Home / Arte / Historia del arte / 10 Datos sobre la increíble vida de Leonardo da Vinci

10 Datos sobre la increíble vida de Leonardo da Vinci

retrato de Leonardo da Vinci

“Retrato de Leonardo da Vinci”, atribuido a Francesco Melzi, 1515-1517. (Foto: Dominio público vía Wikipedia)

Desde la Mona Lisa hasta el Hombre de Vitruvio, la obra de Leonardo da Vinci es mundialmente famosa. Como una de las figuras principales del Renacimiento, Leonardo era más que un pintor; también era científico, músico, ingeniero y matemático. Más tarde se descubrió que muchas de sus reflexiones y teorías científicas tenían una base real y sus pinturas han dejado una marca indeleble en la historia del arte.

Junto con Miguel Ángel y Rafael, Leonardo es considerado uno de los pilares del Renacimiento italiano. Nacido en 1452, su carrera comenzó cuando este gran periodo del arte se estaba cocinando, y mantuvo el mismo paso que sus colegas jóvenes a lo largo de su carrera.

Así que, ¿qué tanto sabemos sobre la vida de este gran pensador? ¿De dónde vino su sed de conocimiento y hasta dónde lo llevó? Como podrás imaginar, su amor por el aprendizaje y su mente creativa lo condujeron por caminos diferentes. Echemos un vistazo a algunos datos interesantes sobre la vida de Leonardo da Vinci para entender mejor su icónica obra y su extraordinario legado.

Aquí tienes 10 datos sobre Leonardo da Vinci, una de las figuras más importantes del Renacimiento.

 

Virgen de las rocas por Leonardo da Vinci

“La Virgen de las Rocas” por Leonardo da Vinci, entre 1483 y 1486. (Foto: Dominio público vía Wikipedia)

 

No tenía un apellido real

Aunque muchos nos referimos a él como “da Vinci”, la verdad es que Leonardo no tenía un apellido, al menos no como lo pensamos en el sentido moderno. Da Vinci literalmente significa “de Vinci”, su ciudad natal. Esto era algo común en ese momento. Durante la vida de Leonardo, los apellidos hereditarios se hicieron más populares entre la clase alta, y se convirtieron en una práctica común hasta mediados del siglo XVI. Es por eso que todavía encontrarás que la mayoría de los museos y libros académicos simplemente se refieren a él como Leonardo.

 

Era un hijo ilegítimo

Leonardo nació fuera del matrimonio. Sus padres eran Ser Piero, un rico notario florentino, y una joven campesina llamada Caterina. La madre de Leonardo se casó con un artesano poco después de su nacimiento.

Leonardo fue tratado como el hijo legítimo de Ser Piero y creció en la finca de su familia. También tenía 12 medios hermanos del lado de su padre, quienes eran mucho más jóvenes que él y con quienes tenía poco contacto.

 

No recibió educación formal

Dada su genialidad, puede ser sorprendente saber que Leonardo no recibió mucha educación formal. Aprendió los conceptos básicos de lectura, escritura y aritmética, pero gran parte de su profundo aprendizaje llegó en una etapa posterior de su vida.

Por ejemplo, el latín, que era el idioma de los académicos en ese momento, era algo que en gran medida aprendió por su cuenta. Por otro lado, Leonardo ya era un treintañero cuando las matemáticas avanzadas, un tema que le apasionaba, entraron en su vida.

 

boceto de da vinci

“Estudio de dos guerreros' Cabezas para la batalla de Anghiari” por Leonardo da Vinci, 1504-1505. (Foto: Dominio público vía Wikipedia)

 

No pintaba mucho

Aunque Leonardo es considerado uno de los mejores pintores de todos los tiempos, su producción artística fue relativamente pequeña. De hecho, solo hay unas 17 obras sobrevivientes que se le pueden atribuir definitivamente.

Parte de esto se debió a su mente activa. Ocupado con investigaciones científicas y asuntos de ingeniería, a menudo pasaba largos periodos en los que no aceptaba comisiones ni pintaba mucho.

Algunas de sus obras famosas, como La batalla de Anghiari y Leda, se conocen solo a través de bocetos preparatorios o copias realizadas por otros pintores después de haberse perdido, destruido o deteriorado con el tiempo. Sin embargo, su reputación incomparable habla del poder de su arte. Incluso con tan pocas pinturas completas, es imposible negar su influencia en los artistas de su época y en las generaciones venideras.

 

Debutó como aprendiz a los 15 años

Como era típico en esa época, Leonardo comenzó su formación artística en la adolescencia. Gracias a la buena reputación de su padre, pudo ingresar al estudio del respetado artista Andrea del Verrocchio a los 15 años.

Fue aquí donde no solo aprendería los conceptos básicos de pintura y escultura, sino también de ingeniería y artes técnicas. Esto incluía cosas como química, dibujo y metalurgia. Al mismo tiempo, también trabajó en el taller de Antonio Pollaiuolo, ya que estaba ubicado justo en la tienda de al lado.

A los 20 años fue aceptado en el gremio de pintores de Florencia, pero continuó pasando los siguientes cinco años bajo la tutela de Verrocchio antes de emprender una carrera por su cuenta.

 

dibujo de feto de Leonardo da Vinci

Estudio en cuaderno de un feto por Leonardo da Vinci, c. 1510-1513. (Foto: Dominio público vía Wikipedia)

 

Le fascinaba el cuerpo humano

La sed de conocimiento de Leonardo también se extendió al cuerpo humano. No contento con estudiar lo que ya estaba publicado, profundizó su conocimiento al realizar hasta 30 disecciones humanas en hospitales de Milán, Florencia y Roma.

Su pasión por la anatomía creció tanto que se convirtió en un área de estudio propia para el artista, independientemente de cómo influyó en su trabajo artístico. Desde el principio, no solo estaba interesado en la estructura de la anatomía, sino que también comenzó la investigación fisiológica. Sus dibujos que muestran cómo el cerebro, el corazón y los pulmones funcionan como el núcleo del cuerpo todavía son reconocidos como un gran logro en la ciencia. De hecho, sus dibujos anatómicos ayudaron a sentar las bases de la ilustración científica moderna.

 

Bill Gates posee su cuaderno

Con un gran apetito por el conocimiento, no debería sorprendernos que fuera un escritor prolífico. Muchos de los cuadernos de Leonardo se encuentran en instituciones prominentes como la Biblioteca Británica y el Museo Victoria & Albert, pero uno, en particular, está en manos de un genio moderno.

El Codex Leicester fue comprado por Bill Gates, cofundador de Microsoft, en 1994 por 30.8 millones de dólares.

El cuaderno de 72 páginas fue escrito entre 1506 y 1510. Contiene una serie de reflexiones científicas sobre todo, desde las razones por las cuales el cielo es azul hasta la luminosidad de la Luna, hasta cómo funciona el movimiento del agua y cómo se originaron los fósiles.

 

estudios de caballos por Leonardo da Vinci

Estudios de caballos por Leonardo da Vinci, c. 1490. (Foto: Dominio público vía Wikipedia)

 

Su obra maestra fue arruinada por la guerra

Leonardo es mejor conocido por obras revolucionarias como la Mona Lisa y La última cena pero, desafortunadamente para nosotros, su mayor trabajo nunca vio la luz del día.

En 1482, Leonardo dejó Florencia para partir hacia Milán, aparentemente atraído por una comisión para una enorme estatua ecuestre en honor a Francesco Sforza. Cuando se completó, habría sido más grande que las otras dos estatuas ecuestres del Renacimiento realizadas por Donatello y el antiguo mentor de Leonardo, Verrocchio.

La escultura hubiese tenido casi 5 metros de altura y fue comisionada por el hijo de Sforza, quien era en ese entonces el duque de Milán. Leonardo trabajó durante 17 años en el proyecto, que recibió el sobrenombre Gran Cavallo (“Gran Caballo”). Dedicar tanto tiempo a una pieza no era inusual para Leonardo, dada su búsqueda de otros intereses.

Después de 12 años, en 1493, se exhibió un modelo de arcilla de la escultura y Leonardo trabajó en planes detallados para fundirlo en bronce. Desafortunadamente, el metal que se utilizaría para la escultura fue designado para cañones, ya que la amenaza de invasión francesa era inminente. De hecho, el duque fue derrocado en 1499 y el modelo de arcilla se arruinó cuando las tropas francesas invadieron la ciudad, robándonos lo que habría sido uno de los grandes monumentos del Renacimiento.

 

Trabajó como arquitecto e ingeniero militar

Unos años después de concluir la escultura ecuestre, Leonardo llegó a un acuerdo con el famoso César Borgia. Hijo del papa Alejandro VI, fue comandante en jefe del ejército papal y conocido por la forma despiadada en que mantuvo el control y trató de dominar los diferentes estados italianos.

Leonardo pasó 10 meses como “arquitecto militar superior e ingeniero general”. Como tal, viajó por los diferentes territorios de Borgia para examinarlos. También creó muchos planos de ciudades y mapas topográficos, que presagiaron la cartografía moderna.

 

Pasó sus últimos años en Francia

Cuando Leonardo tenía 60 años, se vio obligado a abandonar Milán debido a la agitación política. Esto lo llevó a Roma, donde fue recibido por Giuliano de Médici, hermano del papa. Aunque Leonardo esperaba encontrar trabajo en Roma, simplemente le dieron un estipendio y lo dejaron solo, mientras que otros artistas como Rafael y Miguel Ángel estaban trabajando arduamente en comisiones para el papa.

Esto frustró mucho a Leonardo y, por lo tanto, cinco años después, aceptó con gusto una oferta del rey de Francia para ir a trabajar para él. Dejó Italia a los 65 años en 1516 y nunca volvió. Si bien no pintó mucho mientras estuvo en Francia, pasó mucho tiempo trabajando en sus proyectos científicos. Murió pocos años después de llegar a Francia y fue enterrado en la Colegiata de Saint Florentin en el castillo de Amboise. Desafortunadamente, la iglesia fue dañada durante la Revolución francesa, algo que llevó a su demolición en 1802. Como algunas de las tumbas también fueron destruidas, esto ha dificultado que los historiadores sepan dónde están sus restos.

 

Artículos relacionados:

Las 1,119 páginas del “Codex Atlanticus” de Leonardo Da Vinci ya están disponibles en línea

Dibujos secretos han sido descubiertos debajo de una valiosa pintura de Leonardo da Vinci

El significado del famoso “Hombre de Vitruvio” de Leonardo da Vinci

‘La última cena’ de Leonardo da Vinci: conoce la historia y los detalles de esta famosa pintura

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO