleo era todavía un medio bastante nuevo cuando se pintó la obra.

El Bosco pintó El jardín de las delicias con pintura al óleo sobre paneles de roble. En ese momento, la pintura al óleo todavía tenía menos de 100 años. Según Giorgio Vasari en The Lives of the Artists, el artista flamenco Jan Van Eyck creó la técnica alrededor del año 1410. Van Eyck no fue el primero en hacer pintura al óleo, pero sí agregó aglutinantes que permitieron una mejor fijación con el pigmento.

Se cree que las obras del Bosco fueron un éxito inmediato.

La primera mención del Jardín de las delicias es de 1517, un año después de la muerte del Bosco. En esa época, estaba expuesta en el palacio municipal de los condes de la Casa de Nassau en Bruselas. Se trataba de una ubicación destacada debido a las visitas de jefes de Estado y de magistrados, lo que nos dice que la obra ya tenía un valor muy alto en ese momento. Otros indicadores de su éxito fueron los tapices y las copias pintadas que se hicieron de la obra después de su muerte.

Jardín de las delicias del Bosco

Detalle

No sabemos para quién fue hecho, pero definitivamente no era un retablo. 

Con los montones de figuras desnudas en el panel central, es improbable que la obra hubiera sido pensada como un retablo de iglesia. Aunque las figuras no participan en ningún acto sexual explícito, la escena alucinógena habría sido un poco exagerada en el contexto de una iglesia.

En cambio, es probable que haya sido un encargo de un mecenas privado. La Dra. Sally Hickson, profesora de historia del arte en la Universidad de Guelph, describe la obra del Bosco como “una especie de cine en casa renacentista para clientes ricos”.

El jardín de las delicias es un nombre erróneo moderno.

Aunque así lo llama el público, el título por el que comúnmente se conoce la obra en realidad no es el correcto. El jardín de las delicias describe al panel central de la pintura, pero se ha convertido en el nombre moderno de toda la pieza.

detail garden of earthly delights triptych bosch

Paneles izquierdo y derecho de “El jardín de las delicias”

Hay una forma específica de leer la pieza, como un libro.

Lo más probable es que el tríptico estuviera destinado a ser leído de izquierda a derecha, ya que el significado de cada panel está interconectado. El panel exterior izquierdo muestra a Dios presentando a Eva a Adán y el panel derecho representa los tormentos del infierno. El panel central, y el más conocido, es el que da nombre a la pieza. Este jardín muestra las tentaciones surrealistas y bizarras de la Tierra. Así, leyendo de izquierda a derecha, podemos ver cómo el hombre fue creado, vivió y luego fracasó debido a su propio comportamiento.

Tríptico cerrado del Jardín de las delicias

Cierra los paneles y encontrarás una sorpresa.

Cuando los paneles izquierdo y derecho están cerrados, es posible ver el exterior del tríptico, que Bosch pintó en grisalla. El término grisalla se utiliza para describir una pintura totalmente realizada en tonos de gris o colores neutros. Era común que los retablos holandeses de la época trabajaran en grisalla en los paneles exteriores para que contrastaran con el interior colorido.

La obra ilustra al mundo con un detalle impresionante, envuelto en un globo terráqueo claro. En la esquina superior izquierda se puede ver la pequeña figura de Dios, que lleva una tiara papal. Junto a él, una inscripción del Salmo 33:9 dice: “Porque él habló, y se hizo realidad; él mandó, y se mantuvo firme”.

La pintura ha sido interpretada como una representación del tercer día de la Creación, después de la creación de la vida vegetal pero antes de los seres humanos y los animales, o del diluvio universal debido a que la mitad del globo terráqueo está llena de agua.

Hombre árbol - autorretrato del Bosco en el Jardín de las delicias

Detalle del “hombre árbol”

Puede que el artista se haya pintado a sí mismo dentro de su obra de arte.

Aunque –como muchas cosas sobre la vida y obra de Bosch– es imposible verificarlo, algunos creen que el artista incluyó un autorretrato en el panel del infierno. La teoría fue propuesta por primera vez por el historiador de arte Hans Belting en su libro sobre la pintura.

La curiosa figura en cuestión, conocida como el “hombre árbol”, es el punto focal del panel derecho que muestra a los condenados. Tiene una cabeza humana, pero un torso cavernoso donde tres personas desnudas, sentadas sobre un animal, están alrededor de una mesa.

Fresas en el Jardín de las delicias

Detalles con fresas del panel central

En el siglo XVII, era conocida como “la pintura de la fresa”.

La descripción se debe al prominente madroño del panel central. De hecho, las fresas están dispersas por toda la obra, lo que las convierte en un tema recurrente. En una escena, una pareja se alimenta de fresas; en otra, la gente recoge manzanas de un árbol mientras que un hombre le ofrece una fresa a una mujer.

Como en todos los aspectos del cuadro, hay diferentes interpretaciones sobre el significado de todas estas fresas. Con su abundancia de semillas, ¿son una referencia a la promiscuidad? ¿O acaso siguen la tradición católica de simbolizar el renacimiento y la rectitud?

Jardín de las delicias el Bosco

Detalle

Su interpretación ha desafiado a los académicos durante generaciones. 

Entonces, ¿qué significa todo esto? La respuesta a esta pregunta ha eludido a los académicos durante siglos, sobre todo debido a nuestra falta de conocimiento sobre el propio Bosco.  El gran historiador del arte alemán Erwin Panofsky escribió una vez: “A pesar de todas las investigaciones ingeniosas, eruditas y en parte extremadamente útiles dedicadas a la tarea de ‘descifrar a Jheronimus Bosch’, no puedo evitar sentir que el verdadero secreto de sus magníficas pesadillas y sueños aún no se ha revelado. Hemos hecho algunos agujeros en la puerta de la habitación cerrada; pero no parece que hayamos descubierto la llave”.

Muchos lo leen como una historia de la caída de la gracia de Dios, mientras que otros lo ven como una utopía. Incluso hay un sitio web entero dedicado a mirar El jardín de las delicias a través de una lente esotérica. Puede que nunca sepamos lo que significa, pero la búsqueda de símbolos en esta obra misteriosa es parte de la diversión.

Retrato de Felipe II por Tiziano width=

El cuadro fue instalado en el Museo del Prado durante la guerra civil española. 

El jardín de las delicias llegó a España después de que el rey Felipe II lo adquiriera en una subasta en 1591. La pintura fue exhibida en su hogar, el Escorial.  El cuadro es una pieza emblemática de la colección del Museo del Prado desde 1939. El gobierno lo trasladó desde el Escorial para su custodia durante la guerra civil española y desde entonces ha permanecido como parte de la colección. Una disputa en 2014 amenazó con sacarla del Prado, pero desde entonces se ha firmado un acuerdo que permitió que la famosa obra se quedara en el museo.

Artistas inspirados por el Jardín de las delicias

“El gran masturbador” de Salvador Dalí (1929). Museo Reina Sofía. / ‘El campo labrado’ de Joan Miró (1923). Museo Guggenheim.

La obra tuvo una gran influencia en los pintores surrealistas de la década de 1920.

Si el mundo raro y loco de Bosch te recuerda al trabajo de Salvador Dalí y de otros surrealistas, es por una buena razón. Dalí y Joan Miró vieron la obra en persona en el Prado y realizaron obras de pintura que rinden homenaje a la obra de Bosch. Al retratar personajes demasiado sexualizados y animales híbridos, están citando indirectamente al maestro holandés.

Versión digital del Jardín de las delicias

¿No puedes ir a Madrid? Aún puedes ver el tríptico gracias a una exposición interactiva en línea.

Gracias a la tecnología moderna, no tienes que volar a Madrid para ver El jardín de las delicias. Con motivo del 500 aniversario de la muerte del Bosco, un grupo de cineastas e historiadores de arte organizaron una fantástica exposición interactiva en 2016, que te permite ver la obra a detalle y escuchar ensayos de audio sobre la pieza.

Artículos relacionados:

Imagen de mujer tatuada con ‘El jardín de las delicias’ no es lo que parece ser

7 de las obras maestras más terroríficas de la historia del arte

Memento Mori: Vida y muerte en el arte occidental, desde las calaveras hasta la naturaleza muerta

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO