Home / Arquitectura / Kiosco Morisco: una joya arquitectónica de la Ciudad de México

Kiosco Morisco: una joya arquitectónica de la Ciudad de México

kiosco morisco

Foto: Fotos de stock de Benson Truong/Shutterstock

El kiosco morisco es un tesoro arquitectónico que se localiza a unos kilómetros del centro de la Ciudad de México. Ubicado en la Alameda de Santa María la Ribera, el kiosco morisco destaca por su singular arquitectura, cuyos detalles de inspiración árabe–algo poco convencional en la arquitectura mexicana–lo han convertido en una de las estructuras más queridas de la capital mexicana. Sin embargo, su historia es tan interesante como su diseño.

El kiosco fue diseñado por el ingeniero José Ramón Ibarrola, quien imaginó una estructura completamente de hierro para el pabellón de México en la Exposición Mundial de Nueva Orleans en 1884-1885. En ese entonces no había fundiciones en México que tuvieran la capacidad de crear una estructura de ese tamaño, por lo que todo apunta a que fue gracias a Andrew Carnegie, uno de los grandes empresarios del acero en Pittsburgh, Estados Unidos, que el kiosco pudo ser construido.

historia del kiosco morisco

“Gente bajando del kiosco Mudéjar, en la Alameda Central” . Foto: Casasola / Instituto Nacional de Antropología e Historia / Sistema Nacional de Fototecas (CC BY-NC-ND 4.0)

El pabellón de hierro desmontable fue usado una vez más para representar a México en una feria mundial, esta vez en la Exposición Universal de San Luis en 1904. Dos años años después, el pabellón llegó a la Ciudad de México, donde fue instalado en el costado sur de la Alameda Central, el parque más importante de México y el primer jardín público del continente americano. Ahí, fungió como escenario para sorteos de lotería. Sin embargo, cuando el presidente Porfirio Díaz comenzó a diseñar los planes para la celebración del centenario de la Independencia de México, decidió construir un nuevo monumento en el lugar que ocupaba el Kiosco Morisco: el Hemiciclo a Juárez.

A petición de los habitantes de la colonia Santa María la Ribera, un barrio que vivió su esplendor a principios del siglo XX y que en ese entonces estaba a las afueras de la ciudad, el kiosco fue instalado en su sitio actual, donde fue reinauguarado el 26 de septiembre de 1910 con una ceremonia oficial.

kiosco morisco de sta maria la ribera

Foto: Fotos de stock de DeltaEnrique/Shutterstock

En 1972, el Instituto Nacional de Antropología e Historia lo declaró Monumento Artístico de la Nación. Más de 30 años después, en 2003, fue sometido a una restauración para devolverlo a su esplendor original en la que participaron 85 trabajadores. Además, se añadieron recursos tecnológicos como bloqueadores de rayos UV y una cubierta para proteger contra la lluvia ácida. También se reinstalaron piezas originales que se habían desprendido y habían sido recuperadas por los vecinos, como el asta bandera.

El kiosco recibe su nombre de la clara influencia árabe de su diseño: los moriscos fueron los árabes de al-Ándalus (nombre de la península ibérica durante el dominio árabe) que fueron convertidos al catolicismo. El diseño, que recuerda fuertemente a la arquitectura mudéjar, incluso despertó rumores de que el kiosco había sido donado por un jeque árabe. Su característica principal son los patrones que cubren toda la estructura, sostenida por 44 pilares externos y 8 internos. Su espectacular domo es coronado por un águila de bronce que devora a una serpiente: un símbolo nacional.

domo de kiosco morisco

Foto: Luisalvaz/Gobierno CDMX (Vía Wikimedia Commons Dominio Público)

Hoy en día, el Kiosco Morisco es el símbolo de uno de los barrios más fascinantes de la ciudad–uno que ha vivido un renacimiento en los últimos años–, fungiendo como punto de encuentro para los vecinos. Es también una cápsula del tiempo que nos ofrece un vistazo al México de principios del siglo XX, y una de las joyas ocultas de la arquitectura de la capital mexicana.

Artículos relacionados:

“Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”: el mural clave de Diego Rivera

La cautivadora historia del Real Alcázar de Sevilla y el arte que ha inspirado

Pedro Ramírez Vázquez: el genio de la arquitectura mexicana moderna

Descubre la opulenta belleza de la Alhambra de Granada

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO